• pdf 70X70Indicadores Macroeconómicos Mozambique y Chile
  • Comercio Bilateral Mozambique y Chile 2008 – 2013
  • Principales Exportaciones Mozambique 2013
  • Partidas del Comercio Bilateral Mozambique y Chile 2013
  • pdf 70X70Indicadores Macroeconómicos Cuba y Chile
  • Comercio Bilateral Cuba y Chile 2008 – 2013
  • Principales Exportaciones Cuba 2013
  • Partidas del Comercio Bilateral Cuba y Chile 2013

La instancia organizada por la DIRECON, reúne a distintos ministerios y agencias del gobierno con el propósito de coordinar el intenso trabajo que se realiza a nivel sectorial, para avanzar en los diversos estándares propuestos por la OCDE para temas como educación, finanzas, medioambiente, entre otros.

 

Más de 30 representantes de distintos ministerios y agencias del gobierno, participaron el 22 de julio en la segunda reunión 2014 de la Red de Encargados de Temas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en Chile, instancia coordinada  por DIRECON. El encuentro, que reúne periódicamente a los encargados sectoriales de las distintas materias que analiza la OCDE (hay más de 250 comités), se realiza con el propósito de poner en común los múltiples temas, estudios y políticas públicas que se están trabajando y que toman en cuenta los lineamientos que sugiere esta Organización.

IMG_7410

La directora de Asuntos Económicos Multilaterales de la DIRECON, Paulina Nazal.

La directora de Asuntos Económicos Multilaterales de la DIRECON, Paulina Nazal, reiteró en sus palabras de bienvenida la importancia de la OCDE como una gran promotora de las políticas públicas que hoy son referentes en el mundo.

“EN OCDE tenemos una oportunidad única de compararnos de igual a igual con las mejores políticas públicas del mundo, para seguir perfeccionando y avanzando en las nuestras”, dijo.

Asimismo, señaló el interés de Chile por presidir la reunión del Consejo a nivel Ministerial en el año 2016, lo que será debatido durante la próxima visita de la Embajadora del país ante la OCDE, Claudia Serrano, quien se reunirá con la Red de Encargados el 5 de agosto.

Agenda de la reunión

Durante el encuentro, la jefa del departamento OCDE de DIRECON, Viviana Araneda, destacó los principales resultados de la pasada reunión del Consejo a nivel Ministerial de la OCDE 2014, realizada a fines de junio en París.

Asimismo informó sobre la participación de altos funcionarios de DIRECON en una reunión con autoridades costarricenses, para informar y compartir experiencias sobre el proceso de acceso de ese país de Centroamérica a la Organización.

Finalmente, se analizaron los énfasis que proyecta el gobierno de Chile en relación a la OCDE para los próximos años. Las agencias públicas involucradas en esta labor a nivel sectorial expusieron su visión, la que permitirá elaborar un documento consensuado de trabajo.

A la reunión asistieron:

  1. AGCI
  2. ChileCompra
  3. Comité de Inversiones Extranjeras
  4. CONICYT/Programa de Cooperación Internacional
  5. CORFO
  6. Fiscalía Nacional Económica
  7. Instituto Nacional de Estadísticas
  8. Ministerio de Agricultura/ODEPA
  9. Ministerio de Economía, Fomento y Turismo/División Jurídica
  10. Ministerio de Energía
  11. Ministerio de Desarrollo Social
  12. Ministerio de Educación/Oficina de Relaciones Internacionales
  13. Ministerio de Justicia
  14. Ministerio de Hacienda
  15. Ministerio del Interior/Departamento de Extranjería
  16. Ministerio de Medio Ambiente/Oficina OCDE y Foros Internacionales
  17. Ministerio de RREE/Dirección de Seguridad Humana
  18. Ministerio Público
  19. Ministerio del Trabajo y Previsión Social
  20. Ministerio Secretaría General de la Presidencia/Comisión Defensora Ciudadana y Transparencia/División de Coordinación Interinstitucional/Subsecretaria-gabinete/Unidad de Modernización y Gobierno Digital
  21. Ministerio de Vivienda/División Política Habitacional
  22. Servicio de Impuestos Internos
  23. Servicio Nacional del Consumidor
  24. Servicio Nacional de la Mujer
  25. Subsecretaría de Pesca
  26. Subsecretaría de Transportes
  27. SUBTEL
  28. Subsecretaría de Turismo
  29. Superintendencia de Pensiones
  30. Superintendencia de Valores y Seguros
  31. Unidad de Análisis Financiero

