Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin

Durante la jornada de ayer se reunieron cerca de 50 mujeres en dependencias de Cancillería, con el fin de capacitarse en el proceso de internacionalización de su oferta.

 

Mermeladas y dulces caseros, aros y colgantes, distintos tipos de textiles, entre varios otros productos, se exhibieron en una jornada que congregó a cerca de 50 mujeres en las dependencias de Cancillería. La muestra correspondió a la oferta de estas empresarias, emprendedoras, que se reunieron con el fin de avanzar en su ruta empresarial y acercarse a nuevos mercados.

El seminario “Exportación de productos Handcraft de empresas lideradas por mujeres” se enmarca  dentro de las iniciativas con enfoque de género llevadas a cabo por el Gobierno. El evento fue organizado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) perteneciente a la Cancillería, con el objetivo de potenciar la exportación de productos innovadores hechos a mano de mujeres empresarias chilenas.

La Directora General (s), Paulina Nazal, destacó la iniciativa, la cual forma parte de las diversas actividades  y programas que está trabajando Direcon para apoyar a que más mujeres emprendedoras puedan dar el paso exportador a los mercados internacionales, la mayoría de ellos con importantes beneficios arancelarios. Esto les permitirá ingresar competitivamente y así continuar creciendo como empresarias.

Además destacó el rol fundamental que cumplen las mujeres en el crecimiento y desarrollo económico de los países: “Está absolutamente demostrado que una mayor participación femenina en la economía aumenta la productividad y crecimiento inclusivo de los países, y ello cobra doble relevancia en un año donde tanto sector público como privado están discutiendo y proponiendo medidas para aumentar la productividad, diversificar nuestra canasta exportadora, aspecto que desde DIRECON estamos trabajando particularmente con las mujeres empresarias”.

Con esta actividad se busca informar, asesorar y empoderar a mujeres empresarias que busquen el potencial exportador de sus productos.

Durante la jornada, las asistentes tuvieron la posibilidad de conocer más del proceso exportador gracias al instrumento “A, B, C de la exportación” del departamento de Desarrollo de Capacidad Exportadora de ProChile, junto a un análisis de mercados y promoción internacional, como a su vez el uso y beneficios para las empresas de utilizar la “Marca Chile” gracias a la presentación de la Fundación Imagen de Chile.

Esta actividad se enmarca en el trabajo del Departamento de Género de Direcon y la Red de Mujeres de Corfo para potenciar el desarrollo empresarial femenino.

 

 

Por Andrés Rebolledo, Director General de Direcon, del Ministerio de RR.EE.

 

Entre el 28 y el 2 de septiembre viajó a las ciudades de Beijing y Guangzhou, una delegación de más de 200 personas, encabezada por el ex Presidente Eduardo Frei, incluyendo a empresarios –pequeños, medianos y grandes–, ministros, subsecretarios, directores de servicios y otros funcionarios públicos, científicos y astrónomos, incluso estudiantes y un profesor. ¿El objetivo? Contar Chile, desde su cultura hasta sus virtudes turísticas, y por supuesto posicionarnos como un destino confiable y atractivo para hacer negocios, y así aumentar nuestra presencia en la segunda economía del mundo y nuestro principal mercado.

Chile Week se ha convertido en un muy eficiente instrumento de promoción integral del país, que nos ha permitido desplegar y
mostrar los atractivos de Chile mediante un esfuerzo colectivo entre el sector público y privado, y a la vez sumar a otros representantes de nuestra sociedad. Estamos seguros que esta versión 2016 redundará en más oportunidades comerciales, inversiones, empleo y bienestar para el país.

Y llegamos a la Gran Muralla china con la muestra “Chile in the Sky”, puesta en escena que incluyó los principales productos de
exportación a ese mercado, como lo son los vinos, la carne de cerdo y el salmón y nuestros atractivos turísticos y los transparentes cielos chilenos a través de la realidad virtual.

En total fueron 65 las actividades realizadas, entre reuniones B2B, seminarios, almuerzos de inversiones, show de cocina,
eventos de alto impacto, visitas técnicas, reuniones con autoridades, etc. Además se concretaron más de 1.100 reuniones de negocios entre empresas exportadoras chilenas e importadoras chinas, de los rubros de alimentos y bebidas, pero también entre empresas turísticas.

También durante la semana, firmamos un segundo convenio de colaboración con una gran plataforma de comercio electrónico
china, esta vez para promover los vinos chilenos en el portal JD.com, el más importante de China en este tipo de productos.
Esta nueva firma reforzará sin duda nuestro programa Exporta Digital, que pretende sumar nuevos exportadores, sobre
todo pymes al comercio electrónico.

Y llegamos a la Gran Muralla china con la muestra “Chile in the Sky”, puesta en escena que incluyó los principales productos de
exportación a ese mercado, como lo son los vinos, la carne de cerdo y el salmón y nuestros atractivos turísticos y los transparentes cielos chilenos a través de la realidad virtual.

Fue la primera vez que un país tuvo la oportunidad de realizar una acción de promoción en este emblemático lugar y maravilla
del mundo. Además, en Guangzhou, el ex Presidente Frei inauguró el Centro Latinoamericano de la Universidad de Jinan creado en conjunto con la Universidad de Chile y la Universidad de la Frontera. Y en Beijing participó en un seminario de “Cooperación estudiantil” realizado en la Universidad de Lenguas y Cultura de Beijing, actividad que forma parte de una serie de iniciativas para potenciar el intercambio cultural, académico y educativo entre Chile y China.

En esta relación bilateral es clave la cooperación pública-privada. De hecho en esta misión, además de las 27 empresas de alimentos y bebidas y las siete de servicios turísticos concursadas por ProChile y Turismo Chile, estuvieron presentes representante s de la SNA , Sofofa y de otras organizaciones gremiales, como Asoex, Asprocer, Vinos de Chile, entre otras, los
que participaron activamente en todo lo realizado.

Chile representa menos del 1% en el mercado chino, pero somos su tercer socio comercial en Latinoamérica. Es un mercado tan
relevante por su tamaño, por el crecimiento económico que está experimentando y por la evolución de los hábitos de consumo, que tenemos un amplio horizonte de posibilidades para seguir creciendo en nuestro comercio bilateral y las inversiones. Por lo mismo, pensamos que esta Chile Week en el gigante asiático seguro reforzará nuestra presencia y contribuirá a amplificar esta posición e importancia relativa en este mercado en el que todos quieren estar y beneficiarse.

Fuente: Revista Shang Bao

Santiago, 28 de septiembre. Una visión general sobre los principales contenidos del Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en Inglés), expuso hoy el jefe negociador de esta acuerdo de la Direcon, Felipe Lopeandía, ante un grupo de profesionales y empresarios convocados por la Cámara Chileno-Australiana de Comercio.

