Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin

El año que cubre esta Memoria se ha caracterizado por importantes acontecimientos. El más relevante para esta Misión fue la visita que realizó a la OMC en Ginebra S.E. la Presidenta de Chile, Sra. Michelle Bachelet, el 29 de marzo de 2017, acompañada del Sr. Ministro de RREE, parlamentarios y altas autoridades del país.
Ha sido la primera vez que un Presidente de Chile participa en una reunión del Consejo General de la OMC. Durante su alocución ante los representantes de los 162 miembros, funcionarios de los OO.II. e invitados especiales, la Presidenta Bachelet hizo un llamado a “defender el multilateralismo en todos los terrenos, porque es la garantía para la equidad, el “fair play”, la paz, la democracia, los derechos humanos y la cooperación entre pueblos y culturas”. Resaltó, al mismo tiempo la importancia de la OMC como foro clave del sistema multilateral, uno de los gestores de la gobernanza global y actor relevante de la comunidad internacional.

Nombre Publicación Memoria 2017 – Misión Permanente de Chile ante la Organización Mundial del Comercio
Fecha Publicación 15 de febrero de 2018
Formato PDF
Peso 4,85 Mb
Número de Páginas 96
Descargar Documento  
  • 8 de marzo de 2018 (acreditaciones hasta el 5 de marzo).
  • Manual Logístico para Prensa.
  • Hotel Crowne Plaza, Av. Libertador Bdo. O´Higgins 136, Santiago, Chile.

Santiago, 8 de febrero, 2018.- Les informamos que a partir de hoy comenzó el proceso de acreditación de periodistas, gráficos, camarógrafos y otros profesionales de prensa, para cubrir la Firma Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico – CPTPP que se llevará a cabo el 8 de marzo en la ciudad de Santiago.

El proceso de acreditación para prensa se extenderá hasta el 5 de marzo.

El CPTPP es un tratado de integración económica plurilateral en la región más dinámica del siglo XXI, Asia Pacífico. Este ambicioso acuerdo comercial involucra a 11 países y su objetivo es contribuir al crecimiento económico y crear nuevas oportunidades para empresas, trabajadores, agricultores y consumidores.

Mediante la firma de este acuerdo, Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, manifiestan la convicción de que una economía abierta es beneficiosa para nuestros países y generará mayor crecimiento económico, empleo, reducción de la pobreza y bienestar para todos.

ACREDITACIONES Y ENTREGA DE CREDENCIALES 

Para completar el proceso de acreditación, los medios de comunicación nacionales e internacionales deberán adjuntar una carta del medio escaneada en PDF (con membrete y firma del responsable del equipo). Esta carta puede ser personal o incluir los antecedentes de todos los acreditados del medio de comunicación, pero será solicitada individualmente al llenar cada formulario.

Las credenciales serán entregadas el día 8 de marzo a partir de las 8:00 am en el Hotel Crowne Plaza Santiago, ubicado en Av. Libertador Bernardo O´Higgins 136, Santiago, Chile.

Para más información sobre el proceso de acreditación, así como opciones de alojamiento y otros datos útiles, les recomendamos revisar el Manual Logístico para prensa, en sus versiones en español e inglés.

COMUNICACIONES DIRECON-PROCHILE

Escucha la entrevista completa aquí:

 

Fuente: Radio Infinita

Por Anders Beal y Benjamin N. Gedan.

Un mega tratado comercial multilateral, concebido e impulsado por Estados Unidos, continuará ahora sin la participación de EE.UU. El próximo 8 de marzo, 11 países firmarán el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) en Chile. El lugar no es una casualidad. Cuando EE.UU. abandonó el escenario, Chile, un país defensor del libre comercio desde hace años, dio un paso adelante como actor global eficaz en la promoción del libre comercio.

A pesar de su población relativamente pequeña, Chile es desde hace tiempo un líder regional en integración económica y comercial. Ha negociado 26 acuerdos de libre comercio con 64 países, lo que representa más del 85% del PIB global y el 60% de la población mundial. También es un importante promotor de la Alianza del Pacífico, un bloque comercial regional formado en 2011 que incluye a México, Perú y Colombia. Sin embargo, en temas de comercio mundial, incluido el antes difunto y ahora resucitado Acuerdo Transpacífico, Chile ha secundado con frecuencia el liderazgo de los Estados Unidos.

Ahora, debido al repentino proteccionismo y a la falta de interés por los acuerdos comerciales multilaterales de la administración del Presidente Trump, Chile ha elevado su perfil de liderazgo con la promoción del comercio en la Región de las Américas así como en Asia Pacífico.

Después de la elección del Presidente Trump, apoyado en una plataforma proteccionista y de su orden ejecutiva para retirarse del (entonces así llamado) Acuerdo Transpacífico (TPP) el pasado enero, Chile lanzó una sorprendente campaña diplomática para rescatar el acuerdo. El eje central fue una cumbre mundial celebrada en Viña del Mar, solo meses después de la retirada por parte de EE.UU del TPP. La cumbre fue diseñada para mantener a los 11 miembros restantes del TPP en las negociaciones, a pesar de la salida de EE.UU.

A pesar de su tamaño, el liderazgo de Chile ha sido sorprendentemente eficaz. En solo un año los negociadores de Chile ayudaron a rescatar el TPP, a pesar de las complejas negociaciones con países tan diversos como Brunei, Malasia, México y Singapur. Incluso sin la participación de los Estados Unidos, el TPP revisado será el acuerdo multilateral de libre comercio más grande nunca firmado.

Posteriormente, durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC), realizada en Vietnam el pasado noviembre, los chilenos desempeñaron un papel destacado en la organización de las discusiones sobre el TPP, rebautizada por sus miembros como Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico. A pesar de las objeciones de último minuto de Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, el mes pasado los 11 países acordaron firmar el Acuerdo Global y Progresivo para el TPP (CPTPP) en marzo en una reunión de alto nivel organizada por Chile.  Se prevé que la ratificación del tratado se realizará en 2019.

