Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin

Santiago, 30 de marzo de 2017.- Gran interés suscitó esta mañana una exposición que hizo el Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria, junto al Director de ProChile, Alejandro Buvinic, a representantes de diversas cámaras binacionales de comercio de América Latina, Europa, Asia, África, Oceanía, América Central y América del Norte.

El objetivo del encuentro, fue mostrar de primera mano los lineamientos de la Direcon y de ProChile, para proyectar el trabajo conjunto que permita seguir estimulando el comercio y las inversiones recíprocas.

Además de las autoridades mencionadas, en el encuentro intervino el presidente del Club de las Cámaras Binacionales, Álvaro Echeverría, quien destacó la instancia para recoger información valiosa para los socios de las Cámaras, la mayoría pymes.

En su exposición, Urria, explicó los lineamientos que guiarán la labor de Direcon este año, y puso énfasis en el desafío de la integración regional.

“Además de los acuerdos bilaterales, hay que pensar en los acuerdos regionales. La Alianza del Pacífico, por ejemplo, sigue siendo un proceso prioritario, pero debemos avanzar en fortalecer la integración con otros procesos regionales”, dijo la autoridad de Direcon.

La autoridad de ProChile por su parte, expuso a los presentes los múltiples programas de la institución, disponibles para los empresarios nacionales.

“Tenemos una serie de herramientas que hemos ido ajustando según las necesidades de los empresarios nacionales. Por ejemplo, tenemos el programa Mujer Exporta, para apoyar a nuestras emprendedoras. También tenemos el foco en descentralizar. Por eso destacó iniciativas como los Consejos Exportadores Regionales y los Encuentros con Exportadores (Enexpro) que realizaremos en mayo en Viña del Mar, Puerto Varas y Antofagasta.

 

Santiago, 30 de marzo 2017. Una delegación de altos funcionarios del gobierno hondureño, expuso hoy en Santiago las oportunidades que ofrece ese país para las inversiones directas y el comercio,  en un esfuerzo de ese país por incrementar sus vínculos económicos con Chile, aprovechando las ventajas que ofrece el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Chile con Centroamérica, del cual Honduras  es parte, junto a Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador.

En la apertura del evento, Mario  Benavente, jefe del Depto. Inversiones de Chile en el Exterior de la DIRECON, explicó que esta actividad se realizó en el marco del compromiso del país para apoyar a la región centroamericana y el Caribe en los ámbitos de cooperación, comercio y estímulo recíproco para las inversiones.

Destacó en este sentido los avances en la relación económico bilateral con Cuba, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador. Tras este seminario con Honduras, ya se trabaja en una línea similar con Guatemala. “Centroamérica y El Caribe es una región muy importante para nuestro país y desde nuestra perspectiva estamos estimulando el conocimiento mutuo, a fin de encontrar nuevas oportunidades comerciales”, manifestó.

En el caso hondureño, el Ministro Ebal Díaz, coordinador del sector público del Programa Honduras 20/20, dijo que el Gobierno busca desarrollar  iniciativas de largo plazo, que consideran una serie de medidas en el ámbito tributario, de seguridad pública y apertura a la inversión en varios sectores, entre otras acciones, con el objeto de potenciar el crecimiento económico y desarrollo del país. En este sentido resaltó las oportunidades en el ámbito del turismo, textil, manufactura intermedia, servicios empresariales, agroindustria y vivienda.

“Honduras busca dotarse de infraestructura, inversión y aumentar su intercambio comercial, todo sobre la base de una sustentabilidad ambiental”, comentó por su parte, la embajadora del país centroamericano en Chile, María Antonia Navarro.

En el seminario otros especialistas hondureños abordaron el marco legal para las inversiones y las oportunidades para el comercio bilateral con Chile. Expusieron también el asesor de DIRECON,  Hugo Baierlein, quien se refirió al potencial que representa el comercio bilateral para potenciar asociaciones empresariales, la integración productiva y cadenas de valor  y Rafael Sabat, subdirector Internacional de ProChile.

La actividad se realizó en la sede de la Cámara Nacional de Comercio (CNC, cuyo consejero Jorge Lee, subrayó la plena disponibilidad de ese organismo gremial por contribuir a la expansión del comercio internacional de Chile y las inversiones con sus diversos socios.

Intercambio comercial

Durante el año 2016 el intercambio comercial entre Chile y Honduras totalizó US$ 57 millones. Las exportaciones chilenas a ese mercado sumaron en el mismo período US$ 48 millones, mientras que las importaciones hondureñas al país, US$ 8 millones.

Santiago, 30 de marzo. Diversas organizaciones empresariales y de la sociedad civil, participaron hoy en una reunión convocada por la Direcon, con el fin de comunicar detalles de los procesos de negociaciones comerciales que actualmente coordina la institución con Indonesia y Argentina.

whatsapp-image-2017-03-30-at-11-14-50La sesión fue encabezada por el director de Asuntos Económicos Bilaterales, Pablo Urria, quien destacó que esta iniciativa tiene como contexto la preocupación institucional por establecer un contacto directo con los gremios, las instituciones de la civilidad y exponer ante ellos diversos detalles y temas considerados en todas las tratativas comerciales internacionales del país.

La actividad contó también con la participación de los jefes de los departamentos Asia y Sudamérica, Fernando Acuña y Karina Cánepa, respectivamente, quienes expusieron los avances logrados en las conversaciones con ambos mercados.

Entre las organizaciones presentes en la reunión de hoy, estuvieron: Chilealimentos, ASOEX, SOFOFA, ASILFA, NETEL Telefónica, ONG Derechos Digitales, EXPORLAC, Cámara de Comercio de Santiago, Consorcio Lechero, CORMA y EXPOCARNES.

A mediados de marzo y después de más de dos años Chile retomó las conversaciones para lograr un acuerdo con Indonesia, que con casi 260 millones de habitantes, es hoy la mayor economía del Sudeste asiático. De esta forma, se espera ayudar a diversificar la canasta exportadora chilena hacia este país, que actualmente se encuentra muy concentrada en el cobre y otros productos minerales.

En relación a Argentina, los días 8 y 9 de marzo de 2017, en la ciudad de Buenos Aires, se llevó a cabo la I Ronda de Negociación para la ampliación y profundización de los acuerdos comerciales vigentes entre Chile y ese país.

Durante esa primera ronda, los equipos negociadores trabajaron sobre propuestas de texto intercambiadas previamente y dialogaron sobre las metas y aspiraciones que tanto Argentina como Chile tienen respecto de la negociación, a fin de establecer aspectos metodológicos y procedimentales de las siguientes rondas de negociación.

La ampliación y profundización de los acuerdos comerciales entre la Argentina y Chile, responde a la necesidad de contar con un Acuerdo de última generación mediante el cual se consolide la relación comercial bilateral, se modernice el marco jurídico existente a través de la incorporación de reglas comerciales que brinden mayor certidumbre y nuevas oportunidades a los empresarios de ambos países, con el fin de facilitar e incrementar el comercio y las inversiones recíprocas.

 

 

Gran concurrencia tuvieron sendos seminarios realizados esta semana en Temuco y Valdivia, con el fin de dar a conocer a los empresarios locales y la ciudadanía en general, los beneficios de la Alianza del Pacífico. Los encuentros concluyeron con una vistosa intervención urbana con remolinos, que representan el logo de la organización.