En su intervención, el profesional explicó entre otros, los alcances negociados en materia de acceso a mercados y las oportunidades que se abrirán para expandir el comercio de servicios, comercio electrónico, servicios financieros, además de la armonización de reglas en materias como origen y procedimientos aduaneros, que buscan dar mayor fluidez al proceso exportador en el grupo de las 12 economías integrantes del TPP.

“Si bien Chile tiene acuerdos con los otros once países, para nosotros era importante participar en esta negociación, pues se han fijado altos estándares para el desarrollo del comercio en la región Asia-Pacífico; además para una economía pequeña como la de nuestro país, era clave estar en esa discusión y ser parte de los acuerdos”, explicó Felipe Lopeandía.

 

Moscú, 27 de septiembre de 2016.- Profesionales del equipo de negociaciones de la Dirección General de Relaciones Económicas internacionales de la Cancillería (Direcon), compartieron hoy martes su experiencia en negociaciones de acuerdos comerciales con técnicos de la Comisión Económica Euroasiática (CEE) y de los cinco países integrantes de la Unión Económica Euroasiática (UEEA): Rusia, Kazajstán, Belarus, Kirguistán y Armenia, además de representantes del sector privado. El seminario se realizó en el marco de una gira público-privada a la UEEA.

En ocho sesiones que abarcaron los temas habitualmente incluidos en los acuerdos comerciales, los especialistas de la Direcon, encabezados por el director general, Andrés Rebolledo, y el director de Asuntos Bilaterales, Pablo Urria, compartieron sus aprendizajes y experiencias en la negociación de tales acuerdos, tras 25 años de las primeras tratativas de Chile y 26 acuerdos firmados con 65 países.

El director Rebolledo destacó que “hubo mucho interés en lo que vinimos a contar y en lo que hemos hecho desde 1990 en materia de estas negociaciones. Creo que avanzamos en conocimiento de nuestras políticas comerciales lo que ayudará a profundizar nuestras relaciones económicas con el bloque”.

En la inauguración del seminario estuvo presente la ministra de Comercio de la CEE, Veronika Nikishima, quien destacó la experiencia chilena y celebró la iniciativa conjunta. Entre los temas tratados estuvieron la experiencia en los tratados con la Alianza del Pacífico, el TPP, Mercosur, la Unión Europea, China; la cooperación de las aduanas en el marco de los TLC; las barreras técnicas; la propiedad intelectual; las regulaciones internacionales; la adaptación de la regulación chilena para el efectivo funcionamiento de los TLC; la experiencia de las empresas chilenas con los TLC; etc.

Luego de finalizado el seminario, parte de la delegación partió hacia Minsk, Belarus, segunda escala de la gira, el resto viajó de regreso a Santiago.

Director Rebolledo junto al presidente de la parte rusa de la Comisión Intergubernamental Chileno-Rusa de Comercio y Cooperación, Sergey Dankvert.

Encuentros con autoridades

Durante la mañana, el director Rebolledo se reunió con el presidente de la parte rusa de la Comisión Intergubernamental Chileno-Rusa de Comercio y Cooperación, Sergey Dankvert, con quien acordó celebrar una nueva comisión conjunta en junio del próximo año en Rusia.

Más tarde acudió a la Cancillería rusa a reunirse con el viceministro de RREE Sergey Ryabkov, quien viaja la próxima semana a Chile para sostener consultas políticas con sus contrapartes chilenas.

Finalizó su jornada con un encuentro con el embajador de la República de Kirguistan, Otunbayev Bolot Isakovich –único país de la UEEA que la delegación chilena no visitará en esta oportunidad-, quien se mostró muy dispuesto a aumentar los lazos comerciales y de cooperación con Chile.

Andrés Rebolledo se encuentra en Moscú donde mantendrá importantes reuniones con las autoridades del país eslavo con el objetivo de avanzar hacia la firma de un acuerdo de libre comercio entre Chile y la Unión Económica Euroasiática (UEE).

 

La UEE es un mercado común entre Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguizistán, con una población de más de 180 millones de habitantes.
Al ser Rusia el país más importante de esta comunidad, Moscú es la primera escala del viaje del viceministro de Comercio Exterior de Chile, donde se encontrará el 26 y el 27 de septiembre. Luego visitará también otros países que conforman el bloque.
“El objetivo que buscamos es abrir nuevas fronteras comerciales para nuestro sector exportador”, dijo a Radio Sputnik el alto cargo chileno, al subrayar que se trata principalmente del “sector exportador de alimentos”.
Según Andrés Rebolledo, las relaciones entre Chile y la UEE tienen un gran “potencial”, muestra de ello es que el intercambio comercial entre el país sudamericano y Rusia ha crecido en los últimos 7 años de unos 50 millones de dólares anuales a casi 700 millones, “sin acuerdo comercial”.
Andrés Rebolledo afirma que Chile está interesado no solo en exportar a Rusia, sino también en importar desde el país eslavo. En este contexto, expresó que Chile “necesita comprar maquinaria, automóviles”, hidrocarburos y productos “tradicionales” rusos, como por ejemplo, vodka.
“El hecho de que nosotros venimos sistemáticamente a Rusia es un reflejo del interés de Chile de poder llegar a ese punto”, dijo Andrés Rebolledo, para quien esta es la tercera visita a Moscú desde el año 2014. “Entendemos que para bailar tango se necesitan dos, y vamos a seguir planteando nuestro interés”, concluyó el viceministro de Comercio Exterior de Chile.

 

Fuente: Sputnik News

Reunidos en Moscú en la 2da sesión conjunta, destacaron la necesidad de realizar acciones concretas para profundizar la relación comercial y el conocimiento recíproco.

Moscú, 26 de septiembre 2016.- Chile y la Comisión Económica Euroasiática (CEE) sostuvieron hoy en la capital de Rusia la Segunda Sesión del Comité Conjunto, instancia que fue presidida en el caso de Chile por el director general de la Direcon, del Ministerio de RR.EE., Andrés Rebolledo, y de Rusia, por la ministra de Integración y Macroeconomía de la CEE, Tatiana Valovaya.

En la sesión, que se desarrolló durante la mañana de hoy, se discutió la elaboración de un Plan de Acciones Conjuntas para 2017-2018, que abarcará la realización de misiones público-privadas chilenas a los países de la Unión Económica Euro Asiática (UEEA), vale decir, Rusia, Belarús, Kazajstán, Kirguistán y Armenia, y viceversa, en cuyo marco se desarrollarían mesas redondas, acuerdos gremiales, actividades de promoción. Además, organización de seminarios de comercio e inversión, sobre regulaciones aduaneras, desarrollo de políticas agrícolas y acuícolas, junto a acciones de cooperación, entre otros temas.

En su intervención el director Rebolledo destacó que “Chile es un mercado pequeño pero muy abierto y competitivo, por lo que tener un acuerdo con nuestro país, colocaría a la UEEA en una posición más ventajosa de la que tiene actualmente para acceder a esta región de América Latina”. Por su parte, la ministra Valovaya resaltó la necesidad de equilibrar la balanza comercial entre Chile y la UEEA, la cual hoy favorece a Chile.