A pesar de su tamaño, el liderazgo de Chile ha sido sorprendentemente eficaz. En solo un año los negociadores de Chile ayudaron a rescatar el TPP, a pesar de las complejas negociaciones con países tan diversos como Brunei, Malasia, México y Singapur. Incluso sin la participación de los Estados Unidos, el TPP revisado será el acuerdo multilateral de libre comercio más grande nunca firmado.

El TPP revisado es un modelo para futuras negociaciones comerciales en temas como derechos laborales, igualdad de género, protección del medio ambiente y propiedad intelectual. Para Chile y otros miembros de la Alianza del Pacífico, ofrece un mayor acceso al mercado de las robustas economías asiáticas.

El surgimiento de Chile como actor mundial en acuerdos multilaterales refleja su compromiso por practicar y promover el libre comercio desde el retorno de la democracia en 1990. Durante la cumbre del TPP de marzo, Chile no solo invitó a los miembros del TPP sino también a representantes de Colombia, China y Corea del Sur.

China, que anteriormente había criticado el TPP, envió a la cumbre en Chile a su enviado especial para América Latina, Yin Hengmin. En su discurso en el Wilson Center el pasado septiembre, el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile Heraldo Muñoz dijo que las ambiciones de Chile se extendían más allá del TPP. La Alianza del Pacífico, afirmó, serviría como trampolín para una mayor integración de América Latina con el Asía Pacífico.

En el futuro es probable que Chile continúe ejerciendo una influencia impresionante en los asuntos comerciales en el hemisferio occidental. Se ha comprometido a lograr una convergencia entre la Alianza del Pacífico y el Mercado Común del sur (Mercosur) formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y que actualmente se encuentra en dificultades. Mientras tanto, la Alianza del Pacífico ha iniciado negociaciones para firmar acuerdos de libre comercio con importantes economías, incluyendo a Australia, y también ha mostrado su interés por alcanzar acuerdos con Singapur y Canadá.

Por ahora, la administración Trump ha cedido el rol de liderazgo de EE.UU. en los temas comerciales de la región, lo que ha permitido a Chile y a otros actores locales dar forma a la integración económica en el continente americano. Las señales enviadas por la administración Trump respecto al NAFTA, así como los recientes aranceles impuestos a lavadoras y paneles solares fabricados en el extranjero, han continuado socavando la credibilidad de EE.UU. en temas de comercio e integración.

Esto podría cambiar si Estados Unidos consigue persuadir a los gobiernos para que busquen acuerdos comerciales bilaterales, y demostrar que los acuerdos bajo el lema “America First” (Estados Unidos primero) pueden ser beneficiosos para los socios comerciales de EE.UU. Pero, por el momento, los gobiernos de América Latina y Asia en busca de oportunidades económicas mirarán a Santiago en busca de orientación, en lugar de a Washington.

 

Anders Beal es Asistente de programa del Programa para América Latina del Wilson Center. Benjamin N. Gedan ejerció como director para Sudamérica en el National Security Council (Consejo de seguridad nacional) e investigador del Woodrow Wilson International Center for Scholars (Centro internacional Woodrow Wilson para académicos) y el Council on Foreign Relations (Consejo de relaciones exteriores).

 

*Esta versión es una traducción no oficial realizada por Direcon. 

Ver artículo original en inglés 

 

Comunicamos a los usuarios y usuarias que nuestra Oficina de Informaciones (OIRS) en Santiago, se ha trasladado nuevamente a Teatinos #180, primer piso, para los fines de recibir sus consultas y requerimientos de información de competencia institucional.

Destaca que el 50,1% fueron envíos no cobre, los que se incrementaron un 5% respecto del año precedente. “Diversas exportaciones de frutas chilenas marcaron un récord histórico en 2017, alcanzando su máximo valor exportado”, explicó el director de ProChile, Alejandro Buvinic.

Santiago, 30 de enero de 2018.- En el año 2017, las exportaciones chilenas totales de bienes sumaron US$ 68.306 millones, experimentando un crecimiento del 13% con respecto al año 2016, según un informe preparado por el Departamento Estudios Direcon -ProChile, con cifras del Banco Central de Chile.

Los embarques de cobre representaron el 49,1% el valor de las exportaciones de 2017, creciendo un 21% en comparación a lo registrado en 2016, alza impulsada principalmente por el 27% de aumento anual del precio de la libra del metal rojo.

El 50,1% de las exportaciones de 2017 correspondió a productos No Cobre, los que incrementaron sus embarques al extranjero un 5% en relación al año precedente. Este positivo desempeño fue coronado con un récord en las ventas al exterior de múltiples productos nacionales, donde destaca el vino, que superó por primera vez la barrera de los US$ 2.000 millones en envíos.

“Diversos envíos de frutas chilenas marcaron un récord histórico en 2017, alcanzando su máximo valor exportado, destacando las nueces (US$ 463 millones); paltas frescas (US$ 457 millones); limones frescos (US$ 114 millones); mandarinas frescas (US$ 88 millones); naranjas frescas (US$ 64 millones) y frutillas congeladas (US$ 49 millones)”, dijo el director de ProChile, Alejandro Buvinic.

Cabe destacar que al realizar un análisis de largo plazo, se aprecia que en los últimos 15 años, el valor de los envíos prácticamente se ha triplicado, pasando de operaciones por US$ 21.651 millones en 2003 a los US$ 68.306 millones en 2017.

Respecto de los principales socios comerciales, China continúa liderando el ranking del intercambio comercial, tras concentrar un 26% del comercio exterior, seguido por Estados Unidos, con un 16,2%, y la Unión Europea con una participación de 13,8%.