 

 

Hubo más de 1.000 remolinos instalados en el centro de Temuco, y en la orilla del río Calle Calle en Valdivia, para que la ciudadanía pudiera familiarizarse con el concepto de la Alianza del Pacífico (AP) y conversar con las autoridades sobre los beneficios de este proceso de integración que reúne a Chile, Colombia, México y Perú.

De esa forma terminaron los seminarios regionales “Alianza del Pacífico, una nueva puerta hacia la globalización regional”, realizados en  las dos capitales regionales, y que buscaron acercar los beneficios de la AP a la comunidad de la zona. El plan de difusión regional el año ya incluyó a ciudades como Iquique, Arica y Copiapó.

“Estar en Temuco y Valdivia constituye un hecho de gran relevancia, pues representa no solo nuestro deseo de difundir los beneficios de la Alianza del Pacífico, sino que también buscamos en nuestras visitas a regiones obtener la retroalimentación respecto de cuáles son las inquietudes que existen para poder incorporarlas en nuestra agenda en este proceso de integraciónl”, dijo Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Seminario #AP Valdivia

El objetivo del evento, organizado por Direcon fue presentar a los empresarios, beneficiarios y asistentes de la sociedad civil de La Araucanía y de Los Ríos, las oportunidades de este mecanismo para las regiones. Esto, en el contexto de la presidencia pro témpore de Chile en la Alianza del Pacífico.

Además de la autoridad de la Cancillería, en los eventos expusieron Elena Valpuesta, Jefa del Depto. de la Alianza del Pacífico de Direcon; Carmen Gloria Vivanco, Depto. Acceso a Mercados de Direcon; Pilar Riess, del equipo de la Alianza del Pacífico de ProChile; el Gobernador de la Provincia de Cautín, Ricardo Chancerel; el Intendente de Valdivia, Ricardo Millán en el caso de  esa ciudad; y las empresarias Claudia Rojas de Agroten, una exitosa compañía de Temuco que está exportando hace siete años a Colombia; y Claudia Hermosilla, Jefa de Nuevos Negocios de Allware, empresa de softwares de Valdivia que ha prospectado oportunidades en México.

Otros antecedentes

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional creada el 28 de abril de 2011. Actualmente cuenta con 49 países observadores. Su objetivo es impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías involucradas, con miras a lograr mayor bienestar, superar la desigualdad socioeconómica e impulsar la inclusión social de sus habitantes.

Desde mayo del año pasado está vigente el Protocolo Comercial de Alianza del Pacífico, que liberó en forma inmediata de aranceles el 92% del comercio entre los cuatro países, mientras que el 8% restante tendrá un cronograma progresivo de desgravación.

La AP agrupa a más de 220 millones de habitantes, que significan el 36% de la población de América Latina y el Caribe, así como el 3,0% de la población global y un 2,3% de la economía mundial. Por ello, la Alianza del Pacífico es un provechoso escenario para incentivar negocios conjuntos. Además, brinda oportunidades para la inversión extranjera y está abierta a nuevos emprendimientos e innovación en diversas áreas.

Más información sobre Alianza del Pacífico aquí.

 

Señor Xavier Carim, Presidente del Consejo General de la Organización Mundial del Comercio; Señor Roberto Azevêdo, Director General de la Organización Mundial del Comercio; Señores y Señoras Representantes Permanentes de los Miembros y Observadores:

Me siento muy honrada, pues esta es la primera vez que un Presidente de Chile participa en una reunión especial de la OMC, un foro clave del sistema multilateral, uno de los gestores de la gobernanza global y actor relevante de la comunidad internacional.

Antes de comenzar, deseo felicitar a Roberto Azevêdo, a quien tuve el gusto de recibir en Santiago hace un tiempo, por haber sido reelecto como Director General para un nuevo período. Del mismo modo, felicito al Embajador Xavier Carim, de Sudáfrica, por su nombramiento como Presidente del Consejo General de la OMC. Enfatizo este reconocimiento, pues asumen sus funciones en momentos particularmente complejos y desafiantes a nivel global.

A ambos les corresponde la importante tarea de apoyar a los Miembros de la OMC en la búsqueda de decisiones sustantivas. Ello, con miras a lograr una exitosa Conferencia Ministerial en Buenos Aires en diciembre próximo.

Señor Presidente,

El comercio internacional ha sido un vehículo de acercamiento entre culturas y generador de riqueza. Recordemos los viajes de Marco Polo, la Ruta de la Seda -que ahora se re-edita con las modalidades y tecnologías del Siglo XXI- o la gesta de Colón. Fue en la búsqueda de nuevos caminos para el comercio que se puso en marcha un encuentro de culturas que revolucionó el sistema de comercio y trabajo.

Hoy no es tan diferente. Por eso, nos resulta anacrónico y contraproducente tratar de frenar la expansión del comercio o condicionarlo, pues no solo nos privaría de la riqueza que traen la diversidad cultural y productiva, sino que serían nuestros ciudadanos, los trabajadores, emprendedores y consumidores quienes se verían afectados.

Hace más de 70 años, la comunidad internacional se vio en la necesidad de crear instituciones multilaterales, con el objeto de reconstruir la economía de la post guerra, y promover la cooperación económica internacional. Los acuerdos originales en Bretton Woods incluyeron planes para la creación de una Organización Internacional para el Comercio, pero estos planes permanecieron inconclusos hasta la creación de la Organización Mundial del Comercio durante la década de los 90.

Chile fue uno de los signatarios originales del GATT en 1947 y es miembro fundador de la OMC. Para nuestro país, un comercio fluido, en base a reglas comunes y claras, que otorgue mayores oportunidades de crecimiento e inclusividad para nuestros ciudadanos, es fundamental.

He visto los datos que los estudios de la OMC, la UNCTAD y otras organizaciones nos entregan, y son irrefutables: el comercio global ha crecido 37 veces desde la creación del GATT, y la participación de los países en desarrollo en él ha crecido desde el 27% al 43% desde la creación de la OMC.

Asimismo, la oportunidad de resolver las diferencias en un plano de igualdad, entrega la certeza que, independientemente de su tamaño y nivel de desarrollo, los miembros serán escuchados y sus derechos serán resguardados. En este sentido, cabe destacar el rol que juegan en la OMC el Órgano de Solución de Diferencias y el Órgano de Apelación, diseñados para resolver disputas comerciales entre los miembros. Chile valora la importancia de estos mecanismos, respalda su independencia, el equilibrio y la diversidad en su composición. Asimismo, velamos por la alta calidad profesional y experiencia de sus integrantes.

Señor Presidente,

Quiero entregar un testimonio de nuestra propia experiencia. Chile, ha basado su estrategia de desarrollo en una economía libre y abierta, altamente integrada con los mercados. Ello se ha mantenido pese a numerosas crisis económicas internacionales.

Mediante una combinación de apertura unilateral, bilateral y multilateral que iniciamos en 1990, nuestro comercio exterior representa actualmente el 62% del Producto Interior Bruto.

Chile hoy cuenta con acuerdos con 64 mercados, que representan el 64,1% de la población mundial y el 86,3% del PIB global. Este proceso de apertura comercial ha derivado en mayor bienestar para nuestros ciudadanos. El PIB se ha septuplicado, el PIB per cápita ha crecido en la misma proporción, alcanzando actualmente 23 mil 500 dólares, la pobreza ha disminuido desde el 38,6% al 11,7% de la población[1], y la pobreza extrema hoy alcanza al 3,5% de nuestros ciudadanos. Asimismo, hemos logrado una disminución moderada, pero significativa, de la desigualdad en la distribución del ingreso, medida por Coeficiente de Gini.