Asimismo, los equipos analizaron las oportunidades de desarrollo del comercio y de la cooperación económica entre las partes, junto a temáticas  relativas a regulación aduanera, sobre regulaciones técnicas supranacionales en materia de servicios, y al potencial de crecimiento en el contexto del desarrollo de la cooperación con Chile.

En la Comisión también participó una delegación empresarial chilena conformada por representantes de los gremios exportadores de vinos, salmón y cerdo. Tanto las autoridades de ambas partes, como dirigentes chilenos, concordaron en la necesidad de desarrollar más oportunidades para que se abran mayores contactos entre los empresarios de ambas partes.

Gira por la Comisión Económica Euroasiática

Hoy se inició en Moscú, Rusia, una misión público-privada de Chile a cuatro de los cinco países que conforman la Unión Económica Euroasiática (UEEA), cuyo organismo regulador permanente es la Comisión Económica Euroasiática (CEE).

Esta es la primera vez que una delegación público-privada chilena visita gran parte de esta zona; antes habían participado conjuntamente en el Foro de San Petersburgo, en junio de 2015.

Tras una reunión con el embajador de Kirguistán, la delegación se dirigirá a Minsk, Belarús, seguirá luego a Astaná, Kazajstán, y culminará en Ereván, capital de Armenia. En todos estos países se concretarán reuniones con autoridades políticas y económicas, como también encuentros de negocios con empresarios que han manifestado su interés de comprar productos chilenos.

Interés Comercial

A nivel comercial este bloque representa gran interés para las exportaciones chilenas, especialmente de alimentos y vinos, las que hasta ahora se han dirigido principalmente a Rusia. Sin embargo, acceder al bloque abriría las puertas a un mercado con una población total cercana a los 182 millones de habitantes e insertaría a nuestro país en la zona euroasiática, región con enormes potencialidades.

Con 146 millones de habitantes, Rusia es el principal mercado de la UEEA. En términos generales, en los últimos 5 años el intercambio comercial bilateral Chile-Rusia, ha crecido en promedio un 13%, totalizando en 2015, US$ 644 millones. Las exportaciones sumaron $ 583 millones, mientras que las importaciones ascendieron a US$ 62 millones.

MOSCÚ (Sputnik) — La participación de Chile en el TPP no le impide desarrollar las relaciones con Rusia y otros miembros de la Unión Económica Euroasiática, declaró en entrevista con Sputnik Nóvosti el Director General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería chilena, Andrés Rebolledo.

“Nosotros creemos que participar del TPP (del que Chile forma parte con otras 11 naciones de la cuenca del Asia-Pacífico), no es excluyente para participar en otros foros o desarrollar otras relaciones como en este caso con Rusia, con la Comunidad Euroasiática”, expresó Rebolledo, de visita en Moscú.

Puntualizó que “son relaciones que se desarrollan, implementan y profundizan de manera particular, cada una de ellas”.

“El fundamento central de la política comercial de Chile siempre ha sido tratar de establecer y desarrollar una relación con todos nuestros socios comerciales, en todos los foros que a nosotros nos parezca que es conveniente participar”, subrayó el alto funcionario. Según el jefe de la Direcon, “Chile es un país que está en ese sentido con todos los socios, y queremos ahora negociar un acuerdo (comercial) con la Comunidad Económica Euroasiática”.

Rebolledo arribó a la capital rusa a la cabeza de una delegación de funcionarios y empresarios chilenos para examinar las posibilidades que brinda la cooperación comercial con la Unión Económica Euroasiática (UEE, integrada por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia).

La agenda de la visita incluye la II reunión del comité bilateral Chile-Comisión Económica Euroasiática (organismo regulador de la UEE), prevista para el lunes, y el mismo día una reunión con el presidente del consejo directivo de la Comisión, Tigrán Sarkisián. Además de Rusia, la representativa delegación chilena visitará otros tres países del bloque: Bielorrusia, Kazajistán y Armenia, en una gira que culminará el 4 de octubre.

Fuente: Sputnik News

Sin embargo para el centro de estudios, lo más importante es que el TPP estaría igualando las “reglas” para todos los países integrantes, y que es precisamente eso lo que necesitan las empresas para poder ser más competitivas.

 

 

Diversas think tank han advertido de los efectos adversos del Tratado Transpacífico de Libre Comercio (TPP) en nuestro país; sin embargo, el Centro UC de Estudios Internacionales (CEIUC), a raíz de diversos informes internacionales, elaboró un documento que señala lo contrario: los beneficios de este acuerdo.

Su director, Jorge Sahd, analizó los efectos económicos para Chile. El primer hallazgo es que con el TPP, el Producto Interno Bruto (PIB) del país a 2030 podría ser un 0,9% mayor que sin el tratado. “Este impacto positivo se suma a las mayores ganancias derivadas de los tratados bilaterales ya suscritos por Chile”, señala.

Otro punto indica que a 2030 el TPP contribuiría a un aumento de 1,7% de la inversión de Chile en el extranjero: “El TPP contribuirá a que más empresas chilenas estén abriendo operaciones y desarrollando negocios en el extranjero, debido a la existencia de reglas claras y estandarizadas, y a un trato igualitario que este Acuerdo dará a las empresas”.

En relación a las exportaciones, el estudio reporta que los envíos al exterior con el TPP, a 2030, crecerían más de 5%. Sahd aclara que “si bien la cifra parece baja, puede ser muy relevante para ciertas industrias”.

Este informe se realizó en base a estudios internacionales, y uno de ellos fue el elaborado por Peterson Institute for International Economics de enero de este año, donde se afirma que “con respecto a Chile, la suscripción del TPP incrementaría las exportaciones alrededor de US$8 mil millones, o el equivalente a un 5,3% de aquí a 2030”.

“Peterson Institute estima que de retrasarse la ratificación del TPP, significaría una perdida definitiva o costo de oportunidad entre US$59 mil millones  y US$115 mil millones para la economía de EEUU y entre US$225 mil millones y US$473 mil millones para el mundo, por cada año”, indica.

Por su parte, se recuerda que el FMI ha manifestado que “por efectos del TPP, las exportaciones de Chile se incrementarían en  4% al llegar a 0% el arancel del 99% de las líneas arancelarias”.

Así el World Economic Forum proyectó que el acuerdo beneficiará fuertemente a los miembros más pobres del TPP, “incluyendo Vietnam, con un incremento de 8,1% del PIB, Malasia con 7,6% del PIB y Perú con 2,6%”.

Finalmente, Kenichi Kawasaki, del Research Institute of Economy, Trade and Industry (Rieti), señaló que “las ganancias en países como Australia, Canadá, Chile, Japón y Perú bordearían el 1% y 2%, y en países como Malasia y Vietnam, ascendería al 20%”.

