IMG_8828Más de 30 representantes de distintos ministerios y agencias del gobierno, participaron esta mañana de una nueva reunión de la Red de Encargados de Temas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en Chile. El encuentro estuvo  encabezado por la directora de Asuntos Económicos Multilaterales, Paulina Nazal, y contó con la presencia de Viviana Araneda, jefa del departamento OCDE de Direcon.

La Red, que es coordinada por la Direcon, se reúne periódicamente con el propósito organizar las tareas a nivel sectorial, para seguir avanzando en la mejora de los estándares de políticas públicas que propone la OCDE, y que pueden ser implementados en nuestro país.

En esta ocasión se repasó la agenda hasta diciembre y se revisaron las actividades proyectadas para los próximos meses.

En el encuentro, se presentó el documento con los antecedentes el proceso de ingreso de Chile a la OCDE; se revisaron los temas generales de coordinación; se dialogó sobre los informes pos visita de delegados oficiales de la Organización; se revisó el estado de avance de los compromisos pos adhesión; se discutió sobre los cuestionarios y publicaciones; y finalmente se abordó el informe de los primeros resultados de la priorización.

Actualmente existen más de 250 comités y grupos de trabajo que abordan distintas materias en la Organización y la Red de Encargados OCDE es el nexo en Chile entre estos comités y las instituciones que aplican las políticas públicas.

El proceso de profundización permitirá aumentar la cobertura del acuerdo desde los 474 actuales productos a 2.800.

Pablo Urria y Dammu Ravi

En la foto Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, y Dammu Ravi, secretario Adjunto del Ministerio de Industrias y Comercio de India.

Delegaciones de Chile e India, finalizaron en Nueva Delhi, las negociaciones para la ampliación del Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) vigente desde 2007. Tras arduas conversaciones, este proceso de profundización permitirá a ambos países aumentar la actual cobertura que hoy alcanza a 474 líneas arancelarias (o productos) a cerca de 2.800.

Entre los productos que se suman al acuerdo destacan las cerezas frescas, cebollas, paltas, uvas, kiwis, mandarinas, duraznos en conserva, pasta de tomates, cerezas en conserva, cóctel de frutas, jugos de uvas y manzanas.

“Aunque el AAP ha permitido que más de un 90% de nuestras exportaciones tengan rebajas arancelarias, era necesario seguir avanzando en la relación comercial. Por eso, en 2009 acordamos iniciar tratativas para un proceso de ampliación del acuerdo, que incluyera nuevos productos sujetos a preferencias arancelarias y profundización en materias relativas a Reglas de Origen, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF), y Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC)”, explicó Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, quien encabezó la delegación chilena en Nueva Delhi.

“El proceso de ampliación forma parte de la estrategia de inserción comercial de Chile en Asia, específicamente con aquellos mercados con los cuales Chile no ha firmado un acuerdo comprehensivo de libre comercio. Esto es plenamente coincidente con el creciente interés del sector exportador chileno por lograr una mayor apertura del mercado indio, país que se caracteriza por sus altos aranceles en aquellos sectores que representan un potencial exportador para Chile”, informó Pablo Urria.

A diferencia del acuerdo original, la profundización acordada contempla márgenes de preferencia arancelaria entre un 50% y un 80% en el caso de India, y entre 80% y 100% en el caso de Chile. El aumento de los márgenes de preferencia, es un fiel reflejo del interés y la voluntad de ambos Gobiernos de trabajar de manera conjunta hacia una mayor diversificación de sus canastas exportadoras e integración comercial.

Reglas de origen y medidas sanitarias

En el caso de las Reglas de Origen, ambos países buscaron tener un conjunto de normas específicas acordes a sus realidades productivas y comerciales. Bajo ese contexto, se establecieron reglas específicas para algunos de los productos negociados, entre ellos preparaciones alimenticias, máquinas y aparatos, productos agrícolas y agroindustriales.

En relación a las materias sanitarias y fitosanitarias (MSF) las partes reafirman los principios, derechos y obligaciones del Acuerdo MSF de la OMC. El texto acordado considera, además, la cooperación en estas materias a objeto de facilitar el comercio de bienes entre ambos países.

También incluye un capítulo de Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC), cuyo objetivo es eliminar y prevenir barreras innecesarias al comercio bilateral, en concordancia con los principios establecidos en el Acuerdo OTC de la OMC.

Acceso a Mercados

La negociación en Acceso a Mercados considera la desgravación parcial o total de 2.807 líneas arancelarias. De ese total, 1.023 líneas arancelarias corresponden a preferencias otorgadas por  India a productos chilenos y 1.784 líneas arancelarias corresponden a preferencias de Chile a India.

Además de los bienes incluidos en esta nueva negociación, también hay otros productos que ya estaban incorporados, cuya preferencia se ha mejorado, entre los que se incluyen los concentrados de cobre, tableros de madera, harina de pescado, concentrados de molibdeno, celulosa, papel prensa, carne cerdo y carne de aves.

Por otra parte, de los productos que Chile importa desde India, los sectores más importantes que recibirán una rebaja arancelaria son el sector automotriz, y el sector de medicamentos, productos químicos, plásticos, aceros y textiles.

Con el objetivo de seguir profundizando la relación en las áreas de interés para Chile, ambos países acordaron incluir una cláusula de negociación futura para los vinos y espirituosas en el caso de que India otorgue trato preferencial  a un tercer país. Dicha cláusula cobra mayor relevancia ante las negociaciones en curso de India con la Unión Europea y Australia. Esto implica que de otorgar India alguna rebaja arancelaria a esos productos, deberá iniciar negociaciones con Chile con miras a su incorporación al AAP.

“La economía India se caracteriza por los altos cobros de aranceles.  En este contexto, la mejora en las preferencias otorgadas por India y la inclusión de nuevos productos chilenos bajo la cobertura del acuerdo, cobran aun mayor relevancia si se considera que el arancel promedio aplicado por India alcanza, por ejemplo, más de un 30% en el caso de los productos agrícolas”, comentó Pablo Urria.

Con la negociación terminada, resta que ambos países acuerden una fecha para la firma y posterior entrada en vigencia de las nuevas preferencias arancelarias otorgadas por ambos países.

Comercio exterior

Las exportaciones a India crecieron 83% en el primer semestre de 2014, recuperándose de la caída del año 2013. India se posiciona como el 7° destino de las exportaciones de Chile, alcanzando un 3,9% de las mismas, después de Mercosur y Corea, por encima del 2,1% al que llegó en el primer semestre de 2013.

La principal exportación de Chile a India es el cobre, con un 92% del total, habiendo crecido 96% en el período considerado. También destaca el aumento de la fruta fresca que creció 174 por ciento, alcanzando US$ 40 millones.

Santiago, 13 de Octubre de 2014

Amigas y amigos:

Es muy emocionante ver este pabellón y poder constatar las diversas cartas de presentación que nuestro país  tiene ante otras naciones, algunas que son como más claras y evidentes, nos decía los datos Andrés Rebolledo, nuestros vinos, nuestras frutas, nuestros aceites, pero también todas aquellas otras líneas de promoción de Chile que nos interesa, nuestras capacidades, nuestros profesionales, nuestras ideas, nuestro turismo, nuestro cine, nuestros juegos, tantas cosas que aquí han sido nombradas.

Pero, de nuevo, felicito a la Sociedad Vitivinícola Sagrada Familia, que con  este vino orgánico y su apuesta por el comercio justo, está recibiendo este  premio Espíritu ProChile.

Pero también felicitar a quienes estamos festejando en sus 40 años, a ProChile, quienes han hecho todos estos esfuerzos durante 40 años para difundir la imagen de nuestro país en el mundo.

La verdad que somos país, bueno, no muy grande de tamaño, pequeño, mediano, como queramos calificarlo, y con un mercado interno limitado, y eso siempre lo hemos sabido, pero hemos sabido también desplegar nuestras alas en el mercado global y ser capaces de participar con éxito en un sistema cada vez más abierto y competitivo en la economía internacional.