En el caso de nuestra región, Mercosur, Alianza del Pacífico, Ecuador y Bolivia representan un 19% del comercio total.

 

Nombre Publicación Reporte Anual Comercio Exterior de Chile 2017
Fecha Publicación 30 de enero de 2018
Formato PDF
Peso 747 kb
Número de Páginas 27
Descargar Documento  
El Mercurio

El Mercurio

Fuente: El Mercurio

 

Destacó la recuperación del intercambio comercial con los países de la región, con un alza de 9% en los envíos y de 17% en las importaciones.

En un año de recuperación para el comercio exterior chileno -que creció 11% versus la caída de 4% registrada en 2016-, China se coronó nuevamente como el principal socio comercial del país, con un intercambio que llegó a los US$ 31.673 millones, equivalente al 26% del total.
El gigante asiático fue el principal destino de las exportaciones del país con US$ 18.293 millones, seguido por Estados Unidos con US$ 9.990 millones y Japón con US$ 5.863 millones. De hecho, estos tres países concentraron el 51,2% de los envíos chilenos en el año recién finalizado.
Según cifras del Servicio Nacional de Aduanas, las exportaciones locales a China subieron 6,9% el año pasado concentrando el 27,4% del total, mientras que las importaciones crecieron 7% a US$ 13.380 millones (22,3% del total).
Estados Unidos se ubicó en el segundo lugar, con un intercambio que alcanzó los US$ 20.991 millones -17% del total-, pero evidenció una importante aceleración respecto a 2016: los envíos crecieron en 15,9% frente al 0,8% del ejercicio anterior y las importaciones subieron 14,7% luego de caer 12,4% en 2016.
Brasil fue el tercer socio comercial de Chile en 2017, con un intercambio que sumó US$ 9.366 millones, el cual estuvo concentrado principalmente en importaciones, las que llegaron hasta los US$ 5.650 millones con un alza de 18,8%. Y es que si bien los envíos a este país se incrementaron en 27,4% hasta los US$ 3.717 millones, Japón y Corea del Sur superaron ese monto, con US$ 5.863 millones (8,8% del total) y US$ 4.127 millones (6,2% del total), respectivamente.
En el resultado general de las importaciones, Aduanas recalcó el papel fundamental que juegan los tratados de libre comercio (TLC) que tiene nuestro país, subrayando que el 78% de los productos importados desde China ingresaron gracias al TLC que tiene Chile con este país, al igual que el caso de Estados Unidos, donde el 83% de las adquisiciones se realizó gracias al acuerdo bilateral.

Repunte en la región

Las mejores perspectivas para el crecimiento de las economías en América Latina impulsaron el intercambio comercial de Chile con la zona en el ejercicio anterior, el cual llegó a US$ 48.080 millones, 13,2% más que en 2016, cuando el comercio con los países de la región se contrajo 5%.
El resultado se explica principalmente por el crecimiento de 17% que experimentaron las importaciones tras alcanzar US$ 26.028 millones -lo que significó un importante repunte frente a la caída de 10% del ejercicio previo-, destacando los aumentos registrados por EEUU (14,7%), Brasil (18,8%), Argentina (15,2%), México (7,4%) y Ecuador (45,9%).
Los envíos hacia países de la zona también se recuperaron, exhibiendo un alza de 8,6% a US$ 22.052 millones, resaltando el aumento de EEUU (15,9%), Brasil (27,4%), Perú 10,2% y Canadá (35,1%).
“Chile durante el 2017 realizó más importaciones desde América (54%) que sus exportaciones hacia ese continente (46%), a diferencia de lo ocurrido con Asia, donde los envíos superaron en 26% a las importaciones, es decir, US$ 13.766 millones más”, indicó el reporte.

 

Fuente: Diario Financiero

Gold Coast (Australia).- Este 29 de enero se inició la segunda ronda de negociaciones de la Alianza del Pacífico, conformada por Chile, Colombia, México y Perú, con los cuatros países Candidatos a Estado Asociado (CEA): Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur, en la ciudad de Gold Coast, Australia.

Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria. (Foto: Direcon)

La delegación de Chile es encabezada por el director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria, y por el jefe (s) del Departamento Alianza del Pacífico de Direcon, Cristóbal Ramírez.

“El proceso de negociación de la Alianza del Pacífico con Australia, Canadá, Nueva Zelandia y Singapur, permitirá al bloque avanzar en el cumplimiento de uno de sus objetivos fundamentales: convertirse en una plataforma de integración económica y comercial de proyección en la región del Asia Pacífico”, dijo Urria.

Durante esta segunda ronda de negociaciones se discutirán los textos propuestos para los capítulos contemplados en la negociación.

Los acuerdos con los CEA permitirían a la Alianza del Pacífico aumentar y diversificar sus exportaciones hacia la región Asia Pacífico, prioritaria para este proceso de integración. Asimismo, permitiría el acceso a insumos y materias primas de esta región, así como permitiría un entorno más favorable para la atracción de nuevas inversiones.

Por Héctor Casanueva, Embajador de Chile, Representante Permanente ante la OMC en Ginebra.

El multilateralismo comercial vive un momento delicado, que puede llevar a un retroceso en los intercambios, por ende en el crecimiento de la economía global, y en particular de los países de menor desarrollo. Si bien la OMC y otros organismos internacionales han constatado una relativa recuperación en el comercio global para 2017, de entre un 1,8% y un 3,6%, y para 2018 de entre un 2,1% y un 4.4%, rangos que revelan, por lo demás, la volatilidad actual de estos procesos.