Sahd explica que todos estos estudios llevan a la conclusión que “una de las cosas más relevantes es que acá vamos a tener un mercado con reglas del juego comunes y parejas para todos, porque si  bien Chile tenía tratados bilaterales, las reglas eran distintas con cada uno. Se iguala la cancha para todos los países y eso necesitan las empresas, competir en una cancha pareja”.

 

Fuente: Pulso

Tras dos años desde el inicio de las conversaciones, la Alianza del Pacífico y la Unión de Naciones del Sudeste Asiático (Asean, por sus siglas en Inglés), adoptaron hoy en Nueva York un documento que fija un amplio marco para la cooperación entre ambos mecanismos, con énfasis en los ámbitos económico, educacional, ciencia y tecnología y desarrollo sostenible.

El marco se adoptó en la reunión Ministerial de Alianza del Pacífico y Asean, instancia que sesionó hoy por tercer año consecutivo en esa ciudad estadounidense, con ocasión de la Asamblea General de Naciones Unidas.

“Estamos muy contentos pues lo que aconteció hoy marca la importancia que la Alianza del Pacífico ha adquirido en el mundo. En este caso concreto se trata de colaborar junto a uno de los mecanismos más exitosos de Asia, y con quienes estamos seguros tenemos mucho trabajo conjunto hacia adelante”, señaló Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, país que ejerce actualmente la Presidencia pro témpore de AP.

El texto prioriza cuatro áreas de cooperación: Económica; Educación y contactos personales; Innovación, ciencia y tecnología; y Desarrollo sustentable.

En el ámbito económico, busca estimular el intercambio de buenas prácticas en comercio, promoción y facilitación del comercio, incluyendo las cadenas globales de valor, inversiones, la integración de los mercados de capitales regionales, además de la posibilidad de compartir experiencias y buenas prácticas en emprendimiento, desarrollo y en apoyo a través de instrumentos de fomento para las mipymes.

En educación, se plantea el compromiso de promover estudios conjuntos, la organización de seminarios académicos o talleres sobre áreas de interés común y compartir experiencias relativas a educación técnica y profesional. También se promoverá el intercambio académico y estudiantil y acuerdos de cooperación entre universidades.

En este tema, también se estimularán iniciativas para el estudio del idioma español en los países de Asean y de los idiomas de este grupo entre las cuatro economías de Alianza del Pacífico; la promoción de becas, iniciativas deportivas, cooperación en turismo y el intercambio de conocimientos y mejores prácticas en industrias culturales y creativas, entre otros temas.

Respecto a ciencia tecnología e innovación, en cuyo marco ambos bloques promoverán también la cooperación, con el intercambio de científicos, investigadores y profesores universitarios, entre otras iniciativas.

Reunion_AP_Asean_3
ASEAN y Alianza del Pacífico

ASEAN (Association of Southeast Asian Nations), es un bloque que nació en 1967 y hoy conformado por Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Birmania, Singapur, Tailandia y Filipinas, economías que en total suman unos 600 millones de personas. Entre sus objetivos está estimular el crecimiento económico, el progreso social y desarrollo cultural de esa zona geográfica. (http://asean.org/)

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional conformada por Chile, Colombia, México y Perú, creada el 28 de abril de 2011, que busca construir un área profunda de integración para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. Busca también convertirse en una plataforma de articulación política, de integración económica y comercial y de proyección al mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico. (https://alianzapacifico.net/)

El acuerdo representa un gran esfuerzo de modernización y diseño de reglas coherentes con el desarrollo de economías de mercado.

TRAS CINCO años terminó la negociación del TPP (Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio), un acuerdo para promover la integración económica, liberalizar el comercio e inversión y promover el crecimiento y el desarrollo de un conjunto de países de la cuenca del Pacífico. En febrero de 2016 los Estados Parte firmaron el texto de los acuerdos, que deberán ser ratificados por los respectivos órganos legislativos nacionales para ponerlo definitivamente en marcha.

Por el solo hecho de involucrar a economías que representan cerca del 40% del PIB mundial, el TPP sería de gran importancia para Chile. Pero, más allá de eso, este es un acuerdo cualitativamente distinto, que define o moderniza reglas para tratar problemas surgidos más recientemente y que son de gran importancia para el desarrollo y la integración económica de los países. Así, junto a temas de coherencia regulatoria, solución de controversias, o apoyo a las Pymes, el TPP contempla regulaciones a la economía digital, a los derechos de propiedad intelectual, al mercado laboral, al cuidado ambiental, a la operación y competitividad de las empresas estatales, etc. En definitiva, el TPP acordado representa un gran esfuerzo de modernización y diseño de reglas coherentes con el desarrollo de economías de mercado en un nuevo contexto tecnológico, capaz de potenciar el desempeño de economías mejor integradas al mundo.

La ratificación del TPP provee una gran oportunidad para restablecer claridad y confianza en las reglas del juego económico en nuestro país. Chile, décadas atrás, se encaminó al mercado y a la integración económica con el mundo como estrategia para progresar. Luego de una primera etapa de rápida apertura unilateral, bajó el ritmo, para “negociar” su reducción adicional de aranceles a cambio de medidas recíprocas que mejoraran el contexto en que se desenvolvía, a través de acuerdos comerciales bilaterales. Hoy, cuando la estrategia económica del país no parece clara a sus agentes económicos, y la incertidumbre ha afectado la inversión y enervado el crecimiento, un esfuerzo transversal y entusiasta del Poder Legislativo para ratificar el TPP, liderado por el Ejecutivo, sería una contribución inmediata al mejoramiento de las expectativas en el país y un fortalecimiento relevante del potencial de crecimiento de nuestra economía. Suscribir el TPP es suscribir una iniciativa significativa para mejorar el ambiente económico global, y que fomenta, precisamente, los arreglos institucionales que favorecen la estrategia chilena.

No corresponde objetar la reserva observada en las negociaciones, algo propio de este tipo de acuerdos. Aún más fuera de lugar parecen las objeciones a la protección a la propiedad industrial e intelectual, que busca consagrar el TPP, especialmente si provienen de un país que aspira a fomentar la innovación, a competir y a crecer. Mientras se resuelve la incógnita presidencial en Estados Unidos, y reaparece el apoyo al TPP en ese país, y mientras China avanza a su propio ritmo en la integración con Asia Pacífico, Chile debe extremar ahora sus esfuerzos por hacer realidad esta iniciativa, comenzando por ratificar rápidamente lo negociado con éxito por el gobierno.

Fuente: La Tercera

Por Andrés Rebolledo, Director General de Direcon, del Ministerio de RR.EE.

 

 

Tras 25 años del primer ingreso público a la World Wide Web (www), creada para “dar acceso universal a un gran universo de documentos” -y sobre la cual opera internet-, los cambios introducidos al cómo nos comunicamos, relacionamos y accedemos a la información han sido profundos y estructurales.