Un completo repaso por la agenda de negociaciones comerciales de Chile hizo el Director General de DIRECON, Andrés Rebolledo, ante el Consejo de Negociaciones Económicas Internacionales de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

sofofa 662

Director General de DIRECON, Andrés Rebolledo, ante el Consejo de Negociaciones Económicas Internacionales de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

“Una de las prioridades del gobierno es reforzar los vínculos con América Latina y los países de la región en particular. De hecho, la Presidenta Michelle Bachelet estará presente en la próxima Cumbre de Mercosur el 28 y 29 de julio. En estos meses de gestión hemos realizado un esfuerzo por estimular niveles de convergencia entre este bloque y Alianza del Pacífico, instancia de integración en la cual también estamos muy comprometidos”, dijo en parte de su exposición.

Entre los anuncios, destacó la entrada en vigencia, a partir de octubre de este año del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Hong Kong.

En su intervención, el Director de Direcon resaltó además la política de transparencia y participación iniciada en el Acuerdo Transpacífico con la implementación del Cuarto Adjunto, el inicio de las tratativas para un acuerdo comercial con Indonesia y el acercamiento con la Unión Económica Euroasiática (EEU), integrada por Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, y próximamente también por Armenia, con miras a profundizar las relaciones económicas.

En el plano multilateral Rebolledo puso énfasis en el compromiso del gobierno por seguir aportando en instancias como la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

foto_0000000720140722210206Un completo repaso por la agenda de negociaciones comerciales de Chile hizo ayer el director general de Direcon, Andrés Rebolledo, ante el Consejo de Negociaciones Económicas Internacionales de la Sofofa.

“Una de las prioridades del gobierno es reforzar los vínculos con América Latina y los países de la región en particular. De hecho, la presidenta bachelet estará presente en la próxima Cumbre de Mercosur el 28 y 29 de julio. En estos meses de gestión hemos hecho un esfuerzo por estimular niveles de convergencia entre este bloque y Alianza del Pacífico, instancia de integración en la cual también estamos muy comprometidos”, dijo el personero.

Entre los anuncios, destacó la entrada en vigencia a partir de octubre de este año del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Hong Kong. 
Rebolledo resaltó asimismo la política de transparencia y participación iniciada en el Acuerdo Transpacífico con la implementación del Cuarto Adjunto, el inicio de las tratativas para un acuerdo comercial con Indonesia y el acercamiento con la Unión Económica Euroasiática (EEU), integrada por Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, y próximamente también por Armenia, con el propósito de profundizar las relaciones económicas.

Fuente: Diario Financiero

Ver estudio – PDF (290 Kb)

  • Fusiones de empresas e informes internacionales preven alzas de consumo y precios en la próxima década. A nivel local están las condiciones para producir, pero se debe mejorar el sistema de trazabilidad, fortalecer la representatividad del sector y mejorar en productividad.

 

Perspectivas mercado de la carne

 

Ver reportaje completo

La interconexión de las ventanillas únicas de comercio exterior que tienen los países de ambos acuerdos o hacer converger programas de movilidad de personas son ejemplos de áreas posibles de explorar, dice.

entrevista dg 2 elmer

 

Ver entrevista completa 

  • La autoridad, que estuvo acompañada por los directores de ProChile, Bilateral, Multilateral, Administrativo y Jurídico, expuso ante más de 300 funcionarios los lineamientos que guiarán la labor de la institución para los próximos años.