Hemos acompañado esta apertura y el crecimiento con políticas públicas destinadas a mejorar el bienestar de nuestros ciudadanos. Estas no habrían sido financiadas sin el dinamismo de nuestro comercio exterior amparado en acuerdos comerciales y en las reglas de la OMC.

Por otro lado, Chile está comprometido con la liberalización de los mercados, resguardando el principio de trato especial y diferenciado. Es por ello que unilateralmente adoptamos el llamado “Duty Free, Quota Free” para la importación de bienes provenientes de los Países Menos Adelantados. Adicionalmente, esta medida se complementó facilitando a dichos países su acceso al comercio internacional de servicios.

Señor Presidente,

Nuestras economías en los últimos años se han visto afectadas por los bajos precios de las materias primas, la desigualdad, la inseguridad y la corrupción. A eso, se suma el auge de políticas proteccionistas en materia comercial por parte de algunos países.

En materia económica, tras dos años seguidos de contracción, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, por fin proyecta un crecimiento positivo de 1,3% para la región.

Sabemos que enfrentamos un punto de inflexión. Como región tenemos el desafío de fortalecer nuestras economías, seguir mejorando nuestro comercio intrarregional, que alcanza al 15% del total del comercio exterior de ella, y trabajar como bloque para hacer frente a las incertidumbres del contexto internacional.

Frente a esos desafíos, la integración regional es clave para incorporarse al mundo y ser económicamente más competitivos. Para nuestros países no es una opción, es una necesidad. Por esto, hemos impulsado iniciativas para fortalecer los diferentes esquemas de integración que conviven en América Latina y el Caribe, como espacios de concertación y convergencia, de manera que la región se inserte competitivamente en el mundo.

Hace 6 años, junto a Colombia, México y Perú creamos la Alianza del Pacífico. Desde esta plataforma, procuramos actualmente aunar voluntades con los países y economías del Asia Pacífico para enfrentar juntos la coyuntura y los nuevos tiempos de la globalización, fortaleciendo los principios del multilateralismo. Esto acaba de ser reafirmado en una cita en Viña del Mar celebrada este mes, donde 15 países del Asia Pacífico nos reunimos para dialogar e intercambiar ideas de cómo enfrentar este momento internacional, generar más comercio y crear más intercambios entre nuestros países.

En Viña del Mar, la Alianza del Pacífico decidió iniciar negociaciones comerciales con países del Asia Pacífico, que se traduzcan en acuerdos con altos estándares de calidad en materia de disciplinas comerciales y, que se concluyan en el corto plazo. En otras palabras, la Alianza del Pacífico como bloque será una plataforma alternativa para impulsar el comercio abierto en la región del Asia Pacífico.

Tenemos, además, un Acuerdo Marco de cooperación con ASEAN. Con este bloque hemos logrado impulsar nuestro intercambio comercial en un 10% entre 2010 y 2015; es una zona que está creciendo y donde, como Alianza, podemos tener un mayor impacto a nivel económico.

En paralelo, Chile ha impulsado la convergencia entre la Alianza del Pacifico y el MERCOSUR, porque entendemos que debemos impulsar las instancias que permitan aumentar nuestra productividad, incrementar el valor de los bienes y servicios que producimos, eliminar las barreras para-arancelarias y diversificar lo que exportamos.

Asimismo, estamos trabajando para mejorar la conectividad, mediante la construcción de corredores bioceánicos, que unan el Pacífico con el Atlántico y potencien nuestros flujos comerciales.

Lo anterior, se suma a nuestros esfuerzos por avanzar en acuerdos de libre comercio con países como Indonesia y Filipinas, y la modernización de los acuerdos ya vigentes con la Unión Europea, Canadá, China, Corea y Japón.

Nada de lo anterior lo podríamos hacer sin las reglas y disciplinas de la OMC. Estas son centrales para la adopción de políticas internas, y como marco de referencia al negociar los acuerdos comerciales regionales, ya que la gran mayoría de las disposiciones acordadas en estos tratados proviene directamente de normas de esta organización.

Señor Presidente, miembros de la OMC,

En nuestra visión, el trabajo que estamos realizando contribuye a reforzar el comercio internacional. La apertura unilateral, bilateral y plurilateral son vías complementarias que convergen hacia el sistema multilateral. Tales aperturas permiten una mayor amplitud en el comercio mundial; lo hacen crecer, otorgando al sistema mayor competitividad e inclusividad, especialmente de los países menos adelantados, y de las pequeñas y medianas empresas.

Y este trabajo cobra especial relevancia hoy que enfrentamos diversos desafíos.

Se ha ido instalado progresivamente un discurso que intenta culpar al libre comercio del menor crecimiento económico y de la pérdida o poca creación de empleos. Se propicia así un neo-proteccionismo, especialmente en las naciones más desarrolladas, tentación a la que no escapan tampoco países en desarrollo. Se busca crear barreras, para impedir los intercambios, y presuntamente favorecer la producción nacional.

Estamos convencidos de que estas medidas no traen ni crecimiento ni bienestar. Además, el aislamiento y el proteccionismo ya no pueden hacer frente a la interdependencia productiva, comercial, tecnológica, académica y comunicacional. La globalización es una realidad irreversible. Lo que sí debemos hacer es corregir las desviaciones e inequidades, para que la globalización beneficie a todos.

Por otra parte, somos testigos de una grave desaceleración del comercio internacional, que en 2016 se expandió sólo en un 1,2%. Esto contrasta con un crecimiento económico mundial de 2,2% para el mismo período, que es el menor registrado desde 2009. Esta desaceleración es preocupante porque sabemos que el comercio internacional es fuente de creación de empleo y desarrollo económico.

Si bien las proyecciones apuntan a una mejora en la actividad económica para 2017 y 2018, este crecimiento puede verse afectado por la incertidumbre política y vulnerabilidad financiera que amenaza a los mercados.

Por otra parte, durante la última década, el comercio internacional ha presenciado un incremento sostenido de barreras para-arancelarias. Tenemos el desafío de eliminar las distorsiones y los obstáculos que afectan a la fluidez de los intercambios, sobre todo de los países en desarrollo y de los menos adelantados.

En este sentido, celebramos la entrada en vigencia del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio, el 22 de febrero pasado, que agilizará el movimiento y despacho de mercancías a través de las fronteras, constituyéndose en un estímulo importante para el comercio y el sistema multilateral.

Los cálculos indican, que la plena aplicación de este Acuerdo reducirá los costos del comercio de los Miembros en torno a un 14,3% siendo los países en desarrollo los más beneficiados. Además, permitirá duplicar el comercio mundial, creando hasta 20 millones de nuevos empleos, para mencionar sólo algunos de sus efectos.

Señor Presidente, estimados representantes,

El nuevo entorno digital y la actual dinámica de negocios, la producción y comercialización de bienes y servicios son muy diferentes a la de hace más de veinte años, cuando se creó nuestra organización. Las cadenas globales de valor, la incorporación de nuevos actores al comercio internacional, junto a factores de competitividad que hace pocos años no estaban presentes, exigen de la OMC una mirada renovadora.

Los llamados “nuevos temas” se han potenciado y requieren urgencia, dadas las nuevas realidades de la “cuarta revolución industrial”. La inteligencia artificial, la nanotecnología, la impresión 3-D y 4-D, el aumento significativo del comercio electrónico, la web semántica, junto con fenómenos sociales emergentes, como el crecimiento de las clases medias, el crecimiento de las ciudades, la mayor demanda por bienes, servicios, alimentos accesibles y seguros, así como los efectos del cambio climático, representan un enorme desafío de creatividad, innovación y emprendimiento para la producción y el comercio.  Se requieren nuevas reglas que faciliten y den respuestas a estos desafíos.