Internet no solo ha ampliado el acceso al conocimiento, transformado nuestra sociedad política, social, económica y culturalmente, sino que también ha hecho posible que se reduzcan las barreras de entrada a la participación, ampliando la democracia. En el ámbito de la economía internacional, esto nos ha conducido a que se reduzcan sustancialmente las barreras de entrada al comercio exterior, otorgando oportunidades a sectores que tradicionalmente han estado marginados, como las personas naturales, las micro y pequeñas empresas.

En 2017, se espera que las transacciones electrónicas transfronterizas representen el 18% del E-commerce en América Latina, una cifra interesante pero que queda pequeña si se la compara con el 40% esperado para Asia y el 33% de Estados Unidos y la Unión Europea.

Además, gracias a la digitalización, ha surgido la denominada “economía digital”, caracterizada por altas tasas de innovación, costos decrecientes, amplia gama de producción; requerimientos modestos de capital, lo que lo hace más accesible a los pequeños emprendimientos; acceso y salida frecuente de nuevos actores, y economías de escala en el consumo. Hoy en día, cualquier persona con una buena idea de negocio y con acceso a internet puede participar del comercio internacional.

En 2014, según Ecommerce Foundation, el comercio electrónico transfronterizo sumó US$328.000 millones a nivel global, es decir, 1,4% de las exportaciones mundiales de bienes y servicios. Esto, sin duda, nos presenta un desafío mayor para aprovechar esta nueva forma de operar las transacciones internacionales.

Es en este contexto que en Direcon-ProChile hemos creado el programa “Exporta Digital” que tiene como objetivo principal incentivar el uso de plataformas digitales de comercio entre los exportadores y empresas con potencial exportador del país. Entendemos que es una oportunidad para diversificar los canales de comercialización internacional, facilitar el negocio de las pymes en el exterior y sumar a nuevas empresas a la actividad exportadora nacional.

Este programa -que surge tras la firma de un convenio con el gigante chino Alibaba, en agosto de 2015-, capacita empresas en temas de comercio electrónico, les ayuda a generar un perfil en plataformas digitales y otorga la posibilidad de participar en acciones de promoción internacional. Un ejemplo de esto último es la reciente participación de Chile con cinco empresas del sector TIC relacionadas al comercio electrónico, software de servicios, seguridad y plataformas colaborativas, en la feria E-Commerce París 2016, que se realizó entre el 12 y 14 de septiembre.

Ésta es una de las ferias más relevantes de Europa en el ámbito del comercio electrónico, que reúne a todos los actores del sector en un mismo lugar. Este año asistieron más de 500 empresas, que presentaron una oferta integral en los distintos campos de la tecnología. Nuestras empresas tuvieron la oportunidad de reunirse con varias de ellas e intercambiar experiencias y prospectar futuros negocios en un campo que crece en promedio en 20% anual.

En 2017, se espera que las transacciones electrónicas transfronterizas representen el 18% del E-commerce en América Latina, una cifra interesante pero que queda pequeña si se la compara con el 40% esperado para Asia y el 33% de Estados Unidos y la Unión Europea.

Chile, sus exportadores y emprendedores, tienen que atreverse a usar esta herramienta para así incrementar nuestro comercio exterior y a la vez diversificar la oferta exportadora nacional. Nosotros acabamos de firmar un segundo convenio con un gigante chino del e-commerce, JD.com, y seguimos trabajando para ampliar aún más nuestra red y apoyando el desarrollo del comercio electrónico. Las posibilidades crecen cada día más, hay que aprovecharlas.

 

Fuente: América Economía

Para hablar sobre comercio e inversión con empresarios estadounidenses llegaron hasta el Council of the Americas, los Presidentes de los países de la Alianza del Pacífico. La actividad culminó con la cena “Sabores de la Alianza del Pacífico” que incluyó un menú de los cuatro países.  

 

Nueva York, 21 de Septiembre de 2016.- En el marco de la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas, que se desarrolla esta semana en Nueva York, los cuatro países miembros de la Alianza del Pacífico (AP) –Chile, Colombia, México y Perú–, han organizado actividades en conjunto que incluye una reunión con los países de Asean, el sábado 24 de septiembre, donde se dará a conocer el marco de cooperación entre ambos mecanismos, y un evento sobre comercio e inversión en la AP que tuvo lugar esta noche en el Council of the Americas.

La actividad liderada por Susan Segal, CEO del Council of the Americas and Americas Society, que congregó a más de 80 inversionistas y hombres de negocios interesados en este mercado latinoamericano de más de 217 millones de habitantes, comenzó con un panel de conversación entre los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet, Colombia, Juan Manuel Santos, Perú, Pedro Pablo Kuckzynzki, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, en representación del Presidente Enrique Peña Nieto, que fue moderado por la destacada corresponsal internacional de la cadena CNBC, Michelle Carusso-Cabrera.

 

La  conversación la inició la Presidenta Michelle Bachelet, quien ejerce actualmente la Presidencia Pro Témpore de la AP. La mandataria se refirió a las perspectivas de la Alianza del Pacífico en el actual contexto internacional, asegurando que “frente a este panorama mundial, sin duda, hemos avanzado con nuestro proyecto de integración en la Alianza en libre movimiento de personas, libre movimiento de bienes y servicios, y libre movimiento de capitales”.

A continuación, el Presidente Juan Manuel Santos destacó las oportunidades comerciales y de inversión que se han abierto para su país a la luz del acuerdo de paz con las FARC. El mandatario enfatizó que el fin del conflicto liberará el potencial de Colombia, permitiéndole al sector privado llegar a zonas y mercados a los que antes nunca llegó.

En su alocución, el Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuckzynzki, habló sobre el impacto de la Alianza del Pacífico en la productividad y competitividad de la economía subregional, además de las tareas pendientes que se abordarán en el futuro. Sobre esta materia el mandatario peruano señaló que “sin una educación de calidad ni una infraestructura moderna, no habrá progreso ni prosperidad para nosotros”.

Finalmente, el secretario de Economía Ildefonso Guajardo, abordó el tema de las “Cadenas Globales de Valor: el siguiente paso de la integración en América Latina” y enfatizó que el proceso de integración de la AP debe traducirse en mayores intercambios comerciales entre los miembros de la AP, así como esquemas regionales de producción eficientes que permitan la inserción a las Cadenas Globales de Valor. Para ello remarcó que se necesita incrementar la conectividad y optimizar la logística en los cuatro países y democratizar los beneficios del libre comercio, especialmente en las pequeñas y medianas empresas.

“Sabores de la Alianza del Pacífico”

Tras el panel de conversación, los invitados degustaron los productos típicos de Chile, Colombia, México y Perú, los que fueron los protagonistas de la cena “Sabores de la Alianza del Pacífico”. Este menú fue preparado por el chef chileno, Francisco Mandiola.

Esta cena fue organizada por las agencias de promoción de los cuatro países: ProChile, ProColombia, ProMéxico y PromPerú, y forma parte de las acciones de promoción conjunta que estas entidades desarrollan en distintos lugares del mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

Por Andrés Rebolledo, director General de Direcon, del Ministerio RR.EE.