A cuatro meses de asumir como director general de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Andrés Rebolledo convocó al equipo humano de Direcon a una reunión ampliada para conversar sobre los lineamientos de la actual gestión. Acompañado por los directores de ProChile, Roberto Paiva, de Asuntos Económicos Bilaterales, Pablo Urria, de Asuntos Económicos Multilaterales, Paulina Nazal, de Administración, Giorna Morales, y del Departamento Jurídico, Federico Gajardo, Rebolledo expuso ante más de 300 asistentes las directrices de la actual gestión y el compromiso con el programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

“Uno de los objetivos estratégicos de la política exterior de la Presidenta será recuperar la relación con América Latina, y en particular con los países vecinos, para que sea mucho más intensa y más profunda, convergiendo en todos los aspectos. En ese contexto, el tema de la relación económico-comercial, que es nuestro ámbito, será muy importante, teniendo la Alianza del Pacífico y el Mercosur, un rol fundamental”, explicó la autoridad.

Agregó que “la política exterior de Chile evidentemente no se agotará en América Latina. Vamos a tener vínculos estrechos con países y bloques con los que tenemos una relación madura, como con la Unión Europea, Estados Unidos, y también con la región Asia Pacífico y el Sudeste Asiático que son el horizonte del futuro, y donde estamos estrechando vínculos, por ejemplo a través de la negociación con Indonesia, la mayor economía del Sudeste Asiático”.

Sobre el Acuerdo Transpacífico (TPP), el director sostuvo que estamos comprometidos con una mayor transparencia del proceso, por lo cual se está implementando una unidad que aborda este desafío, destacando iniciativas como el cuarto adjunto presencial y virtual, que facilita la participación activa de gremios y entidades de la sociedad civil en el proceso.

Otro de los temas resaltados fue lo referente a la participación de Chile en Organizaciones y Foros Multilaterales, “porque es en el marco de reuniones de la OMC, APEC, y OCDE, donde podemos, como economía pequeña pero abierta al mundo, encontrar y compartir las coincidencias que tenemos con otros países”, explicó el director general.

Sobre los desafíos, aseguró que se vienen tiempos de una alta exigencia en materia de negociaciones, “pero estoy seguro que gracias al alto nivel y experiencia de los equipos técnicos y de todos nuestros colaboradores, podremos maximizar los resultados para alcanzar los objetivos propuestos. Cuenten conmigo para lo que necesiten. Las puertas están abiertas”.

 

  • A los crecientes envíos chilenos de vinos, uvas, manzanas, cerezas, frutos secos, aceite de oliva y madera, se podrían sumar mandarinas, naranjas, carne de cerdo y almendras, por las ventajas que plantea el TLC con ese país.

Ver noticia

  • Con índice de pobreza mayor al 20%, será la principal potencia mundial. El desafío es grande: pocos recursos, muchos problemas.

Por Francisca Orellana Lazo


India será la China del futuro y los próximos 20 años serán cruciales en su desarrollo. Con una población de más de 1.200 millones de habitantes, una clase consumidora de bienes y servicios de más de 320 millones, se espera que en la próxima década se sumen 20 millones de personas al año, y que a 2030, su fuerza laboral supere los 270 millones de individuos. Será la próxima gran potencia económica. No por nada, hoy representa el 6,4% del Producto Interno Bruto del mundo. 
Es un país avanzado en términos de capital humano e innovación en el ámbito farmacéutico, tecnológico -los más altos ejecutivos de firmas TI provienen de India, como Satya Nadella, nuevo CEO de Microsoft-,automotriz y audiovisual. De hecho, sólo en la industria del cine (Bollywood) y televisión, mueve más de US$ 1,8 mil millones al año. Sin embargo, registra altos índices de pobreza, cercanos al 21% a 2012, y múltiples desafíos en términos de infraestructura, energía, transporte, agua potable, entre otros, que lo relevan como una fuente importante para generar e introducir innovación y nuevos emprendimientos. No por nada, hoy la palabra “Jugaad”, (innovar con pocos recursos) es la que más está sonando en la población. La llegada del nuevo gobierno de Narendra Modi, este año, abrió las puertas a nuevas reformas para atraer inversión extranjera, y de paso, sumar esfuerzos para incrementar el gasto en Investigación y Desarrollo (I+D), que hoy llega al 1% del PIB (Chile llega al 0,35%, Corea con 3,74% o 2,7% en EEUU). 
Chile de a poco se está abriendo paso a este mercado y los innovadores ya están explorando opciones para poder aterrizar en el continente asiático (ver recuadros). Un empuje a ello es que, de manera inédita, se realizará en noviembre próximo la primera misión comercial, organizada por la Cámara Chileno-India de Comercio (Camindia), enfocada en innovación y emprendimiento, para ver opciones de nuevos negocios y conocer el ecosistema innovador de ese país. Mujeres del Pacífico, por su parte, también prepará para octubre de este año, el primer viaje para explorar nuevos mercados para América Latina. 
“India representa una oportunidad enorme para Chile. Hay muchas necesidades donde se puede aportar a través de innovación y emprendimiento. Además, el gobierno indio tiene mucho apoyo para el desarrollo de nuevas tecnologías e innovación social, que se pueden aprovechar generando alianzas con socios locales. Por eso, vamos a conocer grandes empresas, centros de investigación y universidades“, explica Jorge Guerrero, presidente de Camindia.