Estas cifras favorecerían mayores tasas de crecimiento de la economía mundial, pero se tornan inciertas a la luz de obstáculos técnicos, administrativos y logísticos existentes en países menos adelantados –que el reciente Acuerdo de Facilitación de Comercio de la OMC procura atenuar- y por las distorsiones que aún subsisten debido a las medidas que aplican los países desarrollados en su relación comercial para proteger sus mercados.

Todas las evidencias indican que la relación entre comercio internacional y desarrollo es positiva -Chile es una clara demostración de ello- y que cada vez más el dinamismo de los mercados internacionales, los intercambios transfronterizos, la evolución de las cadenas de valor orientadas al exterior, son factores de crecimiento y creación de empleo.

La reciente Conferencia Ministerial de los 164 miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) celebrada en Buenos Aires, al máximo nivel político y técnico, comprobó lo señalado, pero a la vez constató la situación complicada por la que atraviesa el comercio internacional, las complejidades de las negociaciones de liberalización en curso, y las difíciles perspectivas para continuar avanzando hacia mercados abiertos, inclusivos, seguros y dinámicos.

Las tendencias proteccionistas, que comenzaron a emerger nuevamente en 2016, las dificultades para llegar a consensos en torno a temas relevantes como los subsidios a la agricultura y a la pesca, las limitaciones en el acceso a los mercados, y la resistencia de algunos países a la incorporación del comercio electrónico, la facilitación de inversiones o el medio ambiente a las negociaciones -temas emergentes que no estaban en la agenda comercial hace 23 años cuando se creó la OMC- son algunos de los componentes principales que inciden en el momentum especial a que nos referimos.

Países como Chile, junto a los de la Alianza del Pacífico y otros de Asia, de Europa y de África, estamos intentando superar esta situación, mediante propuestas y negociaciones técnicas que conduzcan a acercar posiciones, teniendo en cuenta los objetivos de desarrollo social, económica y ambientalmente sostenible acordados en la Agenda 2030 en Naciones Unidas.

Pese a todo, en Buenos Aires, hemos llegado a acuerdos en cuestiones puntuales, pero importantes, como la extensión de la moratoria en la aplicación de aranceles al comercio electrónico, el compromiso de continuar avanzando en la eliminación de los subsidios a la pesca ilegal o sobreexplotada, seguir trabajando en torno a la economía digital, las inversiones y el medio ambiente, un acuerdo potente impulsado por Chile y otros 88 países, en torno a la incorporación de las MiPymes al comercio mundial, y un fuerte compromiso para promover la incorporación de las mujeres al comercio global. Junto con ello, hemos llegado también a un consenso fundamental para seguir avanzando en las negociaciones y reconocer el rol de la OMC en sus funciones regulares, de negociación y asistencia técnica.

Se augura, por lo tanto, un largo y laborioso proceso de negociaciones multilaterales políticas y técnicas para los próximos años en Ginebra y las capitales de los miembros de la OMC, que deberían culminar en la próxima XII Conferencia Ministerial el 2019. Todo esto es muy gravitante para Chile, por su economía abierta, exportadora, orientada al exterior.

En la cita participaron tanto miembros como países invitados.

Este miércoles finalizó la segunda jornada del Taller “Acuerdos Comerciales Regionales y Medio Ambiente: estableciendo diálogo con los actores interesados a nivel regional”, realizado en el Hotel Plaza San Francisco de Santiago. El objetivo principal del encuentro fue entablar conversaciones que faciliten el aprendizaje mutuo entre negociadores y expertos de estas áreas.

El seminario fue co-organizado por el Grupo de Trabajo Conjunto de Comercio y Medio Ambiente (JWPTE, por su sigla en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Direcon, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, entidades que fueron apoyadas por la Unión Europea (UE).

El director de Asuntos Económicos Bilaterales de Direcon, Pablo Urria, fue el encargado de inaugurar el evento, y destacó la importancia de incluir disposiciones ambientales en los Acuerdos Comerciales, para ayudar a cumplir con los estándares de organizaciones y la sociedad misma.

“Hace 10 años, Chile no era aún parte de la OCDE, sin embargo, los temas ambientales y comerciales ya eran de gran relevancia para nuestro país. Por eso estamos muy contentos de poder recibir a tantos expertos en Santiago para este taller, que en esta versión tiene como objetivo establecer un diálogo entre stakeholders regionales”, afirmó Urria.

Taller OCDE Acuerdos Comerciales Regionales y Medio Ambiente

En tanto que el jefe de la División de Integración Económica y Ambiental de la OCDE, Shardul Agrawala, indicó que “la OCDE, a través de su Grupo de Trabajo Conjunto de Comercio y Medio Ambiente, ha estado trabajando sobre los acuerdos comerciales y el medio ambiente, analizando el impacto que estos tienen en los países, la efectiva implementación de las cláusulas ambientales y en estos últimos años la forma en que pueden ser enverdecidos”.

El taller se dividió en cinco sesiones: Preparación de los acuerdos comerciales y Medio Ambiente; Experiencia Internacional y Regional en acuerdos comerciales y Medio ambiente; Evaluación medioambiental de los acuerdos comerciales; El rol de la Participación Pública, y el “enverdecimiento” de los acuerdos comerciales en inversiones.

Cabe destacar que el Grupo de Trabajo Conjunto de Comercio y Medio Ambiente lleva organizando estos talleres desde 2006, instancia en la cual se invita a países miembros y no miembros de la OCDE, gracias a eso Chile pudo participar en la primera versión que se celebró hace diez años en el país, ya que aún no era miembro de esta organización internacional.

El evento permitió generar espacios de intercambio de experiencias y un diálogo fructífero entre los expertos sobre las similitudes y las distintas visiones en la materia; así como la manera en que los países han abordado la temática respondiendo a sus realidades e intereses.