Hace más de 15 años, con mucho optimismo y voluntad política, aprobamos en Doha un acuerdo para poner en estrecha relación el comercio con el desarrollo. A pesar de nuestros esfuerzos, la Agenda de Doha para el Desarrollo está lejos aún de cumplirse.

Hemos logrado avances importantes. El “Paquete de Bali” ha sido un gran logro, en especial con el ya mencionado Acuerdo de Facilitación de Comercio. Igualmente, lo ha sido el acuerdo para la eliminación de los subsidios a las exportaciones agrícolas logrado en la Conferencia de Nairobi.

Como médico me parece de la mayor importancia social y para la salud pública, la puesta en vigencia de la enmienda al Acuerdo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio, el ADPIC, que otorga certeza jurídica y facilita a los miembros de la OMC el acceso a los medicamentos para tratar graves enfermedades como el VIH/SIDA, la tuberculosis o la malaria, entre otras. Esta enmienda es una demostración clara de que comercio y desarrollo van y deben ir de la mano.

Señor Presidente,

No obstante lo anterior, hoy debemos innovar en la articulación de reglas acordes con la economía del siglo XXI, y establecer un comercio que integre la sostenibilidad – en lo social, económico y ambiental –, que apoye a las PYMEs y a las regiones apartadas, incorporando el concepto de inclusividad para los sectores que aún están marginados o participan escasamente del mismo.

La OMC tiene un rol que jugar en la coherencia del sistema internacional, dando sustento al propósito fundamental de la Agenda 2030, que es derrotar la pobreza y humanizar la globalización. Sin crecimiento no será posible cumplirlo, y sin comercio internacional abierto, dinámico y justo, no habrá crecimiento.

Creemos que nuestra Organización tiene la capacidad técnica y la densidad institucional para abordar simultáneamente los temas pendientes de Doha y avanzar en los llamados nuevos temas.

Confiamos en que la Ministerial en Buenos Aíres, en diciembre de este año, se obtendrán acuerdos que vayan en esta dirección. Chile está comprometido a trabajar activamente para lograrlo. Creemos firmemente que hay temas en que debemos lograr un consenso.  En agricultura, debemos complementar lo acordado, con un avance significativo en materia de ayuda interna y acceso a los mercados. En materia de servicios es necesario avanzar hacia mayores compromisos; como también respecto a subsidios a la pesca, seguridad alimentaria y las demás cuestiones pendientes.

Señor Presidente, señores miembros de la organización,

Quiero finalizar mis palabras reiterando mi agradecimiento por esta oportunidad, y dejando un mensaje claro a la OMC y a la comunidad internacional: debemos defender el multilateralismo en todos los terrenos, porque es la garantía para la equidad, el “fair play”, la paz, la democracia, los derechos humanos y la cooperación entre pueblos y culturas.

Lo que hemos logrado avanzar en desarrollo humano no se puede perder ni condicionar. Sobre lo logrado, debemos seguir construyendo. No es posible concebir un desarrollo sostenible sin crecimiento, ni crecimiento sin comercio internacional libre, con reglas claras que todos respeten, desde la más grande a la más pequeña de las economías.

Con fuerza, con optimismo, con creatividad y sobre todo con convicción, sigamos trabajando y avanzando juntos en esta misión, dirigiendo nuestros esfuerzos a mejorar las condiciones de vida de las personas, que nunca debe dejar de ser nuestro principal objetivo.

Muchas gracias.

[1] Según la última encuesta CASEN de 2015.

Durante la tarde, la Mandataria llegó hasta la sede de la Organización Mundial de Comercio (OMC), donde fue recibida por el director general, Roberto Azevedo y el presidente del Consejo General del organismo, embajador Xavier Carim.

Luego, se dirigió al salón Green Room, donde se concretó el encuentro en que la máxima autoridad del país estuvo acompañada por el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, la directora general de la Direcon, Paulina Nazal, y el embajador de Chile ante la OMC, Héctor Casanueva.

Finalmente, la Presidenta firmó el libro de oro y ambas autoridades participaron en la fotografía oficial.

01-srq7824

Ambos mercados abren un puerta muy amplia de potenciales consumidores: Rusia tiene 146 millones de habitantes e Indonesia, con 260 millones, es la principal economía del Sudeste Asiático.

Diversas actividades y negociaciones está desplegando la Dirección de Relaciones Económicas, Direcon, para potenciar el comercio con distintos países con tal de abrir más mercados a los productos chilenos.

Así, la semana pasada encabezó dos importantes encuentros bilaterales que podrían conformar nuevas zonas de comercio. Desarrolló encuentros de trabajo con los representantes de la Unión Económica Euroasiática (UEEA), bloque conformado por Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán y Rusia que abriría a Chile la puerta a 182 millones de habitantes.

Primero se organizó un evento en la Sofofa, donde se abordaron las regulaciones técnicas para el ingreso de productos a esa agrupación de países para luego dar paso a la tercera reunión conjunta de la Comisión para la Cooperación de ese bloque con Chile, que será la hoja de ruta para un futuro acuerdo. Acordaron como plan de acción trabajar en diversas áreas, como el intercambio de información en acceso a mercados, promoción del comercio, regulaciones técnicas, y el fortalecimiento de los lazos empresariales.

Tatiana Valovaya, ministra de Integración y Macroeconomía de la UEEA, explicó que como bloque euroasiático han avanzado en normas comunes en el libre traslado de bienes, servicios, capitales y mano de obra. “Por lo tanto, ya tenemos reglas, aranceles y regulaciones comunes, con lo cual se puede fortalecer el comercio con Chile”, manifestó.

Por su lado, la directora general de Direcon, Paulina Nazal, recalcó que “estamos dando continuidad a un trabajo de acercamiento a la Comisión Euroasiática junto al sector privado en los últimos tres años. Es un mercado muy importante para nuestro país y nos interesa mucho abrir nuevos horizontes para nuestro comercio de bienes, servicios y las inversiones. El conocimiento de este tipo de temáticas en el ámbito de las regulaciones es lo que finalmente facilita un mejor flujo de comercio entre los países”.

En los últimos años, Chile ha sostenido un mayor intercambio con Rusia enviando alimentos y vinos, permitiendo un aumento de 13% en promedio en el intercambio comercial.

Indonesia

En el otro lado del mundo, una delegación de la Direcon retomó en Yakarta las negociaciones con Indonesia tras dos años de paralización con tal de lograr un acuerdo de libre comercio que abrirá un mercado potencial de 260 millones de habitantes.

Cabe recordar que en la anterior Cumbre APEC 2016, en Lima, ambos gobiernos se comprometieron a revitalizar estas conversaciones. “Estamos muy satisfechos pues después de más de dos años, retomamos las conversaciones para lograr un acuerdo comercial con la mayor economía del Sudeste asiático. De esta forma, esperamos ayudar a diversificar la canasta exportadora chilena hacia este país, que actualmente se encuentra muy concentrada en el cobre y otros productos minerales. En dos días de intenso trabajo acordamos con Indonesia las bases de lo que será la estrategia de negociación y los compromisos para que ésta sea dinámica y eficaz”, recalcó el director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria, quien encabezó la delegación chilena.

 

Fuente: Pulso

Por Heraldo Muñoz, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile.