De hecho, el país tiene un ministerio propio de Ciencia y Tecnología (DST), donde canalizan la entrega de fondos y estrategias para potenciar cinco focos: sector farmacéutico, biotecnología, tecnologías de la información, energías renovables (solar y eólica) e infraestructura. 
Pese a que el aterrizaje de chilenos es aún incipiente, el abanico de oportunidades es amplio, sobre todo, en industrias como el software, emprendimiento social, energía, servicios sanitarios, educación e infraestructura en sectores no urbanos, para mejorar las condiciones de vida.

“India aún no garantiza 24 horas de electricidad en zonas rurales, por lo que hay gran potencial”, explica Nestor Riveros, director comercial de Chile en ese país. Agrega que en el sector TIC, el e-commerce está creciendo drásticamente. Hay 213 millones de usuarios de Internet que lo potencian. Mueve US$ 13 mil millones al año y se proyecta que llegue a los US$ 50 mil millones a 2020. Comenta, de paso, que empresas de comercio electrónico como Snapdeal, valorada en US$ 1.000 millones, fue creada por estudiantes universitarios hace menos de ocho años. Magdalena Díaz, directora ejecutiva de Camindia, agrega que se instaló en la ciudad Bangalore, el concepto de Silicon India, para potenciar únicamente el desarrollo del software y tecnologías, emulando a Silicon Valley de Estados Unidos. 
Pese a las diferencias culturales, la clave está en asociarse con socios locales. Alfredo Zolezzi, fundador del Advance Innovation Center y del sistema de sanitización de agua por plasma, ya se instaló allá. “Este país representa una oportunidad, no para vender las cosas que hacemos, sino para mirar sus problemas y descubrir lo que podemos hacer para ayudarlo. La clave está trabajar allá el tema de la escalabilidad de los productos”, dice. 
Desde la ciencia también se están haciendo esfuerzos. Existe un plan de acción 2012-2015, entre el DST y Conicyt para investigación conjunta en áreas como astronomía, big data, ciencias de la tierra, entre otros. Sin embargo, no ha prosperado. Gonzalo Arenas, director del Programa de Cooperación Internacional, explica que han hecho workshop y existen fondos de entre $ 30 millones y 
$ 50 millones para estudios conjuntos, pero, a la fecha, no han recibido postulaciones. “Hay poco conocimiento entre ambas comunidades”, dice.

Chile: plataforma para Latam

Entre los dos países existe un Acuerdo de Alcance Parcial, con rebajas arancelarias para ambas partes. Ya están pensando en ampliarlo y a fines de año iniciarán conversaciones para negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC), que no existe en la región, explica Diego Torres, jefe de Asia de la Dirección General de Relaciones Comerciales Internacionales (Direcon). Apuntar al valor agregado es fundamental, comenta, ya que el 80% de lo que se exporta a India es cobre, pero hay oportunidades en fruta, salmones, etc.

María de los Angeles Undurraga, directora ejecutiva de Mujeres del Pacífico, complementa, además, que también es una buena oportunidad para que Chile se transforme en una plataforma comercial para que desde nuestro territorio se comercialicen productos de India hacia otros países de Latinoamérica como Perú, Colombia y México. “Tener un TLC es conveniente para ambos países, porque Chile puede ser una buena plataforma regional”, puntualiza.

foto_0000000220140713193207

Fuente: Diario Financiero 

RE_1065-DG-columna

| Por Andrés Rebolledo, Director General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon.