Por su parte, Paulina Nazal, Directora General de Relaciones Económicas Internacionales, manifestó que “Este asunto ha llegado para quedarse. Cada vez con más frecuencia la sociedad civil solicita que los acuerdos comerciales consideren este asunto de una manera más eficiente y, a pesar de que la mayoría de los acuerdos comerciales consideran este tema, existen desafíos que debemos enfrentar: la participación pública en acuerdos comerciales, la evaluación antes y después; así como otros temas”.

 

 

Tokio, 23 de enero de 2018.- Con acuerdo en todos los temas pendientes, concluyó la ronda técnica de los jefes negociadores y asesores legales de los 11 países firmantes del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés), más conocido como TPP11 tras la salida de Estados Unidos.

En noviembre de 2017 se realizó la Reunión Ministerial TPP, en Da Nang, Vietnam, en el marco de la Cumbre de Líderes de APEC. (Foto: Direcon)

“Ha sido una negociación intensa que recién terminó anoche, a última hora en Tokio. Este acuerdo es un hito internacional, mundial. Tenemos la plena confianza que será firmado en Chile a principios de marzo. Es un gran éxito para la política exterior de nuestro país, porque la idea de seguir adelante sin Estados Unidos, haciendo algunas modificaciones al texto, surgió en el Diálogo de Viña del Mar que hicimos en marzo de 2017, en la reunión de cancilleres y ministros de comercio. Es una gran noticia para la creación de empleos y prosperidad para la región Asia Pacífico”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz.

Cabe recordar que el instrumento acordado entre los 11 países suscriptores del TPP, preserva el contenido original de dicho acuerdo, incluidos todos los elementos de acceso a mercados y sus disciplinas relacionadas. El único ajuste acordado es la lista de disposiciones suspendidas o de no aplicación entre los 11 países, lista que se publicó en Vietnam junto a la Declaración de Ministros, en el marco de la Cumbre de Líderes APEC en noviembre pasado.

“El acuerdo mantendrá, en su integridad, el contenido del TPP original. Para la entrada en vigor, la cláusula indica que 6 países deben ratificarlo, es decir 50% + 1”, detalló Paulina Nazal, directora general de la Direcon.

El 8 de marzo es la fecha que estaría pre acordada por los ministros para la firma del acuerdo en Chile, en un lugar por definir.

Uno de los hitos del evento fue el anuncio de que comenzará a operar en Santiago una oficina del China Council for the Promotion of International Trade- CCPIT, organismo símil a ProChile, encargado de promover el comercio exterior y las inversiones. Será la segunda del organismo en Sudamérica.

 

Santiago, 23 de enero de 2018.- Más de 300 empresarios de Chile, China, y de países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de sectores tan diversos como servicios, alimentos y minería, participaron esta mañana del Foro “Nuevas Oportunidades en la Cooperación China-CELAC, la Franja y la Ruta”. El encuentro, patrocinado por el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional, y organizado por Direcon-ProChile, tuvo como objetivo generar un espacio para debatir sobre las nuevas oportunidades de cooperación, comercio e inversiones. Esta es la segunda vez que se realiza este Foro en nuestro país.

La actividad fue inaugurada por los cancilleres de Chile y China, Heraldo Muñoz y Wang Yi, y contó con la participación de la directora general de la Direcon, Paulina Nazal; del director de ProChile, Alejandro Buvinic; el viceministro de la Comisión Estatal de Desarrollo y Reformas de China, Wang Xiaotao; el vicepresidente del China Council for the Promotion Of International Trade (CCPIT), Chen Zhou; la subsecretaria General de la Cámara de Comercio Internacional de China, Zhang Yi; además de empresarios y autoridades de ambos países y de CELAC.

“Es una gran satisfacción recibir al canciller de China, a su delegación, y a los empresarios que han venido desde China, en una demostración más que la distancia que existe entre América del Sur y China se está acortando cada vez más. Estos son tiempos de integración, son tiempos de conectividad, no solo terrestre y marítima, como fue hace siglos la ruta de la seda, sino que también área, y digital. Tal como lo dijo el Presidente Xi Jinping al lanzar la gran iniciativa La Franja y La Ruta, las posibilidades que se abrirán para todos los países involucrados serán enormes, y esperamos que América Latina y el Caribe también sean parte de este proyecto y así lo hemos escuchado en la invitación de nuestros colegas chinos”, dijo el Canciller Heraldo Muñoz.

Foro Empresarial #CELACChina

Durante la jornada, Paulina Nazal, directora general de la Direcon señaló que “el propósito central de esta reunión fue impulsar mayor cooperación, fomentar el desarrollo de negocios y alianzas estratégicas para el desarrollo de inversiones, y prospectar oportunidades en China, a través de la iniciativa La Franja y la Ruta. Para nosotros, la realización del encuentro en Santiago, demuestra el potencial que ellos ven en Chile como un país puente, que permite el acercamiento con CELAC y con Latinoamérica”.

Las sesiones de trabajo se dividieron en tres paneles: Panorama Económico y Comercial China-CELAC; Oportunidades de Inversión; y Facilitación de Operaciones de Negocios e Inversiones.

“Hubo más de 300 empresas inscritas, chinas, chilenas y de los países miembros de CELAC de distintos sectores. Solo desde China llegaron 75 instituciones, entre empresas y organizaciones públicas. Esto evidencia el amplio interés de este país en nuestra región en proyectos de ingeniería y construcción, energía y electricidad, transporte, ciudades inteligentes, arquitectura, proyectos ferroviarios, entre otros”, dijo Alejandro Buvinic.

Promoción de China en Chile


Uno de los hitos del evento fue el anuncio del inicio de operaciones en Santiago de la oficina del China Council for the Promotion of International Trade (CCPIT), organismo símil a ProChile, encargado de promover el comercio exterior y las inversiones. El anuncio cobra gran relevancia por la elección de nuestro país, ya que es la segunda oficina que la CCPIT abre en Sudamérica y la cuarta en Latinoamérica. 