Y hemos logrado que este territorio, con cerca de 18 millones de habitantes, llegue hoy con sus productos, libres de aranceles o en condiciones preferentes, a un mercado potencial de 4.400 millones de personas.

Y no voy a repetir las cifras que ya señalaba Andrés Rebolledo, de los millones de personas en el mundo que se beben una copita de vino chileno, de jugos, que comen mariscos chilenos o que disfrutan de un salmón de nuestras aguas, de nuestras frutas, nuestras nueces, en fin.

Porque ese es el Chile que queremos, ese Chile pujante, moderno, productivo y orgulloso de lo que produce. Porque juntos hemos sido capaces de hacer de Chile una denominación de origen que da prestigio a sus productos, que da confianza y que además invita a hacer negocios con nosotros.

Y esto no lo digo sólo yo, no faltaba más que lo dijera yo, naturalmente, pero lo dicen también 61 países de Europa, de América del Norte, de  Asia y de América Latina, con quienes tenemos acuerdos a través de 23 tratados de libre de comercio, los que benefician al 90 por ciento de nuestras exportaciones.

Y en este logro, ProChile ha desempeñado un papel fundamental durante estas 4 décadas. Y estoy segura que lo va a seguir haciendo, porque todavía hay muchas tareas pendientes.  Y tal como lo dice el slogan de estos encuentros por los 40 años, queremos lograr “Más valor para nuestras exportaciones”.

Y en ese sentido, un primer gran desafío es ser capaces de diversificar nuestros productos, que se encuentran vinculados fundamentalmente a la explotación de nuestros recursos naturales.

Es verdad, aquí se ha dicho ya, hemos hecho avances.  El cobre no representa ya el 85% de nuestras exportaciones como antaño, como a mediados de la década del 70. Hoy los productos agropecuarios, del mar, los vinos, la industria forestal, han alcanzado el 48% de nuestras exportaciones.

Pero todavía tenemos el tremendo desafío que es incorporar más innovación y más tecnología para conseguir una mayor participación en los mercados globales y un mejor aprovechamiento de nuestros recursos.

Además, todos sabemos que no es suficiente con vender materias primas, debemos vender también creatividad y calidad en nuestras manufacturas.

Por eso, también tenemos que diversificar nuestros actores, para que surjan nuevos emprendedores y emprendedoras, y con ellos y ellas, miles de ideas, de buenas ideas que no me cabe la menor duda que  pueden ser muy exitosas.

Y por eso, lo señalaba acá tanto Andrés Rebolledo como el ministro, nuestra determinación es apoyar a las Pymes en este camino. Queremos que ocupen un espacio un mayor lugar, también entre los exportadores, que no sean el 2% de las 197 mil Pymes que existen hoy día, que accedan a esta posibilidad.

Tal vez ustedes ya lo sepan, pero siempre es bueno recordar, que ya hemos dado pasos en esta dirección, y hemos tomado medidas concretas. Como la capitalización de BancoEstado, para que más Pymes puedan acceder a recursos que les permita llevar adelante sus proyectos.  O a través del fortalecimiento de Corfo en distintas áreas de acción, para acompañar los emprendimientos desde la cuna, en los momentos más determinantes para el desarrollo futuro.

Y Corfo se preocupará, además, de introducir tecnología, de detectar los avances internacionales que no nos podemos perder y de ver de qué manera incorporamos estos avances en el quehacer de nuestras empresas.

Y esto es lo que va a pasar con el programa Start-Up Chile, que ha logrado atraer a nuestro país a emprendedores de todo el mundo, pero poniendo, además, un nuevo acento en regionalización. El 50% de los proyectos se van a instalar fuera de Santiago, para promover la asociatividad entre talentos locales y la vanguardia productiva internacional.

Comentábamos también con Roberto Paiva de qué manera interactuábamos programas como el ProChile con otros programas que vamos a tener. Ustedes saben que a través de los recursos para el año próximo, vamos a desarrollar 50 Centros de Desarrollo Empresarial a lo largo de todo Chile, para apoyar el desarrollo de las Pymes, sus competencias y sus capacidades.

Entonces, la posibilidad de hacer una interacción a nivel institucional también, que nos permita apoyar nuevos esfuerzos, nuevas intenciones, con recursos que vengan  de uno y otro lado, creo que es central para lograr nuestros objetivos.

ProChile, sin duda, es parte de este esfuerzo, porque ahora  va a tener mayor presencia regional a través de los 15 centros Pymes Exporta, en cada una de sus oficinas regionales, en estrecha colaboración con Corfo, Sercotec y BancoEstado.

Pero obviamente que con esta diversificación también tenemos que  mejorar nuestra competitividad, invirtiendo poderosamente en capital humano. O sea,  priorizando la formación de las personas.

Tenemos que preparar a nuestros hijos, a nuestros niños y jóvenes, trabajadores y trabajadoras, para asumir las complejidades, pero a la vez las oportunidades que plantea la sociedad del conocimiento, cada vez más determinante en las cadenas de valor globales.

Y en este sentido, las transformaciones que estamos efectuando en materia de educación son indispensables.

¿Cuántos nuevos talentos, cuántos nuevos emprendedores, cuántos nuevos científicos y científicas, cuántos nuevos investigadores, técnicos calificados, pueden surgir de un sistema educacional integrador, inclusivo, de calidad,  que recibe el financiamiento apropiado para actuar al más alto nivel?

Y en tercer lugar, no podemos continuar aplazando la inversión que se requiere para mover todas estas industrias y maquinarias. Y yo he dicho que es indispensable destinar recursos y planificación para desarrollar la matriz energética que nuestro país necesita para las próximas décadas.

La industria chilena paga uno de los precios más altos de energía en América Latina, y en el caso de la minería, el segundo más alto entre los países mineros del mundo, lo cual constituye ciertamente una  carga para nuestra competitividad a nivel internacional.

Y por eso que nuestra Agenda de Energía se hace cargo de este problema, con la incorporación de nuevos actores con planes de eficiencia, ordenamiento territorial y el diseño de una matriz  más diversificada, lo que nos va a permitir asegurar el suministro y mejorar precios, o sea,  reducir costos de producción.

Pero, sin duda, lo decía el ministro recién, hay áreas donde todavía hemos tenido poco lugar para llegar.  Y por eso nuestra intención, y el presupuesto del próximo año plantea un incremento de recursos para poder tener presencia en lugares del mundo donde no hemos tenido presencia, sea a través de embajadas, sea a través de agregadurías comerciales, a través de ProChile, porque necesitamos estar en muchos lugares.

Hay lugares donde hemos estado y por falta de recursos y de recursos humanos a veces hemos perdido en competitividad, y tenemos que reforzar nuestra presencia en el mundo. Y en ese sentido, lo que hemos discutido es que no puede haber una estrategia que no vaya de la mano de una institucionalidad que permita que esto sea una realidad.  Y por eso, vamos a continuar durante estos 4 años incrementando las capacidades para que nosotros podamos apoyar estos esfuerzos de los emprendedores que quieren seguir emprendiendo, pero también seguir saliendo al mundo de manera más amplia y más adecuada.

Estamos todos convencidos, los que estamos aquí  y quienes no están aquí también, que Chile es un país lleno de posibilidades para ofrecer al mundo. Posibilidades que se ampliarán si integramos a este proceso formativo y productivo a toda nuestra sociedad; si fomentamos la creatividad, la asociatividad y el empuje de nuestros habitantes.

Y nos llena de orgullo saber que en este camino contamos con el compromiso y el trabajo de hombres y mujeres, porque por ahí alguien habló de los hombres de ProChile, de hombres y mujeres, de instituciones fundamentales como ProChile, que permanentemente fortalece la imagen de nuestro país a través de ferias, encuentros y concursos.  Yo sé que ahora están en el Chile Day en Inglaterra, también ahí tratando de mostrar distintos aspectos de nuestro  país.