Rusia está a más de 11 mil kilómetros de distancia de Chile, lo que significa al menos 23 horas de viaje, con suerte y conexiones oportunas. Con 143 millones de habitantes y un Producto Interno Per Cápita (PIB) de US$ 17.884, se trata de una zona que tiene un gran potencial para expandir nuestro comercio e inversiones.Pese a ser la sexta economía del mundo, ellos solo compran el 0,8% de nuestras exportaciones.

Con el objetivo de explorar una amplia agenda de futuro, recientemente realizamos una misión integrada por alrededor de 50 representantes del sector público y privado chileno a Moscú, la capital rusa. Entre ellos, la delegación chilena asistente a la VII comisión Intergubernamental Chile-Rusia.

Hoy por hoy, Rusia es uno de los pocos mercados relevantes con los que Chile aún no cuenta con un acuerdo comercial.Sin duda, profundizar las relaciones económico-comerciales con este mercado, permitiría a Chile potenciar el intercambio de bienes, servicios e inversiones, y favorecería el desarrollo de procesos de innovación y conocimiento de nuevas tecnologías, muy especialmente en materias aeroespaciales, minería, y la prospección de gas, petróleo, recursos hídricos y agricultura; todos ámbitos de gran interés para el país.

Además, acercarnos a Rusia es una oportunidad de acceder al mismo tiempo a la naciente Unión Económica Euroasiática (UEE), una alianza aduanera conformada por este país, más Bielorrusia, Kazajstán y prontamente Armenia, lo cual ampliará a 173 millones el mercado potencial para Chile, es decir, 10 veces nuestra población.

Aunque las relaciones comerciales aún son reducidas, la composición de los envíos de Chile a ese mercado es diferente a la canasta tradicional que va a Europa, muy marcada por los productos mineros.

En efecto, nuestro país viene exportando de forma creciente productos agroalimentarios al mercado ruso, el más grande de la UEE. Solo por dar un ejemplo del dinamismo de algunos bienes: entre el 2012 y 2013, los envíos de salmón chileno a Rusia crecieron más de seis veces. Pero también hay espacio para ampliar la participación de frutas como la uva y para productos industriales como el vino, este último de interés creciente de los consumidores de ese país, que lo ven como una bebida refinada asociada a sofisticación, donde Chile tiene potencial.

La Sociedad Nacional de Agricultura ya está operando una plataforma de negocios, para atender exclusivamente ese mercado.

Además, en los últimos años nuestra representación agrícola en Rusia y la oficina de ProChile en Moscú, han tenido un importante rol para el acceso de productos y la promoción de exportaciones. Misiones comerciales, seminarios y eventos comoSabores de Chile, han sido parte de las actividades desarrolladas.

De esta forma, sigue vivo el interés en profundizar nuestra relación con Rusia a través de la UEE. Ello es especialmente relevante cuando se trata de un grupo de economías no sólo poderosas desde el punto de vista económico-comercial, sino de primera línea en el desarrollo científico y tecnológico, lo cual puede significar un gran aporte para Chile.

Debatir sobre estrategias entre gobiernos y privados, que permitan la materialización de inversiones estratégicas en infraestructura de agua, transporte, telecomunicaciones y energía, para el desarrollo económico y social de sus comunidades, fue el tema abordado esta semana en Lima, Perú, en el marco de la cuarta reunión de la Iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para América Latina y el Caribe, dedicada a la inversión en infraestructura.

“El acceso generalizado a los servicios de infraestructura, como agua y saneamiento, infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, así como la infraestructura en energía, juegan un papel clave en la lucha contra la pobreza y la reducción de desigualdades sociales. A su vez, mejores carreteras, puertos y ferrocarriles reducen los costos de transporte y aumentan la competitividad de las empresas nacionales”, señaló Viviana Araneda, jefa del Departamento OCDE de DIRECON, y una de las representantes chilenas en el encuentro, que congregó a más de 50 altos funcionarios e inversionistas de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, México y Perú, y al que asistieron una decena de participantes nacionales.

07 Foto ocde

La cuarta reunión de la Iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para América Latina y el Caribe se realizó esta semana en Lima, Perú.