 

La Alianza del Pacífico (AP) ha sido un éxito como mecanismo de integración y eso lo reconocen ampliamente en el mundo. Un proyecto que tiene sólo cuatro países miembros, pero ¡49 países observadores!, y que después de sólo cinco años ha convertido en realidad la liberalización arancelaria, la acumulación de origen, así como importantes avances en la libre movilidad de servicios, capitales y personas. Se han abierto nuevas oportunidades para incrementar los vínculos económicos intrarregionales y seguimos creando las bases para hacer más efectiva la presencia de los cuatro países en la economía mundial.

Hoy, Chile juega un rol clave. Al asumir la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico el 1 de julio, nos comprometimos a consolidar los avances de este proyecto subregional y cumplir con los nuevos mandatos de los presidentes, reflejados en la Declaración de Puerto Varas.

Hoy, el intercambio comercial entre los países miembros de la Alianza del Pacífico no supera el 6%, por lo que nos espera un enorme desafío.

El primer desafío será acrecentar el comercio intrarregional. Hoy, el intercambio comercial entre los países miembros de la Alianza del Pacífico no supera el 6%, por lo que nos espera un enorme desafío. Para lograrlo seguiremos varios caminos. El más importante es motivar a los operadores económicos a aprovechar la zona de libre comercio abierta con el Protocolo Comercial, que entró en vigencia en mayo de este año, y hacer efectiva la acumulación de origen, lo que significa que las materias primas y los productos intermedios que se producen en cualquiera de los cuatros países de la Alianza del Pacífico son considerados como si fueran nacionales, fomentando los encadenamientos productivos y cadenas de valor en el comercio intrarregional.

Al mismo tiempo, pondremos en marcha nuestro proyecto “comercio sin papeles” a través de la interconexión de las ventanillas únicas nacionales de comercio exterior y la cooperación aduanera para facilitar los negocios entre nuestros países. Paralelamente, avanzaremos en iniciativas para profundizar la integración financiera, así como el desarrollo de instrumentos para impulsar la inversión en infraestructura y la regulación del comercio exterior en el ámbito de la economía digital.

Una prioridad ineludible será continuar nuestro diálogo y acercamiento con el Mercosur, lo que, además, ayudará a la proyección conjunta de los países del Atlántico y del Pacífico hacia los países de Asia.

Un segundo reto será ampliar la proyección de la Alianza del Pacífico hacia terceros mercados, en especial hacia la región asiática y foros como Asean y Apec. Con Asean, por ejemplo, seguimos trabajando fuertemente. De hecho, los ministros de Comercio y de Relaciones Exteriores de la Alianza del Pacífico sostendrán un nuevo encuentro en el marco de la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, este mes, en Nueva York. Allí esperamos tener identificadas algunas actividades específicas conjuntas, que se llevarían a cabo durante la presidencia pro témpore de Chile de esta instancia de integración.

Por cierto, una prioridad ineludible será continuar nuestro diálogo y acercamiento con el Mercosur, lo que, además, ayudará a la proyección conjunta de los países del Atlántico y del Pacífico hacia los países de Asia.

En tercer lugar, trabajaremos en la implementación de proyectos de cooperación con los países observadores de la Alianza en áreas de comercio, inversiones, intercambio estudiantil, educación, innovación, pymes y facilitación de comercio, entre otras. En la Cumbre de Puerto Varas no fueron pocos los países que manifestaron un decidido interés de cooperar en estas áreas. Ello compromete un esfuerzo de materialización, ya que el progreso en esos ámbitos favorecerá los aumentos de productividad que exigen nuestras economías.

Ciertamente, los 73 mandatos presidenciales abarcan una gran diversidad de temas que tendremos muy presentes y que se convierten en componentes de nuestra amplia agenda de integración en la Alianza del Pacífico. Destacamos, en especial, la facilitación del tránsito migratorio, así como la implementación de mecanismos para mejorar la movilidad laboral.

También se instruyó promover la perspectiva de género, de especial preocupación de nuestro gobierno. Cabe destacar que fue Chile el que propuso en la Cumbre de Paracas (2015, en Perú) la creación de un grupo técnico específico sobre género. De esta forma, buscamos promover la incorporación de la perspectiva de género en los programas y actividades de la AP; implementar y desarrollar acciones positivas, como programas que busquen incorporar a mujeres líderes en el proceso exportador, y estimular el desarrollo de plataformas virtuales que fomenten un diálogo sobre género y comercio entre los países miembros.

Tenemos la convicción de que la Alianza del Pacífico, así como la integración de toda América Latina, es indispensable. En la hora actual, los países en desarrollo no están en condiciones de enfrentar individualmente los desafíos de productividad y competitividad que exige la economía mundial.

 

Fuente: La Tercera

El principal requisito para que esté vigente es que sean seis países, que en total abarquen el 85% del PIB de los países involucrados, por lo que es necesario que Japón, EEUU y cuatro países ratifiquen el convenio. En Chile podría ingresar antes de fin de año al Congreso.

 

El Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio, más conocido como TPP por sus siglas en inglés, fue firmado el 4 de febrero de este año por 12 países participantes: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Estados Unidos (EEUU), Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Pero a la fecha, cuatro países aún no han ingresado el tratado a sus respectivos congresos para su ratificación, entre los que se encuentra Chile, EEUU, Canadá y Brunei Darussalam.

Esto no cobraría importancia si no fuera por dos cosas muy relevantes: El plazo que tienen todos los países para que el TPP esté aprobado en sus respectivos estados, es el 4 de febrero de 2018, fecha en que se cumplen dos años desde la firma del acuerdo.

El otro factor importante, es el escenario político que vive EEUU actualmente, por las elecciones presidenciales de noviembre próximo. Las posturas respecto a este acuerdo ahora son similares entre los dos candidatos, pues por un lado la candidata demócrata Hillary Clinton, quien sigue la línea del actual Presidente Barack Obama, se mostraba a favor del acuerdo, en el último tiempo ha ido cambiando su discurso a uno más conservador en esta materia; mientras que su contrincante, el republicano y polémico Donald Trump, ha manifestado en diversas ocasiones estar en contra del TPP.

Y ante la probabilidad de que EEUU no ratifique el acuerdo, Andrés Rebolledo, director de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), fue enfático en señalar que “sin Estados Unidos, el TPP no entraría en vigencia, así como tampoco si Japón no entra”.

Esto se debe a la norma general del TPP que establece que se necesita un mínimo de 6 países para que el tratado entre en vigencia, y que esos 6 países, representen un 85% del PIB (Producto Interno Bruto) de los involucrados en el tratado.

Esto significa según explicó Rebolledo, que se necesita que al menos Estados Unidos, Japón y otros cuatro países aprueben el tratado.