 

La reunión ministerial convocada por Chile y la Alianza del Pacífico (AP), en Viña del Mar, para discutir las distintas alternativas para el libre comercio en Asia Pacífico, tuvo un impacto mundial. Los medios internacionales más diversos así lo demostraron. En un momento de incertidumbre y de auge de la retórica proteccionista, en Viña dimos una señal inequívoca de apertura y de compromiso con una globalización que beneficie a todos.

La reunión surgió a partir de una iniciativa de Chile en su condición de presidente pro témpore de la Alianza. Siguiendo un diálogo virtual previo entre los presidentes Michelle Bachelet, Juan Manuel Santos, Pedro Pablo Kuczynski y Enrique Peña Nieto, los cancilleres y ministros de Comercio adoptamos un paso decisivo para el futuro de la región, que marcó el encuentro de Viña: la Alianza iniciará conversaciones con socios de Asia Pacífico para lograr acuerdos de libre comercio, con altos estándares de calidad y en plazos breves.

Todo país que suscriba un acuerdo de esta naturaleza con la AP será considerado “miembro asociado” de la Alianza. Existirán, entonces, tres categorías en el bloque: miembro pleno, miembro asociado y observador. Esta decisión da inicio a una nueva etapa de la Alianza. Seguiremos profundizando nuestra relación intra-bloque (aún falta mucho por hacer); pero, a la vez, avanzaremos hacia el objetivo de establecer acuerdos comerciales de alta calidad con nuestros vecinos de la costa oeste del Pacífico. La AP puede convertirse así en una plataforma clave para concretar la integración económica de Asia-Pacífico.
En cuanto al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), los 11 signatarios acordamos mantener contactos y reunirnos nuevamente para evaluar diferentes opciones de cómo proceder. Para Chile y sus socios TPP este instrumento, dotado de altos estándares y disciplinas, puede servir de referencia clave para fortalecer nuestro trabajo conjunto de integración.

Igualmente, los ministros y altos funcionarios dejamos establecido que existen varios modelos o enfoques (bilaterales, regionales y multilaterales) para avanzar hacia el libre comercio; que ninguno debe ser descartado y que, de hecho, pueden ser complementarios.

Paralelamente, los ministros de la Alianza del Pacífico decidimos reunirnos con nuestros pares del Mercosur en abril, para continuar con la elaboración de un plan de acción común que genere más comercio y acercamiento entre los dos bloques. Así, nuestro planteamiento de convergencia en la diversidad se hace realidad, pues hay consenso en avanzar en temas de común interés, sin perjuicio de que existan áreas en las que tengamos diferencias.

En el mundo de hoy, navegar en conjunto con nuestros socios nos llevará más rápido hacia un mayor crecimiento y desarrollo. El comercio no es un juego de suma cero; podemos ganar o perder juntos. Es hora de retomar el rumbo del progreso colectivo e inclusivo, y así quedó claro en Viña.

La actividad, contó con la participación de la Directora General de la DIRECON, Paulina Nazal, quien expuso sobre las fortalezas de nuestro comercio internacional y destacó los principales desafíos en la materia.

 

Con la presencia de 20 organizaciones privadas, se llevó a cabo la décimo octava sesión del Consejo de la Sociedad Civil DIRECON, instancia creada con el objetivo de generar espacios de conversación y participación en torno a las políticas de comercio exterior del país.

En la oportunidad, la Directora General de DIRECON informó los lineamientos estratégicos para este año, se aprobó la creación de una Mesa Técnica de Trabajo en Propiedad Intelectual y se explicó en profundidad el funcionamiento del denominado Cuarto Adjunto.

Paulina Nazal, se refirió a las fortalezas del comercio internacional de Chile y su liderazgo regional, expresado en la exitosa convocatoria que realizó en nombre de la Alianza del Pacífico (AP) a la Reunión de Alto Nivel sobre Iniciativas de Libre Comercio en Asia-Pacífico, en la que participaron todos los Cancilleres y ministros de comercio de la AP, junto a altos representantes de once países.

“La integración de los cuatro países de la AP, junto a su proyección al Asia, y su convergencia posible con Mercosur, abren oportunidades para generar los encadenamientos productivos y cadenas de valor necesarias para aumentar el valor de los bienes y servicios que se exportan. Por tanto, la integración regional, junto al dinámico mercado asiático, son fundamentos ineludibles no sólo para ampliar nuestro comercio, sino también para impulsar una mayor diversificación exportadora.”, dijo.

Por su parte, Martín Correa, Jefe del Departamento de Propiedad Intelectual de la DIRECON, lideró la propuesta de la mencionada Mesa Técnica de Trabajo en Propiedad Intelectual y explicó que el objetivo de esta iniciativa será “identificar temas de interés de las organizaciones pertenecientes al Consejo y sus visiones al respecto, para disponer de ellas tanto al momento de elaborar la posición país ante los organismos multilaterales, como al efectuar un seguimiento a la implementación de los compromisos internacionales en materia de propiedad intelectual.”

El establecimiento de una instancia de dialogo público-privado a través de la Unidad Técnica de la DIRECON (DEPI) en temas de “Propiedad Intelectual”, generó amplio apoyo en los integrantes del consejo, quienes la aprobaron de manera unánime y agradecieron la iniciativa.

De igual forma, Carolina Ibáñez, encargada del Cuarto Adjunto, expuso sobre el origen, definición y funcionamiento del mismo, destacándolo como “un espacio abierto de información para transparentar las negociaciones comerciales en curso, con la sociedad civil y el sector privado”.

Esta instancia, en la cual participan ONGs, sindicatos, PYMEs e instituciones académicas, entre otros, es un espacio abierto de intercambio de información y análisis técnico compartido con funcionarios negociadores de cada una de las disciplinas que forman parte de la negociación de un acuerdo comercial y cuyo origen se encuentra en un mandato presidencial iniciado en marzo de 2014, ante la creciente demanda de información por parte de la ciudadanía sobre la negociación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación (TPP).

Posteriormente, se creó un espacio de diálogo abierto que fue aprovechado por los consejeros para agradecer las gestiones realizadas por parte de DIRECON ante el Servicio Nacional de Aduanas, logrando concretar capacitaciones por parte de dicho organismo sobre las materias de interés, destacando también la creación de un canal distinto de las actividades desarrolladas en este Consejo a través de la relación con los distintos organismos públicos.

Al cierre de la jornada, DIRECON anunció el lanzamiento de una consulta ciudadana para desarrollar en conjunto el calendario de ferias 2018, como una forma de integrar a los diferentes sectores productivos en la promoción internacional de nuestro país.

 

Representantes de Chile, Colombia, México y Perú, se encuentran reunidos en Santiago de Chile para participar en diversos encuentros orientados a impulsar el ecosistema de innovación regional.

 

Santiago, 22 de marzo de 2017. Diversas actividades dirigidas a impulsar un ecosistema de innovación regional de la Alianza del Pacífico, programó para esta semana en Santiago el Grupo Técnico de Innovación (GTI) de la Alianza.

La agenda de trabajo comenzó el lunes con la reunión del GTI, quienes revisaron el estado actual de los Mandatos Presidenciales, emanados de la Cumbre Presidencial de Puerto Varas, realizada el 1 de julio de 2016, y de las actividades priorizadas de la Agenda público privada.