Uno de los retos identificados por los asistentes, fue el difícil equilibrio entre la distribución de los riesgos y rendimientos entre el gobierno y el sector privado involucrados en proyectos de inversión en infraestructura.

“El éxito de un proyecto requiere una inversión gubernamental en estudios y encuestas previas a la construcción, para lograr una expectativa adecuada de distribución de riesgos y beneficios, y una combinación de la inversión pública y privada que se adapte a circunstancias específicas. El impacto social del proyecto también tiene que tenerse en cuenta y en este sentido los gobiernos deben mejorar la transparencia y la comunicación con el público para evitar percepciones negativas”, puntualizó Araneda.

Los asistentes coincidieron en que América Latina sigue teniendo una brecha significativa de infraestructura, principalmente por la incapacidad de asegurar el máximo beneficio para las comunidades, con estrategias concretas que permitan avanzar en esa línea.

En la reunión, se acordó promover un diálogo entre los representantes de gobiernos y sector privado sobre la inversión en infraestructura, energía y transporte, explorando lo que los gobiernos de América Latina pueden hacer para maximizar los beneficios generados por estos aspectos y avanzar en las estrategias que  faciliten la inversión a través de iniciativas como la Alianza del Pacífico.

Además de Araneda, en la delegación chilena estuvieron presentes el vicepresidente del Comité de Inversiones Extranjeras, Jorge Pizarro, el presidente de Metro de Santiago, Aldo González, y el director general de Obras Públicas, Javier Osorio.

Agenda OCDE en Lima

Junto a la agenda de temas orientados a potenciar las inversiones en infraestructura, el evento contribuyó en la actualización del Marco de Políticas de Inversión (Policy Framework for Investment-PFI), particularmente al capítulo dedicado a la inversión en infraestructura.

RE_1065-DG-columna

 

| Por Andrés Rebolledo, Director General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon.

 

Rusia está a más de 11 mil kilómetros de distancia de Chile, lo que significa al menos 23 horas de viaje, con suerte y conexiones oportunas. Con 143 millones de habitantes y un Producto Interno Per Cápita (PIB) de US$ 17.884, se trata de una zona que tiene un gran potencial para expandir nuestro comercio e inversiones. Pese a ser la sexta economía del mundo, ellos solo compran el 0,8% de nuestras exportaciones.

Con el objetivo de explorar una amplia agenda de futuro, recientemente realizamos una misión integrada por alrededor de 50 representantes del sector público y privado chileno a Moscú, la capital rusa. Entre ellos, la delegación chilena asistente a la VII comisión Intergubernamental Chile-Rusia.

Hoy por hoy, Rusia es uno de los pocos mercados relevantes con los que Chile aún no cuenta con un acuerdo comercial.Sin duda, profundizar las relaciones económico-comerciales con este mercado, permitiría a Chile potenciar el intercambio de bienes, servicios e inversiones, y favorecería el desarrollo de procesos de innovación y conocimiento de nuevas tecnologías, muy especialmente en materias aeroespaciales, minería, y la prospección de gas, petróleo, recursos hídricos y agricultura; todos ámbitos de gran interés para el país.

Además, acercarnos a Rusia es una oportunidad de acceder al mismo tiempo a la naciente Unión Económica Euroasiática (UEE), una alianza aduanera conformada por este país, más Bielorrusia, Kazajstán y prontamente Armenia, lo cual ampliará a 173 millones el mercado potencial para Chile, es decir, 10 veces nuestra población.

Aunque las relaciones comerciales aún son reducidas, la composición de los envíos de Chile a ese mercado es diferente a la canasta tradicional que va a Europa, muy marcada por los productos mineros.

En efecto, nuestro país viene exportando de forma creciente productos agroalimentarios al mercado ruso, el más grande de la UEE. Solo por dar un ejemplo del dinamismo de algunos bienes: entre el 2012 y 2013, los envíos de salmón chileno a Rusia crecieron más de seis veces. Pero también hay espacio para ampliar la participación de frutas como la uva y para productos industriales como el vino, este último de interés creciente de los consumidores de ese país, que lo ven como una bebida refinada asociada a sofisticación, donde Chile tiene potencial.