Así que creo que trabajando todos juntos,  esfuerzos conjuntos Gobierno,  sector público, sector privado, sé que nuestro país va a poder seguir expandiendo sus fronteras y desplegarse cada vez más con mayores riquezas en todo el planeta.

Y felicitaciones por ese pequeño folleto.  La verdad que con ese niñito, dan ganas de comer esas uvas.

Muchas gracias.

* * * * *

Santiago, 13 de Octubre de 2014.


02 DG-embajador-UE-01042014

  | Por Andrés Rebolledo, Director General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon.

Hace 50 años si mi empresa exportaba manzanas, las etiquetas eran diseñadas por mi hija, impresas por mi amigo; las tablas para las cajas me llegaban de un primo de Temuco, y el cartón corrugado interior me lo proveía la Papelera. Si bien se trata de un burdo e hipotético ejemplo, da la idea de que antiguamente lo local era el patrón de la producción nacional. Hoy, gracias a la apertura de los mercados, a las impresionantes mejoras en el transporte internacional y el vertiginoso mundo de las comunicaciones e internet, las cosas han cambiado radicalmente.

En la actualidad nuestro exportador de manzanas tiene el mundo entero a su disposición y, como es un empresario avezado, lo más probable es que se abastezca de los mejores y más baratos insumos del mundo entero. Así podrá reducir costos y competir con el productor argentino o neozelandés, porque todos ellos hacen lo mismo.

Lo que antaño era una “cadena” de actividades domésticas para una industria, hoy necesita ser una concatenación a nivel internacional para poder ser competitivo a nivel mundial. Este proceso es conocido ahora como “cadenas globales de valor” (CGV), porque integra partes y piezas de diferentes partes del globo para un producto final, cuyo mercado puede ser todo el planeta.

Su alcance ha crecido tanto que hoy la OCDE y la OMC desarrollan indicadores para medir el valor agregado externo de las exportaciones como posible indicador de CGV. Ello, porque se estima que su contribución, resulta ser un indicador bastante exacto de la participación en las CGV.

Debemos seguir en la línea de atraer inversión extranjera y crear las condiciones internas que nos permitan participar en las Cadenas Globales de Valor de tales emprendimientos transnacionales.

Chile no está bien posicionado en esta nueva realidad. En efecto, el estudio citado señala que nuestra participación en las CGV está impulsada por los denominados “enlaces descendentes”, es decir, las exportaciones chilenas, concentradas en recursos naturales, son utilizadas dentro de los procesos de producción de bienes para la exportación de otros países, donde el sector minero tiene la mayor participación. Las exportaciones de cobre pasan a ser insumos para productos elaborados en el extranjero que van desde cables eléctricos hasta maquinarias y equipos de alta tecnología. En términos de porcentaje, del total de las exportaciones de valor agregado a nivel mundial Chile representa solo el 0,5%, frente a 12% de EE.UU., 8% de China y de Alemania y 5% de Japón. Tampoco nos va bien comparados con socios de nuestra región: México y Brasil tienen un guarismo cercano al 2%.

¿Podemos hacer algo para integrarnos a las CGV? Claro que sí y nuestro país está en una posición privilegiada para lograrlo. Contamos con acuerdos de libre comercio con 61 países, que representan el 85% del PIB mundial, todos los cuales apuntan a eliminar barreras comerciales para bienes y servicios, promover la inversión, potenciar la competencia y a proteger la propiedad intelectual de inventos y procesos productivos.

Pero para ello se requiere avanzar en varias direcciones. La primera es tomar conciencia de su importancia y de nuestras potencialidades. Otras condiciones ya se encuentran en proceso, como es el caso de la reforma educacional junto con reconocer la centralidad de la innovación y la necesidad de inyectar más recursos para investigación y desarrollo. En la misma línea debemos mirar y abrazar las nuevas tecnologías. Debemos salirnos de estereotipos y prejuicios del siglo pasado como que la protección a la propiedad intelectual inhibe el desarrollo. La lógica debe ser inversa: aprovecharnos de la propiedad intelectual para apurar nuestro proceso de desarrollo.

Debemos seguir en la línea de atraer inversión extranjera y crear las condiciones internas que nos permitan participar en las CGV de tales emprendimientos transnacionales. La integración física y productiva regional puede ayudarnos mucho en esta tarea; de ahí nuestros esfuerzos de diálogo entre la Alianza del Pacífico con el Mercosur y otras entidades de nuestra América Latina. Porque en definitiva, las CGV son otra oportunidad que no debemos dejar pasar.

La agenda futura y los énfasis que le quiere otorgar nuestro país fueron los temas centrales de la mesa público-privada sobre las relaciones entre Chile y el Asia Pacífico.

El encuentro congregó al Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; al Embajador en Misión Especial para el Asia-Pacífico, Eduardo Frei; al Director General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon, Andrés Rebolledo; al Director de ProChile, Roberto Paiva y otras autoridades ministeriales, quienes se reunieron con un grupo de empresarios nacionales, representantes de todos los sectores.

IMG_8751

El encuentro se realizó en el edificio de la Cancillería y contó con la presencia del Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; el Embajador en Misión Especial para el Asia-Pacífico, Eduardo Frei; el Director de Direcon, Andrés Rebolledo; el Director de ProChile, Roberto Paiva y otras autoridades ministeriales. (Foto: Direcon)

Los asistentes coincidieron en que es fundamental para nuestro país avanzar en el fortalecimiento de la relación política, económica y comercial de Chile con esa región. “El propósito de esta primera reunión es fijar una estrategia de profundización de los lazos que Chile tiene con el Asia Pacífico que, como hemos dicho, es el horizonte del futuro y que para nuestro país tiene la mayor importancia”, señaló el Canciller Muñoz al inicio.

En el encuentro, los participantes abordaron, entre otros temas, las expectativas de Chile de materializar un acuerdo comercial con Indonesia, la mayor economía del Sudeste Asiático. “Tendremos la segunda reunión con las contrapartes de Indonesia en noviembre de este año, para seguir avanzando en alcanzar un acuerdo comercial en el corto plazo”, afirmó, la autoridad de Direcon.

Asimismo, dialogaron sobre la participación nacional en la próxima Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que se realizará en noviembre en Beijing.

Tras la reunión, el Embajador Eduardo Frei resaltó la importancia de este tipo de encuentros. “Lo importante es llegar al Asia-Pacífico como país y eso, que hemos realizado largamente durante muchos años, hay que profundizarlo, hay que mantenerlo, porque los desafíos que ahora se vienen son más grandes”.

Algunas cifras

Durante el 2013 Asia fue receptor del 48% de las exportaciones chilenas al mundo, alcanzando cerca de US$ 37 mil millones. Por otra parte, la participación asiática en las importaciones chilenas alcanzó un 31%, con US$ 24 mil millones. Dentro de los principales destinos en Asia, China fue el receptor de un 52%, seguido por Japón con 21%; Corea 11%; India 6%; y Taiwán 4% de las exportaciones chilenas a la región. Asimismo, en las importaciones desde Asia, China representó un 64%, seguido por Corea con 11% y Japón con un 10%.

BoliviaLatinoaméricaChile

En entrevista con AméricaEconomía, el canciller chileno dice que busca el multilateralismo comercial. Con años de ONU en el cuerpo, quiere de todo con todos.

Los países chicos salen perdiendo en un mundo sin libre comercio. Por eficientes y competitivos que sean, igual salen perdiendo. Es por eso que Heraldo Muñoz, actual ministro de Relaciones Exteriores chileno y ex embajador de Chile ante Naciones Unidas y la OEA, es partidario ferviente del multilateralismo comercial y de su encarnación institucional, la Organización Mundial del Comercio. “La OMC”, dice el ministro de Relaciones Exteriores chileno, “es el organismo que necesitamos para entendernos balanceadamente en materias comerciales y otros asuntos ligados al comercio”.

heraldomunoz_6

“Hago hincapié en esto: nuestra disposición es colaborar lo más posible, dejando en La Haya lo que es de La Haya”, recalcó Muñoz.