32747094224_f71e8ced32_k

Ayer martes, con el objetivo dar inicio a un trabajo común teniendo como base el ecosistema regional de innovación y establecer un modelo operacional a futuro, aprovechando las potencialidades de los países AP en materia de innovación, se desarrolló la Primera Reunión de Agencias de Innovación de la Alianza del Pacífico, actividad desarrollada en conjunto por el GTI, el Ministerio de Economía de Chile, CORFO y el Banco Interamericano de Desarrollo. En este encuentro participaron CONCYTEC e INIA del Perú; CORFO, ProChile y CONICYT de Chile; Innpulsa y COLCIENCIAS de Colombia; y CONACYT, INADEM e IMPI de México. 

Hoy los delegados se trasladaron a Valparaíso donde se desarrollará por primera vez, y en el marco de la colaboración del Reino Unido como Estado Observador, el Seminario “Fortaleciendo los ecosistemas de innovación de la Alianza del Pacífico” que finaliza mañana. 

Este evento, organizado por el British Council, persigue contribuir al fortalecimiento de las economías basadas en el conocimiento de los países AP y en la construcción de ecosistemas de innovación sostenibles. El seminario contará además con la participación de funcionarios públicos, autoridades universitarias, empresas y emprendedores de Chile, Colombia, México y Perú.

Para la titular de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), la reunión que congregó a ministros y funcionarios de alto nivel de países de ambos lados de la Cuenca del Pacífico, cumplió con el objetivo de intercambiar visiones respecto de cómo impulsar nuestra integración regional.

Paulina Nazal evaluó positivamente diálogo entre la Alianza y países del Asia Pacífico

Paulina Nazal fue una de las organizadoras del “Diálogo de Alto Nivel en Iniciativas de Integración en el Asia Pacífico: Desafíos y Oportunidades”, realizado en la ciudad de Viña del Mar, los días 14 y 15 de marzo de 2017. Los avances logrados en cuanto a alcanzar una estrategia común de integración regional, y una explicación de lo que podría ser el nuevo estatus de Estado Asociado a la Alianza, en la siguiente entrevista.

Tratados de alta calidad en el corto plazo

No será sino durante la XII Cumbre a realizarse en la ciudad de Cali, Colombia, entre el 28 y 30 de junio de 2017 que se entregarán las definiciones y procedimientos de la nueva modalidad de Estado Asociado, condición que permitirá a países de la Cuenca Asia Pacífico, la firma de tratados de libre comercio con la Alianza del Pacífico.

Sin embargo, luego del anuncio en Viña del Mar, se aclaró que su sentido será el establecimiento de una figura para reconocer a aquellos países con los cuales se negociarán acuerdos de libre comercio de alta calidad y dentro de un plazo breve. Si bien no existe información oficial al respecto, Nueva Zelandia, Canadá, Costa Rica y Panamá podrían ser algunos de los primeros interesados en recibir este estatus.

Durante la celebración de dicho diálogo, la cantidad de observadores llegaba a los 49 países, quienes por una u otra razón tienen afinidades con el bloque conformado por Chile, Colombia, México y Perú. En este contexto, el procedimiento para ingresar como Estado Asociado sería a través de la manifestación de interés, razón por la cual países como Costa Rica o Nueva Zelandia han expresado sus intenciones.

Más detales de este anuncio y una evaluación general del encuentro, en la siguiente entrevista.

Santiago, 21 de marzo, 2016. Hoy se realizó en Santiago la Tercera Comisión Conjunta para la Cooperación entre Chile y la Comunidad Económica Euroasiática (CEEA), bloque integrado por Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán y Rusia, países que en conjunto suman un mercado de 182 millones de habitantes.

En la apertura del encuentro participó la directora general de la Direcon, Paulina Nazal, junto a un grupo de profesionales técnicos de diversas reparticiones de gobierno. Por parte de la CEEA, la delegación fue encabezada por Tatiana Valovaya, ministra de Integración.

Durante la jornada de hoy ambos grupos se abocaron al análisis de un plan de acción conjunto para los años 2017-2018, el cual busca seguir profundizando el conocimiento entre Chile y ese bloque, con miras a explorar en un futuro la negociación de un acuerdo comercial.

img_0142

Dicho plan, que fue suscrito por ambas autoridades, constituye una hoja de ruta orientadora a partir del Memorándum de Entendimiento acordado entre Chile y la CEEA en el año 2015. El Plan de Acción contempla trabajo en diversas áreas, como el intercambio de información en acceso a mercados, promoción del comercio, regulaciones técnicas, cooperación en diferentes ámbitos y el fortalecimiento de los lazos empresariales.

En la jornada de hoy también se analizaron las relaciones económico-comerciales entre ambos, el sistema chileno de adquisiciones públicas a través de ChileCompra y las políticas de libre competencia, entre otras materias.

Interés Comercial

A nivel comercial la CEEA representa gran interés para las exportaciones chilenas, especialmente de alimentos y vinos, las que hasta ahora se han dirigido principalmente a Rusia. Sin embargo, se estima que acceder al bloque abriría las puertas a un mercado muy relevante e insertaría a nuestro país en la zona euroasiática, región con enormes potencialidades.

El intercambio comercial de Chile con los países de la Unión Económica Euroasiática ha pasado desde un valor de US$ 357 millones en el año 2010 a US$ 580 millones en el año 2016, lo que significa un crecimiento promedio anual de 8%.

 

seccion-info-chile-ueea


Ver infografía completa (PDF)

 

 

Santiago, 20 de marzo 2017. Diversos especialistas de la Unión Económica Euroasiática (UEEA), bloque conformado por Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán y Rusia, expusieron hoy en la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), una serie de materias relacionadas con regulaciones técnicas para el ingreso de productos, con el fin de agilizar los flujos de comercio entre esa región y Chile.

dsc_0679

Los relatores, expertos en materias relacionadas con obstáculos técnicos al comercio y medidas sanitarias, fitosanitarias y veterinarias, explicaron a funcionarios chilenos de diversas agencias reguladoras y empresarios, la implementación de medidas de esta naturaleza en la UEEA.

En la apertura del evento, la directora general de la DIRECON, Paulina Nazal, expuso que “estamos dando continuidad a un trabajo de acercamiento a la Comisión Euroasiática que ha desarrollado la Direcon junto al sector privado en los últimos tres años. Es un mercado muy importante para nuestro país y nos interesa mucho abrir nuevos horizontes para nuestro comercio de bienes, servicios y las inversiones”. Agregó que el conocimiento de este tipo de temáticas, es lo que finalmente facilita un mejor flujo de comercio entre los países.

Por su parte, Tatiana Valovaya, ministra de Integración y Macroeconomía de la UEEA, destacó que en 2015, este bloque suscribió con Chile un Memorándum de entendimiento, orientado a facilitar el diálogo en materias comerciales y cooperación.

Explicó que esta instancia de integración, está avanzando en el libre traslado de bienes, servicios, capitales y mano de obra entre los cinco países que la conforman. “Por lo tanto, ya tenemos reglas, aranceles y regulaciones comunes, con lo cual se puede fortalecer el comercio con Chile”, manifestó.

El año pasado Chile y la Unión Económica decidieron elaborar un Plan de Acciones Conjuntas para 2017-2018, que abarcará la realización de misiones público-privadas chilenas a los países de la Unión Económica Euro Asiática (UEEA) y vice versa. Esto incluye además, la realización de actividades tales como mesas redondas, acuerdos gremiales, actividades de promoción, seminarios, junto a acciones de cooperación, entre otras actividades.