La Sociedad Nacional de Agricultura ya está operando una plataforma de negocios, para atender exclusivamente ese mercado.

Además, en los últimos años nuestra representación agrícola en Rusia y la oficina de ProChile en Moscú, han tenido un importante rol para el acceso de productos y la promoción de exportaciones. Misiones comerciales, seminarios y eventos comoSabores de Chile, han sido parte de las actividades desarrolladas.

De esta forma, sigue vivo el interés en profundizar nuestra relación con Rusia a través de la UEE. Ello es especialmente relevante cuando se trata de un grupo de economías no sólo poderosas desde el punto de vista económico-comercial, sino de primera línea en el desarrollo científico y tecnológico, lo cual puede significar un gran aporte para Chile.

Fuente: Cooperativa

  • Los principales temas abordados fueron Acceso a Mercados, Laboral y Propiedad Intelectual.

 

Más de 20 organizaciones de la sociedad civil llegaron esta tarde a dependencias de la Cancillería chilena para participar de una nueva reunión del Cuarto Adjunto, instancia impulsada por el actual gobierno para transparentar la negociación del Acuerdo Transpacífico (TPP).

En el encuentro, que se hizo por video conferencia desde Ottawa, Canadá – donde desde el 3 de julio y hasta el próximo 12 de este mes se desarrolla una reunión de grupos técnicos de los 12 países TPP–,  los enviados chilenos dieron a conocer el estado de situación de la negociación en los capítulos de Acceso a Mercados, Propiedad Intelectual y Laboral.

Recordemos que desde el 3 de julio y hasta el próximo 12 de este mes se desarrolla una reunión de los grupos técnicos de los 12 países TPP en la capital canadiense.

La delegación chilena está encabezada por Felipe Lopeandía, jefe negociador TPP de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon, quien asiste junto a un grupo de especialistas de la institución y de diversos ministerios y servicios públicos involucrados en las tratativas.

Para más información visite www.direcon.gob.cl/tpp

  • Si bien la apertura comercial iniciada a mediados de los 70 tuvo un efecto diversificador en un principio, las siguientes tres décadas reflejan una composición similar de la estructura de envíos nacionales, con el cobre mandando sin contrapeso.


VÍCTOR PETERSEN 
| ECONOMÍA | 05:00 HRS

1915133_380

@Codelco

Cada vez que el precio internacional del cobre sufre una caída importante en el mercado global, las alarmas se encienden de inmediato en nuestro país. Asimismo, en cada período en que el metal rojo aumenta su cotización, todos sacan cuentas alegres y se piensa en grande.

¿Por qué? No es una novedad que el cobre ha sido en las últimas décadas el producto más rentable de nuestro país, generando parte esencial de los ingresos fiscales de la nación. No en vano, es llamado ‘el sueldo de Chile’, considerando que somos el mayor productor del mundo de esta materia prima.

En ese sentido, si bien la reducción de aranceles iniciada en 1976, hasta llegar a uno parejo de 10% en 1979, tuvo un efecto diversificador en la composición de los envíos entre los años 70 y 80, con un surgimiento más importante del sector industrial (pasando de 14% a 33% de participación), lo cierto es que en los 30 años posteriores la matriz exportadora chilena no ha mostrado mayores cambios, manteniéndose muy concentrada en recursos naturales y, en particular, en cobre (ver gráficos).

De acuerdo con el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, esta situación es muy diferente de lo que ha ocurrido con otros países como Irlanda, en mayor medida, y México en menor, aunque asegura que no ha sido un problema sólo de nuestro país, sino que de Latinoamérica en su conjunto.

Este, a su juicio, es uno de los principales desafíos para el Chile que viene y para su camino hacia el desarrollo, por lo que ha advertido sobre la necesidad de avanzar hacia producciones de mayor valor agregado.

Al respecto cabe destacar que de  acuerdo a los datos recogidos por Direcon, mientras en 1984 los envíos de cobre representaban el 45% del total, en 2013 ese porcentaje incluso avanzó, registrando un 52%.

En tanto, las exportaciones industriales mantienen una presencia similar, con 33% hace 30 años y 35% en la actualidad.