No obstante, aunque el futuro presidente de EEUU pueda estar en contra del TPP, la actual administración sigue defendiéndolo. Es así como ayer el embajador de EEUU ante Chile, Michael Hammer, se reunió con la Presidenta Michelle Bachelet, y entre otros temas abordaron el TPP. “Vemos que los Tratados de Libre Comercio son un vehículo muy buenos para crear empleos, generar prosperidad y el TPP, en específico, va a elevar los estándares mundiales de una manera que marcará la pauta de lo que será el libre comercio para el siglo XXI”, señaló Hammer.

Aun no llega al Congreso

En el ámbito local, el TPP aún no ha ingresado al Congreso de Chile a 7 meses de haber sido firmado, lo que reduce considerablemente el tiempo en que podrá ser debatido.

Al respecto, el director de la Direcon indicó que esta tardanza obedece a “hay que tomar la decisión colectivamente en el Gobierno para incorporarlo en algún momento, es una decisión interna que depende de nuestra agenda legislativa, que está bastante intensa. Probablemente entre hacia fines de año. No sabemos cuándo todavía”.

Pero también aprovechó de dar tranquilidad, porque pese a lo polémico que pueda ser el tratado, “en otros acuerdos grandes como con Europa, EEUU o Mercosur, el debate en Chile ha tomado menos de un año”.

Por su parte, el diputado RN José Manel Edwards, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores señaló directamente que “el TPP está muerto” debido al escenario estadounidense.

“Sí el TPP ha sufrido importantes derrotas últimamente por las declaraciones de Hillary Clinton y Donald Trump”, aseguró Edwards. Para el parlamentario, esto estaría influyendo en la mayor calma que ha tenido el Ejecutivo en enviar el tratado al Congreso, y la idea de evitarse un problema politico: “hay sectores proteccionistas de la Nueva Mayoría que se oponen a la integración más profunda de Chile con el resto del mundo, por lo que ha sido más difícil internamente para ellos”.

 

Fuente: Pulso

 

 

Santiago, 15 de septiembre 2016. Una amplia exposición sobre el impacto que tendrá el Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en Inglés) en la economía digital hicieron hoy el jefe negociador del TPP de la Direcon, Felipe Lopeandía y Nicolás Schubert, asesor del Departamento de Servicios, Inversiones y Transporte Aéreo (Serinta), ante el Comité de Comercio de la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio (Amcham-Chile).

En su intervención, Felipe Lopeandía, explicó los aspectos generales de este acuerdo, en que participa Chile junto a otras once economías de la región Asia-Pacífico. “Tras la firma del tratado, en febrero de este año, hemos desplegado una intensa labor  para difundir sus alcances en diferentes segmentos y regiones del país; además, hemos hecho un trabajo prelegislativo, con muchas reuniones y contactos con los parlamentarios, dado que prontamente el gobierno enviará al Congreso este acuerdo para su tramitación”, expresó.

El jefe negociador del TPP de la Direcon, Felipe Lopeandía y Nicolás Schubert, asesor del Departamento de Servicios, Inversiones y Transporte Aéreo (Serinta). (Foto: Direcon)

Al exponer detalles del TPP y sus ventajas para promover la economía digital, Nicolás Schubert, manifestó que el tratado contiene dos capítulos que tratan directamente estos temas: telecomunicaciones y comercio electrónico. “En este sentido podemos decir que el capítulo sobre telecomunicaciones es una base que regula y provee la infraestructura sobre la cual se implementarán los diferentes contenidos asociados al comercio electrónico”, dijo el especialista.

“Las normas del capítulo de telecomunicaciones buscan sobretodo, asegurar un ambiente de libre competencia para la provisión de este tipo de servicios, con redes que sean eficientes y confiables, reconociendo que Internet es un catalizador para proveer contenidos, servicios y aplicaciones que funcionan sobre esta red, por lo que incluye reglas de acceso que favorecen la competencia”, dijo.

A su vez, explicó que el capítulo de comercio electrónico incluye, entre muchos otros, algunos temas que la legislación chilena ya tiene, como normas sobre la protección del consumidor, que son importantes para generar mayor confianza en el sistema.

“Un compromiso central que está en este capítulo de comercio es la no discriminación de productos digitales, por ejemplo, software, música, videos, libros electrónicos y la obligación de no imponer aranceles a las transmisiones electrónicas, permitiendo el flujo transfronterizo de información, lo cual es muy importante para incrementar los negocios que se hacen por estas vías. Obviamente, también incluye mecanismos para la protección de información de carácter personal”, manifestó por último Nicolás Schubert.

 

 

 

NEGOCIOS. Los envíos al país asiático promedian los US$ 10 millones en los últimos años.

Paltas, uvas y vinos son tres productos que forman parte de la canasta exportadora de la región y que serán favorecidos, entre otros, con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Tailandia, él último firmado por Chile y que está a un par de meses de cumplir su primer año de vigencia.

En los últimos años los envíos de Valparaíso a dicho país asiático promedian US$ 10 millones al año, una cifra que se pretende multiplicar hacia el final de la década. “Esperamos que este año esa cifra aumente un poco y que antes del 2020 estemos duplicando el monto de las exportaciones de origen regional a Tailandia”, comentó el director regional de ProChile, Alejandro Corvalán.

Arancel cero

El gran estímulo para ello es que gran parte de los productos que son enviados desde la región ya cuentan con un arancel que debe ser aprovechado por los productores locales.

“Por ejemplo los vinos que tenían un arancel entre el 54% y el 60%, las uvas con 30%, las paltas con un 40% o las nueces o pasas que tenían un recargo del 10%, ahora tienen un arancel cero (…) y todos esos productos son parte de la oferta que tiene la región y que al día de hoy se exportan a ese país”, enfatizó el personero, quien fue parte de un encuentro regional para fomentar el intercambio comercial entre ambos países.

“Este es un acuerdo que tienen poco tiempo, menos de un año, por lo tanto recién estamos comenzando a utilizar sus beneficios (…) Tailandia es un país que tiene los aranceles altos, sobre todo para el rubro alimentos, por lo tanto hay que aprovechar este acuerdo y más todavía desde regiones”, enfatizó el titular de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Andrés Rebolledo.

“Mucha de la oferta exportable de Chile al mercado tailandés tiene su origen en la Región de Valparaíso o corresponde a sectores donde en esta zona hay mucho potencial, particularmente en el rubro agroalimentario en que ya existen varias empresas que participan activamente en el comercio internacional”, recalcó el director de la Direcon, agregando que los exportadores pueden aprovechar los mecanismos de promoción.

Puerta de entrada

El embajador de Tailandia en el país, Saroj Thanasunti, recalcó la relevancia de difundir las ventajas de este acuerdo, más todavía en los pequeños y medianos que también pueden aprovechar las oportunidades. “Las pymes tanto aquí como en Tailandia son el motor de la economía y queremos que acá en esta región y en todo el país puedan conocer las posibilidades que tienen en Tailandia de ampliar sus negocios”, subrayó, recordando que a partir de allí pueden tener contacto con muchos otros mercados.

“Tailandia es la puerta de entrada para Chile al Asean (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) que es un mercado de 700 millones de personas”, destacó Thanasunti.