La agenda de trabajo de la delegación gubernamental de la UEEA en Chile, continuará mañana con la tercera reunión conjunta de la Comisión para la Cooperación de ese bloque con Chile, en dependencias del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Interés Comercial
A nivel comercial este bloque representa gran interés para las exportaciones chilenas, especialmente de alimentos y vinos, las que hasta ahora se han dirigido principalmente a Rusia. Sin embargo, se estima que acceder al bloque abriría las puertas a un mercado con una población total cercana a los 182 millones de habitantes e insertaría a nuestro país en la zona euroasiática, región con enormes potencialidades.

Con 146 millones de habitantes, Rusia es el principal mercado de la UEEA. En términos generales, en los últimos 5 años el intercambio comercial bilateral Chile-Rusia, ha crecido en promedio un 13%, totalizando en 2016, US$ 570 millones. Las exportaciones sumaron US$ 513 millones, mientras que las importaciones ascendieron a US$ 57 millones.

Gracias a este acuerdo, un invento patentado en uno de los países de Alianza del Pacífico podrá rápidamente hacerlo en cada uno de los otros tres.

Santiago, 20 de marzo de 2017. Desde diciembre de 2016, han ingresado en Chile, Perú y Colombia las primeras peticiones para beneficiarse del Procedimiento Acelerado de Patentes (PPH) de la Alianza del Pacífico.

inapi

El PPH es un procedimiento mediante el cual todo solicitante de patente de invención que cuente con un examen de fondo positivo o el otorgamiento del título respectivo por parte de una de las Oficinas de Patentes de los cuatro países de la Alianza del Pacífico, podrá requerir ante otra Oficina de la Alianza que el examen de patentabilidad de la solicitud de patente para la misma invención sea realizado de forma acelerada, siempre que se cumpla con determinadas condiciones y con el procedimiento establecido en las guías de implementación respectivas.

La mayor ventaja del PPH es que acelera el procedimiento de examen de patentabilidad de las Oficinas y reduce los costos asociados en beneficio de los usuarios y de las propias Oficinas, evitando dobles esfuerzos en acciones administrativas, búsquedas y exámenes de patentes en paralelo por cada una.

Primeros pasos

La primera solicitud presentada ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile (INAPI), corresponde al inventor mexicano Sergio Fernando Grijalva, quien busca beneficiarse del PPH para su solicitud de patente de invención correspondiente a un innovador empaque para la conservación de frutas y verduras que permite conservar por un mayor número de días la hidratación de los productos, conservándolos frescos y sin necesidad de refrigeración por más tiempo, evitando la pérdida de alimentos orgánicos en la cadena de producción.

inapi2

En tanto, la primera solicitud de PPH presentada ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) del Perú, fue realizada por la empresa chilena Comercial TCPAVEMENTS Ltda., buscando acelerar el trámite de concesión de su patente titulada “Método de fabricación de una losa de hormigón con fibra para la pavimentación de caminos bajo el tráfico, losa de hormigón y método para pavimentar caminos de bajo tráfico”.

Por su parte, la Pontificia Universidad Católica de Chile, presentó una solicitud de patente PPH ante la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia (SIC). Titulada “Formulación inmunogénica que contiene bcg vivas recombinantes que expresan antígenos de metapneumovirus (hmpv), en una suspensión que se prepara a partir de un liofilizado sin necesidad de adjuvante”.

Estas solicitudes son una muestra de los beneficios de la integración económica regional hacia el desarrollo económico y social, promoviendo una mejor calidad de vida para las personas.

Santiago, 17 de marzo de 2017.- Con el fin de estimular una mayor visibilidad del continente africano como una oportunidad para que las empresas chilenas exploren nuevos negocios e inversiones, hoy la directora general de la DIRECON, Paulina Nazal, sostuvo una reunión de trabajo con un grupo de dirigentes gremiales del país.

“En un mundo hoy complejo y globalizado, una economía abierta como la de Chile, debe explorar nuevos mercados para sus exportaciones de bienes y servicios, además de las inversiones y por lo mismo, en los últimos dos años DIRECON-ProChile está implementando un acercamiento a varias zonas del continente africano”, explicó Paulina Nazal, quien estuvo acompañada por el director de Asuntos Económicos Bilaterales, Pablo Urria.

dsc_0638

Agregó que a través del Plan África, hasta ahora se ha generado un trabajo de acercamiento a esa región junto al sector privado, a través de misiones comerciales y diversas acciones de promoción, que no sólo buscan estimular el comercio, sino también las inversiones. En este sentido destacó la apertura de una oficina comercial de Chile en Sudáfrica y Marruecos, además de la organización de diversas misiones a países del norte africano, como Egipto y Argelia.

“De acuerdo a nuestras cifras, hoy tenemos más de 250 empresas chilenas realizando negocios con África. Del total de exportaciones chilenas, sólo un 0,7% se dirigen a ese continente, con lo cual tenemos un espacio muy amplio para crecer con nuestro comercio con esa región que representa un mercado que supera los mil millones de personas”, precisó la directora de la DIRECON.

Potencial de África

África tiene un potencial importante; el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que entre 2016 y 2020 será la segunda economía de mayor crecimiento en el mundo con una proyección de 4,3%. Varios de sus países proyectan tasas de crecimiento superiores al 5% en los próximos 5 años. Además, para el año 2050 sólo produciría el 13% de su demanda interna de alimentos, aunque posee el 50% de las tierras no cultivadas a nivel mundial, lo cual genera una enorme potencialidad. Asimismo, África concentra hoy el 3,1% de la Inversión Extranjera Directa (IED) mundial.

Chile mantiene vínculos con los 54 países que componen el continente africano, en el que habitan 1.186 millones de habitantes, según la ONU. En relación a la clase media, se estima que ese segmento pasaría de los 335 millones (34%) en 2010 a 1.100 millones en 2060, fecha en la que alcanzaría más del 40% de la población estimada en esa condición, según el Banco Africano de Desarrollo.

En la reunión de hoy estuvieron representadas las siguientes organizaciones: Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Salmón Chile, Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Fedefruta, Asoex, Exporlac, Expocarnes, Chilealimentos, Corma, Sonapesca y Vinos de Chile.

Junto a ellos también estuvieron por parte de la institución organizadora, Constanza Alegría y Patricio Fainberg, jefes del Depto. África y Medio Oriente de la Direcon y de ProChile, respectivamente.

San José, Costa Rica, 14 de marzo 2017. En el marco de los 15 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Centroamérica, la oficina de ProChile en Costa Rica y la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, organizaron el Seminario denominado “Costa Rica y Chile: abriendo oportunidades comerciales en las compras gubernamentales”.

El evento, realizado el 14 de marzo en el Hotel Radisson de la capital costarricense, tuvo por objetivo dar a conocer a proveedores chilenos y costarricenses las oportunidades de los mercados de contratación pública de ambos países, en el marco del Capítulo que contempla el Tratado sobre esta materia. En este contexto, expertos de las dos economías explicaron la manera de hacer negocios ofreciendo productos y servicios al Estado.

En la oportunidad, Chile destacó también el proceso que está llevando a cabo junto a Colombia, México y Perú, en el marco de la Alianza del Pacífico, para promover las compras de gobierno en el ámbito de micro, pequeñas y medianas empresas. Costa Rica por su parte, se refirió a las oportunidades que generan los capítulos de compras públicas en el marco de los tratados comerciales.

El Director Comercial de ProChile en San José, Sr. Patricio Barrueco señaló: “Es una gran oportunidad para las empresas costarricenses conocer el sistema de compras públicas chileno que se destaca mundialmente por ser uno de los más transparentes, eficientes y competitivos. Actualmente, dicho sistema canaliza transacciones por 12.000 millones de dólares y se espera que este año aumente a cerca de 15.000 millones de dólares debido a la incorporación de los contratos de obras públicas bajo esta plataforma 100% digital y online”.