Asimismo, respecto a los productos, si bien algunos han cambiado su posición de relevancia según sus montos, entre los principales envíos siguen apareciendo los mismos bienes, como la celulosa, el hierro, y alimentos, además del cobre obviamente.

De todas formas, cabe destacar que de acuerdo a Direcon, el desempeño del sector exportador chileno en cuanto a valor ha sido excepcional, constituyéndose en uno de los motores del crecimiento del país, ayudando a sostener tasas de expansión del PIB incluso superiores al 6% durante un período prolongado.

Qué hacer y quién

En general, siguiendo la línea de Velasco, entre los expertos, si bien reconocen y celebran los beneficios  que han significado los envíos cupríferos, advierten  la necesidad de diversificar la estructura exportadora del país, aunque dicha visión tampoco es unánime (ver entrevista página siguiente).

Alejandro Fernández, economista y socio de Gemines Consultores, señala que “hay que aprovechar y seguir aprovechando, y está bien que así se haya hecho, las ventajas naturales que el país tiene en minerales, y particularmente en el cobre”.

Sin embargo, reconoce que “es una realidad que si uno analiza la evolución de la estructura exportadora desde que se abrió la economía en los años 70, la conclusión es que hemos avanzado muy poco y que sigue habiendo una estructura extremadamente cargada hacia los recursos naturales y con baja agregación de valor”. El peligro de ello, a su juicio, es que “en la perspectiva de pretender llegar a ser un país desarrollado, eso es claramente insuficiente e inadecuado”.

Comparte el diagnóstico Joseph Ramos, economista de la Universidad de Chile, quien sostiene que “si bien algo de diversificación ha habido, aún hay una dificultad en ir más allá de los recursos naturales. La verdad es que 40 años atrás casi todo era cobre. Hoy, si bien pesa, también aparece lo forestal y lo frutícola. Entonces, lo que sí es cierto, es que un 80% de nuestras exportaciones se basan en recursos naturales, y eso no ha cambiado básicamente”.

Para ambos, las soluciones para una mayor diversificación es una labor que debería ser mancomunada entre el Estado y el sector privado.

Desde el Ejecutivo, reconocen  el escenario, y apuntan a avanzar hacia un mayor valor agregado en los bienes exportados.

Andrés Rebolledo, director de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), afirma que “sin duda hay desafíos aún por abordar. Aunque en estas décadas han emergido sectores exportadores muy importantes, seguimos muy dependientes de los envíos mineros, por lo que debemos continuar perseverando en el esfuerzo público-privado por generar cambios en la estructura productiva y en la canasta exportadora”.

En esa línea, añade que “la idea es que podamos asegurar la incorporación de conocimiento, valor agregado, tomar en cuenta las cadenas globales de valor, entre otros aspectos, para que Chile siga con un modelo exportador competitivo en los exigentes mercados internacionales”.

Para agregar valor, Ramos apunta a que “se puede ir desde un apoyo más blando, por ejemplo que el Comité de Inversiones Extranjeras apoye los clústers que agregan competitividad en los recursos naturales, hasta los más agresivos, como cofinanciando los estudios de factibilidad para esas empresas que quieran instalarse en Chile, cofinanciar la capacitación, o hasta darle exenciones tributarias a las primeras que se instalen”.

En tanto, Fernández considera que “el mercado lo hace muy bien cuando toma como referencia los precios y la abundancia de factores que hay en la economía, pero lo que se requiere y que el sector privado no puede hacer, es tener la capacidad de cambiar los precios relativos y generar rentabilidad para actividades exportadoras que tengan mayor valor agregado y nos saquen un poco de esta dependencia de los recursos naturales”.

En esta línea, Roberto Paiva, director de ProChile, asegura que “gracias al trabajo constante que hemos desarrollado en las últimas décadas con nuestros sectores productivos, el mundo reconoce hoy a nuestro país no sólo como exportador de cobre, sino que como un proveedor de vinos de alta calidad, así como de alimentos confiables y con alto valor agregado, que realiza un manejo responsable de sus productos del mar y acuicultura, que lo han convertido en líder en muchos mercados”.

Por ello, apuesta a que la idea es que ahora los exportadores chilenos conquisten el mercado latinoamericano, donde existen grandes posibilidades de crecer en otras direcciones.

Fuente: Pulso