CCPIT tiene a la fecha 19 oficinas en el mundo: Hong Kong y Macau, Japón, Corea, oficina en el Golfo Pérsico, Australia, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Rusia, Singapur, Polonia, Indonesia y en Latinoamérica: México, Costa Rica y Brasil.

Comercio Chile – China


China es el primer socio comercial de Chile. Para el país asiático, somos su tercer socio comercial en Latinoamérica. El 2017 el intercambio comercial entre ambos países alcanzó US$ 34.305 millones, aumentando un 9% respecto al año anterior y representando un 27% del comercio exterior chileno.

Las exportaciones cerraron con envíos por US$ 18.752  millones, incrementando un 8% respecto a lo acumulado en 2016. Los principales crecimientos se concentraron en las exportaciones no cobre, entre ellas; vino embotellado, litio, paltas, salmón, ganado, centolla, jibias, arándanos congelados y quesos, por nombrar algunos.

Chile y China tienen un Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente desde el año 2006. Además, en noviembre de 2017 se firmó su ampliación, convirtiendo a Chile en el primer país del mundo en profundizar un TLC con China.

 

“Fue una ronda muy sustantiva, profunda, donde se pusieron los textos y expectativas de ambas partes. Esto nos permitirá avanzar en propuestas concretas para llegar a un resultado satisfactorio en el mediano plazo”, dijo el jefe negociador y director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria.

Santiago, 19 de enero de 2018.- Tras una intensa semana de trabajo, concluyó este viernes la primera ronda de tratativas para la modernización del Acuerdo de Asociación (AA) Chile – Unión Europea. El encuentro que comenzó este lunes 15 de enero, estuvo liderado por el jefe negociador de Chile, Pablo Urria, y su contraparte de la UE, Matthias Jorgensen. El anuncio oficial de este proceso se hizo en noviembre pasado, en una reunión en Bruselas, Bélgica, encabezada por el Subsecretario de RREE, Edgardo Riveros, y por la directora ejecutiva para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Edita Hrdá.

Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon y jefe negociador de Chile, hizo un balance positivo del encuentro, destacando que se pusieron sobre la mesa la mayoría de los textos que se empezarán a negociar.

“Fue una ronda muy sustantiva, profunda, donde se pusieron los textos y expectativas de ambas partes. Esto nos permitirá avanzar en propuestas concretas para llegar a un resultado satisfactorio en el mediano plazo. Otro elemento muy positivo fue el ejercicio de compartir el trabajo de la semana en una reunión con la sociedad civil realizada este viernes en la cual llegaron cerca de 30 asistentes, en el marco del proceso de transparencia que encabezamos en la Direcon”, explicó Urria.

Otro tema destacado por los jefes negociadores de ambas delegaciones, fue lo referente a la incorporación de los nuevos temas en el proceso de modernización, como el medioambiental, laboral, género y comercio, entre otros, que permitirán alcanzar al final de las tratativas un acuerdo que haga frente a los desafíos actuales del comercio internacional.

Durante la semana, sesionaron los grupos de Obstáculos Técnicos al Comercio, Servicios, Energía, comercio de bienes y servicios financieros, medioambiente, género y comercio, laboral, reglas de origen, trasparencia, propiedad intelectual y telecomunicaciones, entre otros.

Comercio Chile-UE

Desde la entrada en vigencia del pilar comercial, en 2003, el comercio bilateral se ha duplicado, creciendo a una tasa promedio anual del 6%, pasando de US$ 8.578 millones en 2003 a los US$ 18.410 millones en 2017.

La UE es el tercer socio comercial más importante de Chile, con un 14% del comercio total de bienes (al 2017).

En materia de inversiones, la Unión Europea es el mayor inversionista extranjero en Chile, con 35% del stock (a 2016). Los principales sectores receptores son Electricidad, gas y Agua (34%), Minería (16%), Servicios Financieros (15%) y Comunicaciones (10%). Los principales orígenes de las inversiones son provenientes de España (57%), Reino Unido (20%) e Italia (5%).

Valdivia, 19 de enero de 2018.- La directora general de la Direcon, Paulina Nazal, culminó hoy una visita de dos días a la Región de Los Ríos donde llegó para participar de distintas actividades en el marco de la realización del Congreso Futuro Los Ríos. Durante su estadía también visitó una empresa exportadora que trabaja con soluciones biodegradables para la industria alimentaria.

Su primera actividad fue el cierre del seminario “Las Mujeres en el nuevo contexto del Comercio Internacional: Desafíos y Oportunidades”, realizado en el Club de la Unión de Valdivia, donde le señaló a las cerca de 30 empresarias y ejecutivas líderes de la región presentes que “desde la Direcon hemos impulsado fuertemente los temas de Género y Comercio, porque estamos convencidos de la importancia de la inclusión de la mujer en el comercio internacional. Con miras a ayudar en el cumplimiento de ese objetivo, en 2016 negociamos con Uruguay el primer acuerdo comercial que incluye un Capítulo de Género y Comercio, el cual replicamos en la negociación con Argentina, en la modernización del acuerdo con Canadá, y hoy forma parte de las negociaciones con la Unión Europea y de la Alianza del Pacífico con los estados asociados”.

Durante el seminario, además expusieron la jefa del Departamento de Género de la Direcon, Nicole Verdugo quien entregó un panorama del contexto actual de la posición de la mujer en la economía mundial. Otro tema importante tratado fue la próxima realización del año APEC Chile 2019. La jefa del departamento de APEC de la Direcon, Krasna Bobenrieth, les entregó a las presentes un resumen de lo que implicará ser sede APEC, en cuanto a lo logístico y lo temático, y señaló que una de las propuestas a las nuevas autoridades será incluir el tema de Participación Económica de la Mujer como una de las prioridades que tendrá Chile durante este año, y la plena participación de las capacidades de las regiones de nuestro país en este importante desafío.