Por su parte, el Viceministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Jhon Fonseca, destacó la importancia de conocer en detalle los respectivos mercados de contratación, indicando que: “El Estado es el principal comprador en toda economía, la contratación pública representa en promedio entre el 12% y 15% del PIB, por lo que es un mercado fundamental. El TLC con Chile, nos brinda una herramienta fundamental para una inserción exitosa.”

Con el análisis de áreas relacionadas con comercio de mercancías tales como reglas de origen, acceso a mercados, procedimientos aduaneros y obstáculos técnicos al comercio, entre otros temas, Chile e Indonesia reanudaron esta semana en Yakarta las negociaciones para suscribir un acuerdo comercial. 

yakarta

Yakarta, 16 de marzo, 2017.- La delegación de Chile fue liderada por el Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la DIRECON, Pablo Urria e integrada además por expertos de diversas áreas de la institución. Por parte de Indonesia, el grupo negociador fue encabezado por Iman Pambagyo, Director General de Negociaciones Internacionales.

“Estamos muy satisfechos pues después de más de dos años hemos retomado las conversaciones para lograr un acuerdo con Indonesia, que con casi 260 millones de habitantes, es hoy la mayor economía del Sudeste asiático. De esta forma, esperamos ayudar a diversificar la canasta exportadora chilena hacia este país, que actualmente se encuentra muy concentrada en el cobre y otros productos minerales”, destacó Pablo Urria.

“En dos días de intenso trabajo hemos acordado con Indonesia las bases de lo que será la estrategia de negociación y los compromisos para que ésta sea dinámica y eficaz.”, agregó.

Cabe recordar que con ocasión de la Cumbre APEC 2016, en Lima, ambos gobiernos se comprometieron a retomar las conversaciones para negociar un acuerdo comercial.

Oportunidades potenciales en Indonesia

Como mercado, Indonesia presenta un enorme potencial. Se trata de la cuarta nación más poblada del mundo, con más de 258 millones de habitantes, sólo superada por China, India y Estados Unidos. Desde esta perspectiva, mejorar las condiciones con que los productos chilenos ingresan a un país con tal nivel de población es una excelente noticia para los exportadores nacionales.

El producto interno bruto de Indonesia suma más de US$ 950 billones, equivalente a casi cuatro veces el de nuestro país en 2015, y creciendo a una tasa promedio de casi 5% durante los últimos tres años. En los últimos 10 años Indonesia ha duplicado su PIB per cápita, creciendo desde los US$ 1.765 el año 2006, hasta los US$ 3.636 el año 2016, según las cifras estadísticas del Fondo Monetario Internacional.

Otro indicador respecto del crecimiento y estabilidad de la economía indonesia está en su índice de inflación el cual se ha reducido a un tercio de lo que marcaba 10 años atrás, pasando de un 13% en 2006 a un 4% en 2016.

Asimismo, el índice de desempleo para el mismo periodo analizado se ha reducido a la mitad, originalmente un 10% en 2006 a un 6% en 2016. Estas estadísticas convierten a Indonesia en un mercado en crecimiento y de mucho atractivo para la promoción de nuestra canasta exportadora.

De acuerdo a información del Departamento de Estudios de DIRECON-ProChile, la tasa de crecimiento promedio anual de las importaciones que Indonesia hace desde el mundo alcanzó un 7% para el período 2009-2015, destacando la demanda de productos agrícolas, que en dicho período se han casi duplicado, superando los US$14 mil millones en el 2015.

Este crecimiento sostenido, junto al inicio de las negociaciones comerciales con ese país, abre oportunidades para los exportadores del sector silvoagropecuario nacional.  Según estimaciones basadas en las importaciones que Indonesia hace desde el mundo, y que con un eventual acuerdo podrían exportarse desde Chile, se podrían generar espacios potenciales para arándanos, ciruelas, frambuesas, duraznos, carragenina (alga roja seca), quillay, más algunos productos lácteos.

Adicionalmente, se estima que el futuro acuerdo comercial permitirá a Chile convertirse en un polo para las exportaciones indonesias en Sudamérica, y a Indonesia en un puente para los envíos chilenos a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Los cancilleres de Chile y México recalcaron que los nuevos integrantes deberán cumplir altos requisitos y que las conversaciones deberán ser ágiles, no eternas.

Más allá de las declaraciones en favor del libre comercio que dejó el Diálogo de Alto Nivel, los países de la Alianza del Pacífico (AP) se fueron con una agenda de tareas para materializar su comunicación de intenciones de incorporar otros países en calidad de asociados.

Decidieron que para la próxima Cumbre a realizarse en Cali, Colombia, entre el 28 y 30 de junio los cuatro miembros -Chile, Perú, Colombia y México- tendrán definida la estructura jurídica que tendrá este “asociado”. “Vamos a trabajar firmemente en los lineamientos para concretar la decisión de crear una categoría de estado asociado extra. Tenemos un trabajo como Alianza del Pacífico de aquí a la cumbre de Cali para definir el formato legal para que otros países se integren”, indicó la directora general de la Dirección de Relaciones Económicas, Direcon, Paulina Nazal.

La idea, explica en términos generales, es que la AP defina quiénes pueden ser países asociados, cuál será su figura legal, los requisitos que deberá cumplir para dar paso al formato de la negociación propiamente tal.

De hecho, el canciller de México, Luis Videgaray, indicó en la conferencia conjunta que AP está disponible para negociar con otros países del Asia Pacífico respetando ciertos parámetros: “el criterio es tener altísimos estándares comerciales incorporando las disciplinas modernas como protección al medio ambiente, respeto a los derechos laborales y a las inversiones. Estos son criterios que cualquier negociación debe cumplir”.

Recalcó asimismo que la decisión como bloque de la AP será realista: “El elemento clave que nos atrae es ir hacia países que aspiren a abrirse a niveles altos de comercio”.

Nazal recordó que hay muchos países interesados en conformar un acuerdo con la AP y con ellos se iniciará un proceso de conversaciones siempre que estén dispuestos a mantener aranceles bajos.

“Deben acoger las nuevas disciplinas del comercio internacional y asumir una reducción de aranceles considerable, eso es alto estándar, calidad y compromiso, porque hay que considerar que la AP tiene más del 90% de su comercio liberalizado, entonces los países que ingresen deberían estar dispuestos a ir hacia allá”, recalcó.

Ahora los cancilleres tampoco están pensando en largas negociaciones como sucedió con el TPP que demoró más de siete años en concordar una zona común, y así lo hizo patente el Canciller de Chile, Heraldo Muñoz.

“La decisión sobre los posibles países asociados debemos adoptarla prontamente, queremos movernos con la mayor rapidez porque queremos terminar acuerdos no queremos negociaciones de años. El contexto internacional requiere moverse con suficiente celeridad”, afirmó. Y adelantó que entre los futuros asociados podrían estar varios de los países presentes en el Diálogo.

Respecto de los plazos, Nazal aterrizó un poco más los tiempos que están proyectando: “nuestra misión es poner los esfuerzos para que las negociaciones sean en el corto plazo, e idealmente lanzar el proceso este año para que termine a la brevedad, aunque sobre eso no se puede poner las manos al fuego porque uno sabe cuando parten las negociaciones pero nunca cuando terminan”.

A ellos, habría que agregar que una vez finalizadas las negociaciones y acordados los términos, deberán ser ratificados por los congresos de los países miembros.

Fuente: Pulso