-¿No se imponen allí los más fuertes?

-Muchas veces sucede así, pero una adecuada articulación de los países más débiles debería servir para que nuestra voz se impusiera con mayor propiedad. Igualmente, un acercamiento entre los bloques y alianzas regionales ayudaría a América Latina a negociar en el concierto internacional. Por ejemplo, para la Agenda para el Desarrollo Post 2015 de Naciones Unidas, África ya está unida a pesar de que son muchos más países, con sistemas políticos y niveles de desarrollo muy diferentes. Pero los países de América Latina, en su gran mayoría democracias con idioma común y economías de ingresos medios,  brillan por su ausencia.

-Chile es miembro de la Alianza del  Pacífico, pero no es miembro pleno del Mercosur porque hacerlo le significaría subir sus aranceles a las importaciones de terceros países, es decir retroceder en la búsqueda del libre comercio.  ¿Qué quiere decir Chile cuando habla de ser “puente” entre ambos grupos?

-Efectivamente, las diferencias arancelarias y de inserción internacional explican por qué Chile es miembro asociado del Mercosur y no integrante pleno. Nuestramembrecía asociada se ha traducido en beneficios concretos, comerciales y de inversión, para nosotros.Chile  tiene un beneficio arancelario de 100%; vale decir nuestros productos ingresan a cada uno de los países del Mercosur con arancel cero.
Contamos con una ubicación geográfica privilegiada, así como acuerdos comerciales en pleno funcionamiento con los países de Mercosur y el Asia-Pacífico. Por ello creemos que podemos jugar un rol de “puente” entre las naciones de la costa Atlántica y las del Pacífico,facilitandoun mejor posicionamiento competitivo en los mercados asiáticos. Esta integración puede traducirse en nuevos proyectos de infraestructura portuaria, caminos, pasos fronterizos, junto al despliegue de mayores servicios, lo que sería muy beneficioso para las economías de Chile y la región. Esta es una postura pragmática y fundada en el interés nacional.

-Los países de la Alianza del Pacífico tienen economías abiertas que buscan el libre comercio y el Mercosur pone trabas a las importaciones de fuera del bloque e incluso no ha logrado una satisfactoria integración comercial entre sus propios miembros. ¿No es una quimera entonces querer integrar a ambos bloques?

-No es una quimera. Y no se trata de buscar una fusión de los dos bloques. Eso sería irreal. Lo que se busca es la complementación, avanzar respetando las diferencias. Efectivamente, entre ambos bloques existen diferencias en concepciones de desarrollo interno y en la forma de inserción en la economía mundial. Y por ello hemos sostenido que es preciso procurar una “convergencia en la diversidad”. Eso significa que ambos grupos de países pueden beneficiarse aunando esfuerzos puntuales en potenciar, por ejemplo, la infraestructura regional, la internacionalización de las pymes, acuerdos energéticos, mejorando las comunicaciones, facilitando el libre tránsito. Cada uno de estos aspectos ayudaría a potenciar esos modelos económicos diversos, sin ponerlos en contradicción. De hecho, así se podría fortalecer la competitividad tanto de los países de la Alianza del Pacífico como del Mercosur, independientemente de las concepciones distintas de desarrollo.

-¿Por qué no aceptar la diferencia profunda de los dos proyectos de integración subregional y simplemente mejorar los lazos comerciales, lo más que se pueda, entre los miembros de ambos bloques, país por país y por sectores económicos?

-Efectivamente, creemos que hay que avanzar lo posible, de manera gradual y pragmática. Junto a las diferencias comerciales, hay acuerdos. El pragmatismo que proponemos tiene precedentes:tanto los países de la Alianza del Pacífico, como los países miembros del Mercosur tienen acuerdos de libre comercio entre sí que se han venido construyendo en las últimas dos décadas. Al mismo tiempo, las inversiones chilenas en Brasil y Argentina son las más altas, no sólo de la región, sino de las colocaciones en todo el mundo.     
En consecuencia, más allá del comercio, que siempre nos interesaprofundizar, existen un conjunto de temas, distintos al arancelario, en los que puede haber acuerdos, queayuden a Chile y a sus vecinos a aumentar la productividad para alcanzar un mejor posicionamiento en la economía mundial.

-Los cuatro países de la Alianza del Pacífico representan el 50% del comercio de América Latina con el mundo y todos ellos ya poseen lazos bilaterales fuertes con Brasil y Argentina y -en algunos casos- también con Uruguay y Paraguay. La idea de unir a ambos bloques pareciera entonces tener una intención más bien política. ¿Es así?

-La política exterior del gobierno de la presidenta Bachelet privilegia nuestros vínculos con América Latina y, en particular, con los vecinos de América del Sur. Es una decisión política converger en la diversidad. Ello apunta a tener las mejores relaciones políticas, sociales y culturales con el entorno y, al mismo tiempo, obtener beneficios económicos de ese mayor vínculo. Pero no es lo mismo la suma de acuerdos bilaterales que un entendimiento entre bloques, aunque sea en materias puntuales. Hay un valor agregado en la concertación más amplia. El mundo actual es un mundo de bloques. Negocian las regiones y, en consecuencia, un bloque regional sólido nos permitiría obtener ganancias políticas y económicas en la sociedad global.

-Los flujos comerciales entre los miembros de la Alianza del Pacífico ya ocurren en 92% sin aranceles, ¿en qué plazo cree que los del Mercosur deberían/podrían llegar a ese nivel con los actuales integrantes de la Alianza?

-He hablado del concepto de las velocidades diferenciadas puesto que algunos esquemas, como la Alianza, tienen condiciones de ir más rápido y otros a un ritmo diferente. La clave es tener en un horizonte de integración regional, una arquitectura común pero con geometría variable como solían decir los europeos. Entretanto,nuestras exportaciones ingresan con arancel cero al mercado de cada uno de los países del Mercosur, gracias al ACE 35.

ACUERDO TRANSPACÍFICO

-Los países de la Alianza ya han alcanzado importantes logros, pero para algunos la alianza tiene ante sí multitud de retos, entre ellos la estandarización de la ventanilla única de comercio exterior y la armonización de requisitos para arancelarios entre los países miembros. ¿Qué otras trabas tiene la Alianza del Pacífico desde el punto de vista de los intereses chilenos?

-No hay grandes trabas. En la Alianza se avanza bien. En la reciente reunión del Grupo de Alto Nivel, del 8 y 9 de octubre, se presentó el proyecto de interconexión de las ventanillas únicas de los países miembros. Por otra parte, se está estudiando la homologación de normativas en sectores como los productos cosméticos y farmacéuticos. Estimamos que no habrá mayores dificultades para la aprobación de ambos proyectos. Hay áreas que están al déficit, como es el transporte aéreo, por ejemplo.

-Cuando hablamos de integración en el vecindario, regional, Bolivia está más ausente que presente…

-Nuestra intención es separar los temas económicos de la demanda de La Haya. Incluso, si es posible, mejorar las relaciones económicas con Bolivia. La demanda ante La Haya fue en abril, así que recién estamos evaluando el impacto que pudiera estar teniendo en las inversiones y el comercio. Aún no tenemos cifras, pero nosotros ya hemos notado el impacto en proyectos chilenos de ayuda y cooperación a Bolivia que están siendo detenidos. Nosotros, el gobierno, en todo caso, no vamos a hacer nada para impedir el flujo de inversiones ni el comercio.

-Bolivia arguye que la no salida al mar es una barrera muy concreta para que pueda ejercer su libre comercio.
-No lo vemos así. El acceso de Bolivia al mar a través de nuestros puertos, por ejemplo, es importante. El flujo de productos bolivianos que entran por puertos chilenos aumentó 134% de 2012 a 2103, y el 80% de toda la carga de Arica es carga boliviana. Todo esto por el crecimiento de la economía boliviana y por el libre flujo con Chile. Por eso, hago hincapié en esto: nuestra disposición es colaborar lo más posible, dejando en La Haya lo que es de La Haya.
-Pasando a un entorno más amplio. Chile está negociando el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, también conocido como TPP. ¿Cuál es su visión sobre la relevancia e impacto del TPP a mediano y largo plazo para el país?