El diplomático agregó que Valparaíso en particular tiene una importancia clave tomando en cuenta que existe un servicio naviero regular que une la capital regional con el enclave tailandés de Lam Shabang. “Por eso también decidimos hace este seminario acá porque Tailandia está al otro lado, a 37 días de navegación”, enfatizó.

En tanto el presidente de la Cámara Regional de Comercio de Valparaíso (CRCP), Pier-Paolo Zaccarelli, señaló que no es casualidad que este tipo de reuniones se efectúen en la zona y también subrayó la importancia que tiene para esto el impulso de la embajada de Tailandia y ProChile.

“Esta es una oportunidad gigantesca de entrar al sudeste asiático y, sobre todo, para las pymes de la región. Ahora, la posibilidad de hacerlo en regiones y en particular en ésta que tiene una vocación exportadora más la experiencia de personas que ya están exportando son el vehículo más fácil para poner en práctica estas relaciones comerciales, dijo el líder gremial.

“Mucha de la oferta exportable de Chile al mercado tailandés tiene su origen en la Región de Valparaíso o corresponde a sectores donde en esta zona hay mucho potencial”, Andrés Rebolledo, Director Direcon”.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso

Por Jorge Sahd K., Director (s) Centro de Estudios Internacionales y profesor de Derecho UC.

En circunstancias normales, esta columna se centraría en las posibilidades de aprobación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) en nuestro Congreso. Sin embargo, en un hecho inusual en la política americana, tanto Hillary Clinton como Donald Trump han anunciado su rechazo, quizás el único punto de coincidencia en sus campañas. Así, el país que lideró los esfuerzos de construir un megabloque regional para el Asia-Pacífico, hoy se ha convertido en su principal amenaza. Sin Estados Unidos, el TPP no podría llegar a buen puerto, ya que para su aprobación se requiere el voto favorable de países que al menos sumen el 85% del PIB del bloque.

Consolidar la integración con el bloque Asia-Pacífico, a través del TPP, la Alianza del Pacífico y el APEC son claves para un mercado pequeño como el chileno, que permanentemente debe explorar nuevos mercados para sus productos y servicios. Más allá de la situación internacional, Chile debiera presentar pronto el Acuerdo al Congreso, como señal de compromiso y seriedad frente a los otros países miembros.

Esta no es una buena noticia para Chile. Nuestro país ha tenido una tradición de apertura comercial, siendo un factor determinante en su mayor crecimiento económico desde la década de los 80´. Para Chile, el TPP representa una oportunidad de profundizar la integración económica con las economías del Asia-Pacífico. Si bien contamos con tratados bilaterales con los países del TPP, este acuerdo genera beneficios adicionales. Primero, el acceso a un mercado con reglas comunes de más 800 millones de personas, que representan el 38% del PIB mundial y el 25% del comercio internacional, incluyendo más de tres mil productos que no contaban con preferencia arancelaria en anteriores TLC, como la carne bovina y los lácteos. Además, como el acuerdo más relevante y comprensivo de las últimas décadas, el TPP incluye nuevas temáticas en materia de cadenas globales de valor, transparencia, compras públicas y mejores prácticas para dar coherencia a nuestras regulaciones (¿ha escuchado la disparidad de criterios en el tratamiento tributario que el SII y Aduanas dan a la exportación de servicios?).

Chile ya enfrentó sus negociaciones más duras con motivo del TLC con Estados Unidos. Con el TPP, el país alcanzó un acuerdo balanceado en el cual no renunció a las condiciones pactadas en el TLC, como la protección por 5 años de los medicamentos biológicos. Consolidar la integración con el bloque Asia-Pacífico, a través del TPP, la Alianza del Pacífico y el APEC son claves para un mercado pequeño como el chileno, que permanentemente debe explorar nuevos mercados para sus productos y servicios. Más allá de la situación internacional, Chile debiera presentar pronto el Acuerdo al Congreso, como señal de compromiso y seriedad frente a los otros países miembros.

Volviendo a Estados Unidos ¿qué escenarios se presentan frente a su situación contradictoria? A pesar que la última encuesta del Chicago Council on Global Affairs señala que 6 de cada 10 americanos apoyan el TPP, los principales candidatos mantienen su rechazo. Un primer escenario es que los esfuerzos desplegados por el Presidente Obama den resultados, logrando la aprobación del TPP en el llamado lame duck (pato cojo) del Congreso, período comprendido entre la elección del nuevo presidente y antes que asuma sus funciones. Este escenario se ve difícil, especialmente después que los representantes republicanos – mayoría en ambas cámaras – anunciaron que no darían su voto en ese período. Un segundo escenario es que Hillary Clinton llegue al poder. En ese caso, habría dos caminos. Si mantiene su actitud de explícito rechazo al TPP, contrario a su posición como Secretaria de Estado, el TPP pasará a la historia. Si cambia de opinión y mantiene la línea de Obama, Clinton necesitará un parlamento con mayor presencia demócrata en ambas cámaras, ya sea para intentar su aprobación o para llamar a un período de revisión del TPP con el propósito de ganar tiempo y alcanzar acuerdos. El riesgo de reabrir la discusión es que se retomen temas que no dejaron satisfechos a grupos de interés, como la industria farmacéutica, las tabacaleras y servicios financieros. El último escenario sería un triunfo de Trump, donde no sólo se le pondría una lápida al TPP, sino que entraría en entredicho toda la política de apertura comercial del país norteamericano.

Todos son escenarios complejos para el TPP. El dilema para EEUU es que el rechazo significaría renunciar a su liderazgo para fijar las reglas del comercio Asia-Pacífico del S.XXI, cediendo un espacio para que China tome protagonismo. Justamente, todo lo contrario a lo que buscó con el TPP.

Fuente: Diario Financiero

Santiago, 13 de septiembre 2016. Entre los días 13 de septiembre y 21 de octubre, el Punto Nacional de Contacto (PNC) para las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales, realizará una Convocatoria Ciudadana para incorporar a nuevos actores de la sociedad civil al Comité Espejo, uno de los órganos asesores del PNC.

El objetivo es invitar a participar a un diálogo fluido con los diferentes actores del ámbito empresarial, académico, organizaciones sindicales, ONG’s y expertos en materias relacionadas, de manera tal que se interioricen de las Líneas Directrices y del rol del Punto Nacional de Contacto, generando instancias de difusión.

El Comité Espejo fue creado en 2013, considerando los estándares internacionales que define la OCDE, y que son de interés tanto del sector empresarial como de la sociedad civil y dentro de sus funciones están las de asesorar en sus labores al Punto Nacional de Contacto.

Cabe destacar que el PNC da seguimiento y promueve las Líneas Directrices, sirviendo además como foro de discusión y mediación respecto de las quejas que se presenten contra las empresas multinacionales, siendo su objetivo principal contribuir a la solución de los conflictos, a través del establecimiento de un mecanismo de diálogo con las partes interesadas.

Ver convocatoria