Por la tarde, Paulina Nazal realizó una visita a la empresa Bioxiplas, especializada en “soluciones biodegradables”, que produce uniformes de plásticos biodegradables para plantas de proceso de alimentos a nivel industrial, y es liderada por la empresaria Loreto Mendoza, la cual en 2017 inició sus exportaciones a Colombia gracias al apoyo de ProChile y al encuentro exportador ENEXPRO. “El trabajo que está haciendo aquí Loreto es un ejemplo de la capacidad de innovar y producir productos con alto valor agregado y que son sustentables y amigables con el medio ambiente”.

Congreso del Futuro

La visita a la región finalizó hoy viernes, con la participación de la directora general Paulina Nazal en la jornada final del Congreso del Futuro realizada en el Aula Magna de la Universidad Austral de Chile.

“Espacios como la realización del Congreso Futuro en regiones, y hoy en la región de Los Ríos, apuntan a superar el centralismo intelectual que existe en nuestro país pues brindan la oportunidad para que las regiones participen activamente, tanto en las discusiones país como en la toma de decisiones”, señaló Nazal durante la inauguración del evento.

Además la directora lideró el panel “Agenda de Género y desafíos futuros”, que contó con la presencia de la Diana Maffia, PhD en Filosofía de la Universidad de Buenos Aires e Investigadora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género (UBA); de la abogada Yanira Zúñiga (UACh), cuya línea de investigación se relaciona con derechos humanos y género; y la antropóloga Debbie Guerra Maldonado, que desde 2016 es consejera del INDH.

“Incorporar a las mujeres y empoderarlas para su plena participación de la actividad económica resulta fundamental para construir economías más fuertes, establecer sociedades más justas, y mejorar la calidad de vida de nuestros países”.

El anuncio oficial de este proceso se hizo en noviembre pasado, en una reunión en Bruselas, Bélgica, encabezada por el Subsecretario de RREE, Edgardo Riveros.

Santiago, 15 de enero de 2018.- Desde este lunes y hasta el 19 de enero se llevará a cabo la segunda reunión y ronda inicial para la ampliación del Acuerdo de Asociación (AA) entre Chile y la Unión Europea. La directora general de la Direcon, Paulina Nazal, y el jefe de la Unidad para las relaciones con América Latina en la Dirección General de Comercio Exterior de la Unión Europea, y jefe negociador, Matthias Jørgensen, abrieron la ronda enfatizando en la importancia de la modernización del AA, que este 2018 cumple 15 años de vigencia.

“Tras casi 15 años de vigencia del Acuerdo de Asociación, la relación entre Chile y la Unión Europea es profunda y multisectorial. En el pilar económico, este acuerdo nos abrió las puertas a una de las mayores economías del mundo, y hoy el bloque es nuestro tercer socio comercial y principal inversionista. Pero es momento de modernizar el acuerdo, incluyendo nuevos temas como energía, género, medioambiente, pymes, servicios e inversiones, entre otros, y en estrecho diálogo con la sociedad civil”, dijo Paulina Nazal.

Las reuniones técnicas serán lideradas por Pablo Urria, director de Asuntos Bilaterales y Jefe Negociador de Chile, y por Matthias Jørgensen. Entre los temas a tratar estarán los relativos a Obstáculos Técnicos al Comercio; Servicios; Solución de Controversia; Energía; Género; Aduanas y Facilitación Comercial, y Propiedad Intelectual.

El viernes 19 de enero a las 17:30, los Jefes Negociadores entregarán el reporte final de esta semana de trabajo, que incluirá todos los temas debatidos y las respectivas conclusiones de las distintas mesas que se realizaron a lo largo de la semana.

Comercio Chile-UE

Desde la entrada en vigencia del pilar comercial, en 2003, el comercio bilateral se ha duplicado, creciendo a una tasa promedio anual del 6%, pasando de US$ 8.578 millones en 2003 a los US$ 18.410 millones en 2017.

La UE es el tercer socio comercial más importante de Chile, con un 14% del comercio total de bienes (al 2017).

En materia de inversiones, la Unión Europea es el mayor inversionista extranjero en Chile, con 35% del stock (a 2016). Los principales sectores receptores son Electricidad, gas y Agua (34%), Minería (16%), Servicios Financieros (15%) y Comunicaciones (10%). Los principales orígenes de las imversiones son provenientes de España (57%), Reino Unido (20%) e Italia (5%).

La UE y Chile coinciden en el papel crucial de las PYMEs: el 38% de las empresas chilenas que exportan a la UE son PYMEs.

Santiago, 12 de enero de 2018.- Más de 40 personas participaron este viernes en la 4° Conferencia de Cadenas Globales de Valor, Comercio y Desarrollo, organizada por la Direcon, el Banco Mundial, el Center for Economic Policy Research (CEPR ) y el European Centers for Advanced Research on Economic and Statistic (ECARES), y que se desarrollará hasta mañana en el hotel Atton, en Vitacura. Es la primera vez que este encuentro de carácter mundial se hace en Latinoamérica.

La directora general de la Direcon, Paulina Nazal, explicó en la Conferencia que para Chile es fundamental integrarse cada vez más en las Cadenas Globales de Valor (CGV), en etapas productivas que impliquen entregar mayor valor agregado a los productos.

“Según un reciente estudio de la OCDE sobre nuestro país, el 32% del total de nuestras exportaciones son materias primas, procesadas en China y en países del Hemisferio Norte. Este es un porcentaje relativamente alto, comparado a otros países de la Organización”, puntualizó Nazal.

“Es fundamental para una economía como la nuestra la inserción en las cadenas globales de valor, ya que abre importantes oportunidades para las compañías locales y su integración en la economía global”, agregó la máxima autoridad de la Direcon.