-El TPP ha sido el resultado de las dificultades de la OMC para materializar los compromisos de la Ronda Doha. Para nosotros es prioritario el multilateralismo comercial. En su defecto, hemos aceptado avanzar negociaciones en el marco del TPP. En este ámbito no tenemos problemas con  la apertura  comercial, con el acceso a mercados. Nuestra preocupación radica en otros temas, de alta sensibilidad: los compromisos propuestos en propiedad intelectual,las normas sobre control de Internet,  las normas laborales,algunas exigencias sobre inversión extranjera y la certificación que se estaría exigiendo para la entrada en vigencia del TPP. Seguiremos negociando, pero velando por los intereses nacionales.

-Siguiendo con el TPP, entendemos que Chile está proponiendo agregar una cláusula que le permita mantener alguna soberanía en términos de flujos de capital, a fin de poder enfrentar localmente crisis económicas o financieras de alcance global o hemisférico.

-En efecto, nuestro standard está fijado en el TLC con los Estados Unidos, donde se salvaguardan  las atribuciones del Banco Central. Ello, en condiciones de crisis financiera,  le permite hacer efectivo el encaje bancario por un período razonable.

-¿Cómo ve usted la Alianza Transatlántica que está impulsando el gobierno estadounidense en busca de la liberalización del comercio entre Estados Unidos y Europa? ¿Qué impacto tendría esta alianza en América Latina y en Chile?

-A nosotros nos interesa que se haga efectiva la Ronda Doha, que todos los países del mundo participen de la liberalización del comercio, y que se instalen normas comerciales que les permitan a los países pequeños tener un trato justo en el mundo global. Pero, como ya dije, las tensiones comerciales, e incluso políticas, han dificultados los avances en el marco de la OMC, emergiendo iniciativas regionales variadas. Una de ellas es precisamente la propuesta de liberalización Europa-Estados Unidos, cuyos avances no parecen muy sustantivos todavía. Sin embargo,  dado que la regionalización constituye una creciente realidad, América Latina tiene que establecer entendimientos más sólidos y presentarse con una postura más concertada frente al mundo. Por eso que la “convergencia en la diversidad” es tan importante: apunta a fortalecer el proceso de integración regional, más allá de las diferencias entre nuestros países.

-Finalmente, hablando de la OMC, en términos generales, los intentos de liberalización comercial a nivel global en que se ha empeñado no han sido exitosos. ¿Significa esto que se necesita otro tipo de organización, quizá más pragmática, que estimule acuerdos bilaterales, o de bloques de países, o por industrias específicas?

-La OMC es el organismo que se necesita para que nos entendamos balanceadamente en materias comerciales y otros asuntos ligados al comercio, tales como inversiones, compras gubernamentales, etc. En esta instancia los países pequeños pueden hacer valer con mayor propiedad sus derechos y apelar a tribunales cuando se producen controversias. Es cierto que muchas veces allí se ha impuesto el poder de los más fuertes, pero una adecuada articulación de los países más débiles debería servir para que nuestra voz se impusiera con mayor propiedad.

Fuente: América Economía

El Director General de Relaciones Económicas Internacionales, Andrés Rebolledo, afirmó hoy que Brasil es un socio político y económico fundamental para Chile, por lo cual se está impulsando una agenda de trabajo bilateral para avanzar en áreas importantes, como inversiones, facilitación de comercio, conectividad y encadenamientos productivos.

Al realizarse hoy en Brasilia la reunión de la Comisión Binacional de Comercio, instancia que congregó a altos funcionarios de ambos gobiernos -que no sesionaba desde el año 2011 y que tiene como objetivo evaluar para profundizar la relación económica bilateral- Rebolledo destacó que Brasil es hoy el mercado más importante para Chile en América Latina y el quinto a nivel global, tanto en lo comercial como en destino de las inversiones chilenas. De hecho, entre enero y agosto de 2014, el intercambio comercial bilateral totalizó US$ 6.560 millones, experimentando una expansión anual de 4%.

Además, con un stock acumulado al año 2013 de US$ 25.207 millones, lo que implica un 26,8% del total de las inversiones chilenas directas en el mundo, Brasil es hoy el destino preferido de más de 150 empresas nacionales que desarrollan casi 200 proyectos en diversos sectores: un 42% en la industria, 28% en el sector servicios, 18% en energía y 11% en la actividad agropecuaria.

“Las exportaciones No tradicionales de Chile a este país han venido aumentando especialmente en el rubro de alimentos. En este sector encontramos un potencial muy importante en Brasil ya que, gracias a la disminución de la pobreza, ha emergido una clase media más demandante y consumidora de nuestros productos. Ello explica una mayor presencia exportadora en vinos, agroindustria, salmón, entre otros productos de la canasta agroalimentaria chilena”, manifestó.

Brasil es hoy la séptima economía del mundo y un país de dimensión continental; su población (unos 200 millones) es once veces superior a Chile y su economía es 8 veces la chilena, incluyendo estados al interior del país que por sí mismos representan grandes mercados para nuestras exportaciones. De hecho, por ejemplo, sólo Sao Paulo equivale más de dos veces la economía chilena.

Las relaciones comerciales con Brasil se rigen por el Acuerdo de Complementación Económica Chile – Mercosur, vigente desde octubre de 1996, el que a la fecha permite que el 100% de los productos nacionales ingresen a dicho mercado con arancel cero.

Nuevas alianzas

Sin embargo, Rebolledo señaló que más allá del comercio, para Chile es importante establecer alianzas, que permitan avanzar en conjunto en áreas como ciencia y tecnología, medio-ambiente, relaciones laborales, cadenas de valor e internacionalización de las pymes.

“El trabajo de la Comisión Binacional tiene una densidad que revela la importancia que ambos gobiernos atribuyen a sus relaciones económicas y políticas. El comercio, inversiones, integración regional y el tránsito fluido desde el Atlántico al Pacífico, ponen de manifiesto la necesidad de una alianza indispensable, pues somos países muy complementarios”, dijo Rebolledo.

Asimismo, resaltó que Chile ha planteado la idea de buscar acercamientos entre Alianza del Pacífico y Mercosur, bloques que según señaló, iniciarán un diálogo tendiente a la búsqueda de áreas de cooperación mutua. Para esto, Chile realizará un seminario el 24 de noviembre en Santiago, y que congregará a autoridades, académicos, intelectuales y empresarios, provenientes de los países miembros de ambas instancias de integración, así como representantes de Centroamérica.

ProChile y Marcas Sectoriales

El crecimiento de las clases emergentes en Brasil, ha sido un factor para que Chile haya fortalecido su estrategia comercial en el mercado. A partir de esto, principalmente a través del instrumento Marcas Sectoriales, ProChile ha creado cinco marcas, cuya apuesta es llegar de forma asociada al mercado brasileño, buscando resaltar el origen de los productos y servicios chilenos.

Cuatro son de alimentos (Chile Olive Oil, con aceite de oliva; Wines of Chile, con vinos; Salmón de Chile y Patagonia Mussel, con mejillones) y además, existe una marca en el sector servicios, orientada a promover los servicios de educación superior del país (Learn Chile).

Chile apuesta a que durante los próximos meses se darán pasos “importantes” hacia una “convergencia” entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur, afirmó el viceministro chileno de Comercio Exterior, Andrés Rebolledo.

“Se trata de la convergencia en la diversidad”, explicó Rebolledo en Brasilia, donde hace una visita de trabajo en el marco de un encuentro bilateral sobre comercio y asuntos económicos, que no se realizaba desde 2011.

Según el funcionario chileno, la segunda vuelta de las elecciones que se celebrará en Brasil el próximo día 26 no alterará el interés ya manifestado por este país en una aproximación entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico.

ECUADOR - CHILE - COMERCIO“Más allá de la actual coyuntura política, Brasil juega un papel clave en la integración latinoamericana”, es “un actor global en el nuevo espacio multipolar que se construye” y mantiene una “probada vocación por la integración latinoamericana”, indicó Rebolledo.

Brasil elegirá el próximo 26 entre renovar el mandato de la actual presidenta y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, o el “cambio” que propone el opositor socialdemócrata Aécio Neves, quien ofrece al electorado planes económicos y comerciales de corte más liberal.

Aún así, el Gobierno de Rousseff ya ha manifestado su interés por aproximar al bloque que Brasil integra con Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela a la Alianza del Pacífico, formada por Colombia, Chile, México y Perú.

Neves, por su parte, plantea el posible acercamiento a la Alianza del Pacífico como una “prioridad” en el marco de su proyecto de promover una mayor apertura de mercados apoyada en intereses más económicos que políticos.

De acuerdo con Rebolledo, al margen del resultado de las elecciones en Brasil, “el planteamiento de la convergencia entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico sigue siendo válido” y Brasil será uno de los pilares en los que se apoyará esa futura “sociedad”.

Rebolledo informó también de que el próximo 24 de noviembre se realizará en Chile un seminario que reunirá a cancilleres de los países de los dos bloques, junto con empresarios y representantes de organismos regionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) o la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Proyección

Explicó que, además, para “darle más proyección hacia el resto de América Latina”, ha sido invitada una delegación guatemalteca, pues la intención es que esa “convergencia” entre ambos bloques trascienda hacia el resto de la región.

Respecto a las relaciones bilaterales entre Brasil y Chile, Rebolledo sostuvo que independientemente de las elecciones del próximo día 26, existe una dinámica económica y comercial que no será alterada y tiende a reforzarse.

El viceministro señaló que Brasil es el primer socio comercial de Chile en América Latina y el quinto en el mundo, además de constituir hoy el “principal mercado para la inversión” chilena, que ya suma 25.000 millones de dólares en la economía brasileña.

“Brasil es un país esencial” para el proceso de integración en América Latina y para el propio Chile, declaró Rebolledo, director general de Relaciones Económicas Internacionales, con rango de viceministro de Comercio Exterior.

Fuente: El Economista América

  • Entre el 13 y el 19 de octubre ProChile estará celebrando sus 40 años de vida. Hasta el miércoles 15 estará abierto el Pabellón ProChile en la Plaza de la Cultura (Alameda con Zenteno).

Junto a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, y el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, ProChile dio inicio a la semana de celebración de sus 40 años apoyando la promoción de las exportaciones chilenas en el mundo.

Este medio día, junto al director general de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, Andrés Rebolledo; al Director de ProChile, Roberto Paiva; empresarios y funcionarios de la entidad, la Mandataria inauguró el Pabellón ProChile, una intervención que estará abierta al público hasta el miércoles 15 de octubre, donde el público podrá conocer parte de la oferta exportable de Chile y el trabajo que realiza ProChile en las 15 regiones del país y en el mundo a través de las 53 oficinas de la institución.

La Jefa de Estado resaltó en su discurso el hecho que diariamente, casi 17 millones de personas en el mundo beben una copa de vino chileno; 7 millones y medios de consumidores comen mariscos nacionales y 6 millones disfrutan de un salmón de nuestras aguas. Agregó que el desafío para el país y para la institución, “es diversificar nuestros actores, para que surjan nuevos emprendedores y emprendedoras, y con ellos y ellas, miles de ideas, las que no me cabe la menor duda que pueden ser muy exitosas”, aseveró.

Además, la Mandataria comprometió el apoyo del Gobierno para potenciar la promoción que realiza ProChile. “El presupuesto del próximo año plantea un incremento de recursos para poder tener presencia en lugares del mundo donde no hemos tenido, sea a través de embajadas, a través de agregadurías comerciales, a través de ProChile, porque necesitamos estar en muchos lugares”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, indicó que el trabajo que ha realizado ProChile en estos 40 años “ha sido muy importante para la apertura del comercio exterior de nuestro país, para la implementación de los TLC y para el apoyo a nuestros exportadores, especialmente para los pequeños y medianos”.

En relación a esto, el director general de la Direcon, Andrés Rebolledo, resaltó el cambio que han experimentado las exportaciones nacionales en estos 40 años. “Al momento de la creación de ProChile, el 85% de los envíos chilenos a mercados internacionales correspondían a minería, principalmente cobre. En 2013, las exportaciones de bienes, excluyendo cobre y servicios, representaron el 47,6% del total, dando cuenta de la diversificación de nuestros envíos y de la apertura económica que hoy tiene el país”.

Espíritu ProChile

En la ocasión se premió a la empresa exportadora que mejor representa el espíritu y valores promovidos por la institución: seriedad, confiabilidad, compromiso con los consumidores y con sus trabajadores. Tras una búsqueda y selección entre las 15 Oficinas Regional de ProChile, el premio se lo llevó la Sociedad Vitivinícola de Sagrada Familia S.A.

Esta sociedad ha logrado un exitoso plan de gestión empresarial. Por una parte, la organización incentiva el esfuerzo individual de cada asociado mediante el pago justo de la producción de cada parcelero y por otro, realiza la comercialización del vino en forma colectiva tanto al mercado nacional, como internacional, cumpliendo incluso con exigentes certificaciones en mercados europeos.

Este emprendimiento logra integrar diversos aspectos que ProChile a través de los años ha fomentado: el trabajo asociativo, y la diferenciación a través de certificaciones con altos estándares como son el Comercio Justo y la Calidad.

  • Tras conclusión de reuniones, las autoridades propusieron nuevos grupos de trabajo en áreas como minería y protección al consumidor, impulso a la ventanilla única para el bloque, y una agenda concreta con algunos países observadores, son parte de los temas acordados.
  • “La agenda estuvo centrada en dos grandes temas, primero seguir avanzando en la consolidación y profundización de la Alianza, y segundo afianzar nuestra proyección en la región Asia Pacífico”, explicó el director de Direcon, Andrés Rebolledo.

 

Después de dos días de trabajo, concluyó este mañana la reunión del Grupo de Alto Nivel (GAN) de la Alianza del Pacífico, conformado por los viceministros de comercio y relaciones exteriores de México, Perú, Colombia y Chile. En el encuentro, realizado en Viña del Mar, los grupos de trabajo acordaron avanzar en una serie de temas de gran relevancia para el bloque.

“La agenda estuvo centrada en dos grandes temas, primero seguir avanzando en la consolidación y profundización de la Alianza y segundo afianzar nuestra proyección en la región Asia Pacífico. Junto con enfatizar la importancia de seguir avanzando en la propuesta de diálogo entre los grupos subregionales en América Latina impulsada por Chile para encontrar espacios  de convergencia en la región, coincidimos en que el próximo desafío es proyectarnos con mayor fuerza hacia la región Asia Pacífico, un objetivo que ha estado en la concepción original de la Alianza del Pacífico”, explicó el director general de la Direcon, Andrés Rebolledo.

Para seguir avanzando en esa dirección, se resaltó lo propuesto en el marco de la última Asamblea de Naciones Unidas en Nueva York, donde se realizó un encuentro entre los países de ASEAN y la Alianza del Pacífico, y se propuso organizar para el año 2015 un foro de negocios entre ambos bloques.

Grupos de trabajo y ventanilla única

Asimismo, los viceministros coincidieron en la importancia de crear nuevos grupos de trabajo en temas de Educación, Desarrollo Minero. Además se instruyó la creación de un sub grupo de protección a los derechos del consumidor.

Otro de los temas abordados tuvo que ver con impulsar la creación de una ventanilla única para facilitar el comercio exterior, de manera que los exportadores de los cuatro países puedan hacer todos sus trámites a través de un solo portal de internet.