La jornada de este viernes, contó con la participación de expositores como Rodrigo Wagner, del Centro de Desarrollo Internacional en la Universidad de Chile; Paola Conconi, del centro ECARES de la Universidad de Bruselas; Andrew Bernard de Tuck School of Business, y Lorenzo Caliendo de Yale University; entre otros reconocidos expertos internacionales.

Los participantes presentaron diferentes variables que están afectando actualmente el comportamiento de las cadenas globales de valor. Por ejemplo, el impacto de las legislaciones de países vecinos para las oportunidades de integración comercial.

Al respecto, Nazal explicó los esfuerzos de Chile por sumar a más empresas en las CGV.

“Hemos incorporado las CGV en capítulos de cooperación en los acuerdos que firmamos el 2017: con Argentina, en la modernización del Tratado de Libre Comercio con China, y en el nuevo acuerdo económico comprehensivo con Indonesia. Ciertamente, esto permitirá seguir avanzando en la inserción de las cadenas globales de valor en nuestra economía”, detalló Paulina Nazal.

La 4° Conferencia de Cadenas Globales de Valor, Comercio y Desarrollo, se extenderá hasta mañana.

La evaluación realizada por la OCDE compara la experiencia de Chile con aquellos países como Suecia, Alemania e Italia en el desarrollo y perspectivas competitivas para los sectores de Minería, Energía Solar y Alimentos. Y enfatiza las brechas que persisten en áreas como la innovación y el conocimiento.

La presentación y entrega del documento se realizó en el marco del “Segundo Encuentro: Confianza, Crecimiento y Desarrollo Productivo Sostenible”, organizado por Corfo, Direcon (Ministerio de Relaciones Exteriores) y CPC.

Con la presencia de destacados representantes del mundo público y privado, OCDE hizo entrega del documento “Revisión de Políticas de Transformación Productiva de Chile” en el que realiza un análisis detallado sobre la agenda de desarrollo productivo de Corfo y expone cómo los actuales cambios globales y tecnológicos ofrecen al país nuevas oportunidades para la transformación económica del país.

En la actividad participaron la directora de Asuntos Multilaterales de la Direcon, Marcela Otero, así como Natalia Piergentili, Subsecretaria de Economía, Mario Pezzini, Director del Development Centre OCDE, Mario Cimoli, Director de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la CEPAL, Eduardo Bitran, Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, entre otras autoridades. Según explicaron, el informe recomienda a Chile avanzar hacia una actualización del modelo para continuar su desarrollo hacia la diversificación y sofisticación productiva.

“El documento es un importante aporte en la dirección de una agenda nacional de desarrollo económico, basada en el impulso de nuevos sectores productivos. Esto es fundamental en el esfuerzo que estamos haciendo por avanzar en una integración comercial internacional, que se base en una estructura exportadora más diversificada y que deje atrás el actual patrón basado en la explotación de nuestros recursos naturales”, explicó Marcela Otero.

El documento señala que la minería seguirá siendo un factor clave de crecimiento en el futuro, pero debe generar un cambio. El sector enfrenta límites en términos de su capacidad futura para generar empleos, dado el movimiento hacia la minería automatizada. Además, el estudio asegura que el sector deberá abordar su creciente intensidad de consumo energético, ya que representó el 20% del consumo total de energía doméstica en Chile en 2015, un 7% más alto que en 2000.

Asociado al desafío para la minería, está el vigoroso despliegue de la industria solar. Al respecto, el documento señala que si bien las condiciones para el desarrollo de una industria de gran escala están dados en nuestro país, es necesario abordar tempranamente los desafíos tecnológicos vinculados a la adecuación de las actuales soluciones de alta radiación del Norte de Chile.

En relación a la agricultura y la industria agroalimentaria, el informe señala que ambos sectores son importantes impulsores del crecimiento de las exportaciones chilenas. “Representan el 8% del PIB de Chile y contribuyen sobre el 20% de las exportaciones nacionales y el 17% de la fuerza laboral”. Sin embargo, la evaluación indica que el país exporta principalmente productos primarios para el consumo.

En relación a la innovación, destaca la baja inversión del sector público y privado. Con un gasto aproximado de USD 1,2 mil millones de dólares en investigación y desarrollo (0.39% del PIB), Chile tiene uno de las intensidades de I + D más bajas de todos los países de la OCDE. Por otra parte, la contribución del sector privado – 33% del gasto total en I + D- es significativamente inferior a los países OCDE, cuyo promedio es de alrededor del 68%”.

Otra de las conclusiones relevantes abordadas por el estudio, es la baja especialización y preparación de los chilenos en áreas relevantes para la competitividad del país. Se enfatiza que solo el 3% de los graduados lo ha hecho en el área TIC, mientras que el 1% en ciencias naturales, matemáticas y estadística. Es decir, la más baja participación de todos los países de la OCDE.

Política de Transformación Productiva

El 2014 el Gobierno de Chile hizo pública la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento, a fin de sentar las bases de un desarrollo y crecimiento sostenible. En ese contexto, se pusieron en marcha los Programas Estratégicos de Especialización Inteligente (PEEI), “Transforma”, que tienen el objetivo de contribuir a mejorar la competitividad en ámbitos donde existe alto potencial de generación de valor o crecimiento, mediante un proceso de diálogo y coordinación, que busca identificar brechas y oportunidades, tanto a nivel productivo como tecnológico, que estén limitando el crecimiento.

El propósito final de estas iniciativas es lograr pasar de una economía basada en los recursos naturales a una basada en el conocimiento, donde las actividades económicas sean capaces de producir nuevos bienes y servicios, favoreciendo el desarrollo industrial y la generación de polos de innovación y emprendimiento regionales.

 

Ver estudio