“Aunque no es una práctica muy común en el mundo, si es un sistema que ha sido usado por algunos países del Sudeste Asiático del bloque ASEAN con mucho éxito, y nos parece que es una forma de agilizar y facilitar el comercio exterior entre nuestros países. Cuando la ventanilla esté consolidada, podríamos pensar en extenderla a un marco más regional, por ejemplo en América del Sur”, explicó Rebolledo.

Agenda con observadores

En esta oportunidad estuvieron presentes ocho de los 32 países observadores de Alianza del Pacífico: Alemania, El Salvador, Finlandia, Holanda, Paraguay, Reino Unido, Suiza y Uruguay.

“Sostuvimos reuniones con los países observadores para analizar diferentes ámbitos de cooperación, enfocados en la relación  e integración de esos países con América Latina”, puntualizó Rebolledo.

Además, en el encuentro se evaluó la incorporación de Austria y Haití como nuevos observadores.

Seminario de convergencia el 24 de noviembre

En el cierre de las reuniones, Chile reafirmó la importancia del Seminario Alianza del Pacífico-Mercosur, que se realizará en nuestro país el próximo 24 de noviembre, en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), y que busca poder establecer un diálogo más amplio con el resto de la región.

Por parte de Colombia, encabezaron la delegación Mariana Sarasti Montoya, viceministra de Comercio Exterior, y Adriana Mendoza, directora de Mecanismos de Integración y Concertación Regional; por México, Rosaura Castañeda, jefa de la Unidad de Negociaciones Internacionales de la Secretaría de Economía, y Vanessa Rubio, subsecretaria para América Latina y el Caribe.

Por Perú, asistieron Claudio de la Puente Ribeyro, viceministro de Relaciones Exteriores, y por Edgar Vásquez, viceministro de Comercio Exterior. En el caso de Chile, el encuentro estuvo liderado por el director de la Direcon, Andrés Rebolledo, por el director de Asuntos Bilaterales de Direcon, Pablo Urria, y por la encargada de la Alianza del Pacífico en Chile, Elena Valpuesta.

Casanueva
| Por Héctor Casanueva, Representante Permanente de Chile en Ginebra ante la OMC, Unctad y OMPI. Posee un Máster en Comunidades Europeas por la Universidad Politécnica de Madrid y es Profesor de la Academia Diplomática de Chile.

De acuerdo con un reciente informe de la OMC, el comercio internacional crecerá menos de lo previsto inicialmente, bajando sus proyecciones desde el 4,7% al 3,1% para 2014, y del 5,3% al 4,0% para 2015. Lejos del promedio de los últimos veinte años, que fue del 5,2%. Es una mala noticia, dada la relación entre comercio, crecimiento y desarrollo, que se retroalimentan en un círculo virtuoso. De hecho, la causa de esta desaceleración estaría en el menor crecimiento del PIB en China, la Unión Europea y en América latina, que repercute en una menor tasa de importaciones. Recordemos, por ejemplo, que la UE es el primer importador mundial de alimentos, y que China ha liderado durante los últimos diez años el crecimiento del PIB a nivel mundial.

Si aplicamos un escáner a la economía mundial, y en especial al comercio internacional, podemos encontrar causas endógenas y exógenas que ayudan a entender las razones de estas caídas, y por ende, apuntar a esos factores para revertir la situación, que puede transformarse en tendencia. A este respecto, podemos anotar tres de estas causas: en primer lugar, las tensiones geopolíticas, ambientales, sanitarias y los conflictos regionales afectan negativamente el crecimiento y el comercio internacional. En segundo lugar, el fenómeno de crecimiento sin empleo que caracteriza a algunas economías desarrolladas y en vías de desarrollo, o la precarización del mismo, que trae como consecuencia una menor participación de los salarios en el producto, y por lo tanto una menor incidencia en la demanda. Y en tercer lugar, los problemas de competitividad sistémica que afectan a los flujos comerciales, debido a mala infraestructura, normativas y procedimientos administrativos obsoletos, aduanas colapsadas, conectividad escasa o inexistente.

Si aplicamos un escáner a la economía mundial, y en especial al comercio internacional, podemos encontrar causas endógenas y exógenas que ayudan a entender las razones de estas caídas…

Según la Unctad, en una transacción aduanera media intervienen entre 20 y 30 partes diferentes, 40 documentos, 200 elementos de datos (30 de los cuales se repiten 30 veces como mínimo) y la necesidad de volver a escribir, por lo menos una vez más, entre el 60 y el 70% de todos los datos.

En materia de logística, o sea, la performance en transporte de carga, infraestructura, cadenas de suministro, procedimientos administrativos en frontera, sistemas de pago, entre otros factores, según el Informe del Banco Mundial “Connecting to Compite”, con los datos del “Logistic Performance Index 2014”, el top ten entre 160 países lo encabeza Alemania y lo ocupan otros seis países europeos, más Estados Unidos, Singapur y Japón, mientras que los latinoamericanos recién ocupan desde el lugar 42 con Chile, seguido de Panamá y México, llegando hasta el lugar 121 en el caso de Bolivia. La mayor parte de los últimos lugares de la tabla corresponde a países de menor desarrollo de África y algunos del Asia.

Sobre esto, conviene llamar la atención a lo siguiente, pues tiene directa relación con medidas en este sentido, que permitirían recuperar el crecimiento de las exportaciones e importaciones, en especial de los países en desarrollo: la Conferencia de Ministros de la OMC logró aprobar en diciembre de 2013, luego de un largo período de estancamiento de la Ronda Doha de negociaciones comerciales, un paquete de medidas de facilitación del comercio, conocido como el “Paquete de Bali”, destinado a dinamizar el intercambio mundial de productos, que según las estimaciones de la OCDE puede inyectar al crecimiento mundial más de 900 mil millones de dólares anuales y la creación de hasta 22 millones de empleos.

Pero su entrada en vigor está aún pendiente, ya que hasta la fecha no ha sido posible para los países miembros lograr un consenso para aprobar el protocolo que pondría en marcha el paquete de medidas.

  • En los últimos dos años, 104 estudiantes chilenos han participado en programas de universidades de Colombia, México y Perú, mientras que otros 186 becarios de estos países han sido acogidos por instituciones de educación superior chilenas. Las becas están disponibles para estudiantes de pregrado, académicos e investigadores chilenos.

Un llamado a los estudiantes de pregrado, académicos e investigadores chilenos para que postulen al programa de becas de la Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica de la Alianza del Pacífico, hicieron hoy el Director Ejecutivo de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI), Ricardo Herrera, y el Director General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Andrés Rebolledo, en un almuerzo con becarios que se han acogido la beneficio, realizado en el Hotel Conference Town de Reñaca.

La actividad, realizada en el marco de las reuniones de los viceministros de comercio y relaciones exteriores de la Alianza del Pacífico, permitió compartir experiencias entre los becarios y las autoridades.

_MG_0743

El director Ejecutivo de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI), Ricardo Herrera, y el Director General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Andrés Rebolledo (ambos al centro).

“La Alianza del Pacífico está concretando un esfuerzo de integración en diferentes ámbitos, siendo fundamental lo referente a la formación profesional de capital humano avanzado. Creemos que el intercambio y movilidad académica de la Alianza del Pacífico, nos permite seguir avanzando en esa dirección”, explicó el Director de la Direcon.

Por su parte, el Director de la AGCI precisó que las becas tienen una duración de un semestre máximo para pregrado y desde un mes y hasta un máximo de un año para doctorado y profesores.

“Cada país ofrece anualmente a los demás un total de 100 becas. De estas, 75 son para movilidad de pregrado y 25 para movilidad de doctorados e intercambio de docentes e investigadores”, puntualizó el director de la AGCI.

En los primeros dos años que lleva abierta esta convocatoria de becas, un total de 104 estudiantes chilenos han sido beneficiados. Asimismo, 186 becarios de los otros países de la Alianza del Pacífico, han sido acogidos por instituciones de educación superior chilenas.

Becas 2015

Las becas de la Alianza del Pacífico contemplan el financiamiento de pasajes aéreos de ida y vuelta, una mensualidad de 650 dólares para pregrado y 920 dólares para estudiantes de doctorado y pasantías docentes e investigadores. Además, cubre un seguro de salud y vida.

Para postular los estudiantes de pregrado deben haber cursado al menos el 50% de su malla curricular y contar con un 5.0 de promedio general. Asimismo, la universidad de origen debe tener convenio con alguna de las universidades especificadas en la convocatoria, de modo que se asegure la convalidación total del intercambio cursado en la universidad receptora.

Las áreas de interés definidas para la convocatoria 2015 son las siguientes: negocios, finanzas, comercio internacional, administración pública, ciencia política, turismo, economía, relaciones internacionales, medio ambiente, cambio climático, ingeniería, ciencia y tecnología, ciencias exactas, cultura, deportes y gastronomía.

Los estudiantes chilenos interesados en postular a la actual convocatoria pueden hacerlo a través del sitio de AGCI (www.agci.gob.cl), agencia responsable de la administración de este beneficio en Chile. Las postulaciones se extenderán hasta el 15 de noviembre de 2014.

Ver convocatoria

Se abrió la convocatoria para postular al programa de Jóvenes profesionales OCDE 2015. La iniciativa busca atraer a nuevos talentos a trabajar a distintas áreas de la Organización.

Los candidatos deben estar comprometidos con los objetivos OCDE, con la promoción internacional y con las políticas de cooperación.

Los requisitos para postular son:

  • Haber nacido después del 1 de enero de 1982
  • Tener la nacionalidad de uno de los países miembros de la OCDE

Las postulaciones se extenderán hasta el 25 de noviembre. Más información aquí

El 2 y 3 de octubre se realizó en Canberra, Australia, la tercera reunión de la Comisión de Libre Comercio (CLC) entre Chile y ese país. Esto, con el objetivo de avanzar en temas del comercio bilateral, en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente desde marzo del año 2009 entre ambos países.

01 unnamed (4)

Brett Hackett, Subsecretario de la Subdivisión de Canadá y América Latina del DFAT, y por Pablo Urria, Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon.

En el encuentro, que estuvo encabezado por Brett Hackett, Subsecretario de la Subdivisión de Canadá y América Latina del DFAT, y por Pablo Urria, Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, sesionaron el Comité de Bienes el 2 de octubre, y se realizó la II Reunión de la Comisión de Libre Comercio el 3 de octubre.

“El TLC con Australia ha sido percibido por el sector privado como uno de los buenos acuerdos que ha negociado Chile. Para seguir incrementando el comercio, ambos países debemos buscar nuevos y creativos mecanismos que permitan seguir facilitando el intercambio bilateral”, explicó el director bilateral de la Direcon.

Dado que en enero de 2015 todos los aranceles de los bienes y servicios (a excepción del azúcar) serán eliminados, pues se cumple el proceso de liberalización  acordado en el TLC, es fundamental seguir comunicando las bondades y beneficios que provee este acuerdo para el sector privado, agregó Urria.

Chile dijo que se ve a sí mismo como puente para Australia, en su compromiso económico con América Latina, y del mismo modo Australia se ve a sí mismo como un puente para Chile para ampliar sus intereses económicos en Asia.

Respecto del trabajo a futuro abordado en el marco de la Comisión, Chile sugirió que ambos países deben trabajar juntos para identificar nuevas maneras de diversificar el comercio bilateral. Nuestro país aseguró que la cobertura positiva de los medios sobre este TLC, mejoraría la comprensión sobre este acuerdo.

En opinión de Australia, sería importante reforzar la difusión de información a los exportadores respecto de los beneficios de utilizar el TLC. Las autoridades de ese país se comprometieron a realizar gestiones de acercamiento con la comunidad empresarial.

Para avanzar en estos temas, las autoridades destacaron que el foro de Liderazgo Económico Australia-Chile, que se celebrará en Santiago en diciembre, representa una importante oportunidad para informar y educar a la comunidad empresarial.

02 unnamed (1)Aumento exportaciones

Gracias a la exitosa implementación y administración del acuerdo, las exportaciones chilenas a Australia se incrementaron de US$650 millones el 2009 (antes de la entrada en vigencia del acuerdo), a más de US$850 millones el año pasado. Respecto de las importaciones desde Australia, estas crecieron desde US$236 millones el 2009, a más de US$410 millones el 2013.

Las buenas cifras siguen replicándose este año. De enero a agosto las exportaciones chilenas a ese país llegaron a los US$591 millones,  y las importaciones  anotaron US$196 millones.

Aunque sobre el 70% de los envíos  chilenos a Australia son productos relacionados con la industria minera, hay envíos no mineros que se han incrementado de forma significativa. Por ejemplo, los alimentos procesados anotaron US$65 millones el año pasado, lo que representó un incremento de 80% comparado al año 2009.

Agenda de futuro

Además de los temas abordados en el marco de la CLC, dado que ambos países son parte del Transpacific Partnership (TPP), los expertos dedicaron parte de la agenda a analizar las coincidencias que tienen en capítulos como Contratación Pública a Inversiones.

Además, sostuvieron un intercambio de opinión respecto de la  Asociación Económica Regional Comprehensiva (RCEP, por sus siglas en inglés), acuerdo que está siendo negociado por todos los países ASEAN, Japón, China, Corea del Sur, India, Australia y Nueva Zelanda.

También abordaron los desafíos de la Alianza del Pacífico, proceso de integración donde Chile participa junto a México, Perú y Colombia, y donde hay 32 países observadores, entre los que se encuentra Australia, que está interesada en abordar temas conjuntos de cooperación en materia medioambiental y en educación.

Las autoridades chilenas manifestaron interés en avanzar en otras materias, por ejemplo, en la ampliación del acuerdo de servicios aéreos vigente con Australia. Australia demostró el interés de avanzar en una negociación más profunda que abarque más que las actuales libertades y busque ampliar el acuerdo más allá del aumento de las frecuencias.

En los primeros nueve meses del año 2014, las exportaciones chilenas crecieron un 0,3% anual, totalizando US$ 57.496 millones. Por su parte, las importaciones FOB acumularon US$ 50.974 millones con una baja anual de 9,0%. De esta manera, el saldo de la balanza comercial fue superavitario con US$ 6.523 millones, y casi cinco veces mayor al saldo de igual periodo del año 2013 (US$ 1.345 millones).
Durante el periodo mencionado, las exportaciones mineras se redujeron un 3,9% anual, totalizando US$ 31.166 millones. Las exportaciones de cobre, que representan un 50% del total exportado y un 92% del total de los envíos mineros, disminuyeron un 2,9% anual, influenciado por la caída de 6,0% en el precio del cobre refinado. Por su parte, los envíos del resto de la minería se redujeron un 14,0%.

Nombre Publicación Minuta Mensual Comercio Exterior – Septiembre 2014
Fecha Publicación 8 de octubre de 2014
Formato PDF
Peso 322 KB
Descargar Documento  

Economic Freedom of the World 2014Según el informe anual que realiza el Instituto Fraser de Canadá, y que mide la Libertad Económica, Chile ocupó el puesto 10 del ranking, compartiendo esa posición con Finlandia.

En una escala que va del 0 al 10, Chile y Finlandia registraron una puntuación de 7,84.

De los países latinoamericanos, Chile se situó en el primer lugar, seguido por Perú (20), Costa Rica (23) y Nicaragua (36).

El ranking mide a 152 países en función de cinco indicadores: Tamaño de gobierno, estructura legal y seguridad de derechos de propiedad, acceso a moneda sana, libertad económica global, y libertad en el sector regulatorio.

Ver Economic Freedom of the World: 2014 Annual Report